Mustafá Troncoso, el extremo saharaui del Marbella F.C. que nació en el desierto

Mustafá Troncoso, el extremo saharaui del Marbella F.C. que nació en el desierto

En la convocatoria del Marbella F.C. que jugará este domingo en Córdoba se encuentra Mustafá Azman Zeinha. O Mustafá Troncoso. Un jugador con dos nacionalidades. Tres, si me apuran. Y una historia de superación y privaciones detrás.

Mustafá nació en Tinduf, una ciudad argelina en la que se encuentran cinco campos de refugiados saharauis que llevan por nombre los de ciudades de la República Saharaui: El Aaiún, Smara, Auserd, Dajla… En el de Dajla nació Mustafá y allí descubrió el fútbol de pies desnudos, pelotas de trapo, líneas de piedras y redes imaginarias. El tiempo pasaba lento y los partidos duraban hasta que el sol se ponía.

Su suerte empezó a cambiar a los once años. En ese 1999 Mustafá fue acogido dentro del programa “Vacaciones en paz” por la familia Troncoso de Sanlúcar la Mayor (Sevilla). Una familia normal -normal no: muy generosa- con un padre -Ángel- una madre-Magdalena Espinar- y dos hijos -Ángel y Magda-. Tres con Mustafá, que desde el primer momento fue querido como uno más. Que hubieran conocido de primera mano la realidad de los campos de refugiados les ayudó a empatizar más si cabe con la situación que viven los saharauis. Lo que empezó como un proyecto de seis meses terminó siendo una nueva vida.

(…)

Leer artículo completo en el original: Mustafá Troncoso, el extremo que nació en el desierto – Toni Cruz