“O ganamos toda la patria o perdemos toda la patria”, sentencia Mohamed Ali Ali Salem, embajador de la RASD en América Latina | La tinta

“O ganamos toda la patria o perdemos toda la patria”, sentencia Mohamed Ali Ali Salem, embajador de la RASD en América Latina | La tinta

 

La lucha del pueblo saharaui por su libertad e independencia es constante, mientras Marruecos, la fuerza ocupante, redobla la represión ante el silencio del mundo.

Por Leandro Albani para La tinta

“O ganamos toda la patria o perdemos toda la patria”, sentencia Mohamed Ali Ali Salem, embajador de la República Árabe Democrática Saharaui (RADS) en misión en América Latina. Con esa frase concreta y clara de entender, Salem resume la lucha histórica del pueblo saharaui por su territorio y por la conformación de un Estado propio en el norte de África.

“Nosotros queremos que el tema se resuelva en términos de paz, mediante Naciones Unidas y la Unión Africana, y lo que pueda aportar la Unión Europea y los países de América. Dentro de la legalidad internacional, nosotros vamos a recuperar nuestra tierra”, explica Salem en diálogo con La tintaPero también deja flotando una inquietud que late cada vez con más fuerza entre la población saharaui: “¿Por la vía armada? Por qué no”.

La historia del Sahara Occidental es la historia de la colonización europea en África, en este caso, encabezada por España. Y después de la retirada española, en octubre 1975, la historia se escribe con la ocupación ilegal de buena parte del territorio por la monarquía de Marruecos y de la resistencia del Frente Polisario.

El Sahara Occidental es un territorio ubicado sobre las costas africanas del océano Atlántico, tiene una extensión de 284 mil kilómetros cuadrados y considerado la última colonia de África. El pueblo saharaui, conformado por un millón de personas, se encuentra repartido en tres partes. Pese las divisiones impuestas, todos y todas exigen la autodeterminación y el respeto de sus derechos. La ocupación ilegal de Marruecos desencadenó que miles de saharauis tuvieran que exiliarse; otra parte, refugiarse en los campamentos en la provincia de Tinduf, en el sur de Argelia, y el resto vivir en su territorio originario bajo la represión de las fuerzas de seguridad marroquíes.

Sahara Occidental Mohamed Ali representante Latinoamerica la-tinta
Imagen: Mohamed Ali Ali Salem, embajador de la RADS en misión en América Latina

Una de las razones para que Marruecos se niegue a reconocer el Sahara Occidental y, al mismo tiempo, ocupe su territorio y despliegue una represión sostenida contra la población se debe a su posición geográfica estratégica. Tiene una costa de 1.500 kilómetros de largo y está a 15 minutos en avión de las Islas Canarias. En la costa saharaui, existe un banco pesquero con las más variadas especies en el mundo, entre ellas, pulpos, atún, sardina y todo tipo de mariscos. A su vez, el Sahara Occidental tiene una de las mayores reservas de fosfato, con una gran importancia para la agricultura.


En esta charla con Mohamed Ali Ali Salem, el representante saharaui se refiere a la situación de los campamentos de refugiados en medio de la pandemia del coronavirus, de la intransigencia marroquí ante las resoluciones de Naciones Unidas (ONU) y de la posibilidad concreta de que el Frente Polisario junto al pueblos del Sahara Occidental vuelvan a tomar las armas para lograr su libertad total.

(…)

Leer artículo completo en el original: “Marruecos sigue con su intransigencia en la ocupación del Sahara Occidental” | La tinta