Nueva Zelanda acusada de complicidad en la ocupación marroquí del Sáhara Occidental a través de «fosfato de sangre saharaui» | ECS

Nueva Zelanda acusada de complicidad en la ocupación marroquí del Sáhara Occidental a través de «fosfato de sangre saharaui» | ECS
Los activistas han rastreando un barco con destino a Nueva Zelanda que contenía una cantidad desconocida de rocas de fosfato saharaui que se extrae y exporta ilegalmente Marruecos desde el Sáhara Occidental. Marruecos, potencia ocupante, es el mayor productor y exportador de fosfatos en el mundo.El escritor y activista neozelandés, Bruce Munro, informó sobre el viaje del barco en el Otago Daily Times el pasado 15 de julio. Dijo que había navegado durante 44 días, sin revelar la naturaleza de su carga o el hecho de que se dirigía a Nueva Zelanda. Kamal Fadel, representante del Frente Polisario en Australia, dijo a la ODT que esta omisión ha sido intencionada.(…)

El granelero, el Venture Pearl, ahora figura en la lista de «fertilizantes» y espera atracar en los puertos de Tauranga y Bluff en Nueva Zelanda el 26 de julio y el 1 de agosto. Los activistas que rastrean el barco dijeron que cargaron su carga en la ciudad portuaria de El Aaiún en el Sáhara Occidental ocupado.

Munro escribió: «En todo el mundo, las dos compañías de fertilizantes más grandes de Nueva Zelanda, Ravensdown y Ballance Agri-Nutrients, son los únicos y sustanciales compradores extranjeros de fosfato del Sáhara Occidental.

“Pone a Nueva Zelanda en el foco político internacional porque el Sáhara Occidental no es un territorio soberano sino una región ocupada por Marruecos.

“Los saharauis acusan a las compañías de fertilizantes de Nueva Zelanda de ayudar a apuntalar su opresión. De la misma manera en que los diamantes de sangre se refieren a piedras preciosas extraídas para financiar las actividades de un señor de la guerra, dicen que lo que se está extrayendo en el Sáhara Occidental se denomina correctamente «fosfato de sangre».

Mohamed Dihan, que vive en El Aaiún, le dijo a la ODT: «La complicidad del gobierno de Nueva Zelanda con las compañías Ballance y Ravensdown y el silencio del pueblo neozelandés están aumentando el sufrimiento del pueblo saharaui en los territorios ocupados y en campos de refugiados.

«Hoy vivimos bajo un régimen de apartheid que está tratando de matar al pueblo saharaui mediante el uso de una nueva arma, es decir, para reducir el crecimiento demográfico al privar a nuestra gente de los derechos económicos, sociales y explotar nuestra riqueza», dijo.

(…)

Fadel le dijo a ODT que las compañías extranjeras que compran fosfatos del Sáhara Occidental animan a Marruecos a mantener la ocupación.

«Proporcionan legitimidad y financiamiento a Marruecos y niegan a nuestra gente un recurso vital que necesitaríamos para reconstruir nuestro país después de décadas de conflicto y sufrimiento», agrega Fadel.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Adern, es consciente de la ocupación de Marruecos cuando visitó los campos de refugiados saharauis en Argelia en 2008. Incluso mencionó el Sáhara Occidental en su discurso inaugural en el parlamento.

Fadel refutó a los voceros de ambas compañías de Nueva Zelanda que dijeron a ODT que su comercio es legal según las normas de la Unión Europea. Dijo que Nueva Zelanda no debe comerciar con Marruecos hasta que el pueblo saharaui haya tenido un verdadero referéndum sobre la autodeterminación.

Hizo un llamado al gobierno de Nueva Zelanda para que «haga lo correcto» y «ponga fin» a las importaciones de fosfato del Sáhara Occidental hasta que Marruecos haya permitido un referéndum sobre la autodeterminación del pueblo saharaui.

Artículo completo publicado en ECSaharaui.com por Susan Price/ODT | ECS : Nueva Zelanda proporciona legitimidad y financiamiento a Marruecos a través de «fosfato de sangre saharaui»