OPINIÓN: Ir en contra de la legalidad internacional se paga caro – Por Alberto Maestre Fuentes

OPINIÓN: Ir en contra de la legalidad internacional se paga caro – Por Alberto Maestre Fuentes
 
Por Alberto Maestre Fuentes
 
Madrid (ECS). – Para el profesor y experto en el tema del Sáhara Occidental, Dr. Alberto Maestre, ir en contra de la legalidad internacional en el Sáhara Occidental se paga caro. «Hace tiempo que voy advirtiendo que la postura adoptada por el gobierno de Pedro Sánchez respecto al territorio no autónomo del Sahara Occidental conllevaría nefastas consecuencias para los intereses españoles», ha asegurado Maestre.
 
El gobierno argelino retiró hace unos meses a su embajador de Madrid y ahora acaba de dar un paso más, con el anuncio de que rompe el Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación con España, firmado en 2002.
 
Esta decisión adoptada es como consecuencia del apoyo del gobierno Sánchez al plan de autonomía marroquí sobre el Sahara Occidental, tal como reconocen las autoridades argelinas.
 
El presidente Sánchez dice, sin ningún tipo de rubor, que el plan marroquí es el más “realista” para solucionar el problema saharaui, que recordemos fue motivado por la nefasta política española respecto a dicho territorio.
 
Una solución que no es justa pues las Resoluciones de la ONU son inequívocas y no cabe otra que no pase por el derecho inalienable del pueblo saharaui a la autodeterminación.
 
Todo lo que no prevea esta vía es papel mojado y no se ajusta a lo que dictamina el derecho internacional para los pueblos sometidos a colonización.
 
«Hace años y en mi tesis doctoral lo dejé bien argumentado que no se entendía la postura española tan ligada a los intereses de Rabat a costa de ir en contra de la legalidad internacional de forma tan descarada», ha explicado.
 
El presidente Sánchez ha vuelto a intentar en el Parlamento de Madrid convencer a los grupos parlamentarios de que la postura adoptada es la más conveniente para la resolución de este problema de descolonización.
 
Realmente ha dado bastante lástima pues su postura es totalmente insostenible y contraria a ley.
 
El presidente está haciendo mucho más por la descolonización del Sahara Occidental que sus predecesores, esto es verdad, pero evidentemente esta no es su intención o sí.
 
Quizás estamos ante un presidente de gobierno que va más allá y está ayudando a poner las vías para solucionar el conflicto saharaui mediante el ejercicio de la autodeterminación e independencia final.
 
Pero mucho nos tendría que engañar el Doctor Sánchez. «No lo veo de esa talla de políticos de antaño que tanto escasean actualmente», subraya.
 
En el parlamento español el PSOE, el partido de Sánchez, se ha quedado totalmente solo en la defensa de lo indefendible.
 
Ni el partido que forma la coalición del gobierno, PODEMOS, se ha sumado a las tesis promarroquíes de Sánchez. Todos los partidos están en contra y son la mayoría parlamentaria. Una victoria para la causa saharaui sin ningún tipo de duda.
 
Sánchez mientras tanto sigue enrocado utilizando las mismas argucias que sus amigos marroquíes.
 
Habrán valorado las consecuencias de ello o no.
 
«Me niego a creer que el gobierno del Reino de España no utilice el servicio de asesores sobre la materia que debería tener», lamenta Maestre.
 
Pero bueno también tenían asesores y servicios de inteligencia y la Marcha Verde, no solo se realizó, sino que además consiguió impunemente su objetivo.
 
Argelia que defiende el derecho del pueblo saharaui, siempre se comportado como un socio fiable. ¿Quizás, al observar cómo actúa Marruecos y los resultados tan positivos que obtiene de España le hagan recapacitar y escoja esa misma vía? «Hace unos meses en el marco de unas conferencias del Centro de Estudios sobre el Sahara Occidental de la Universidad de Santiago de Compostela, mi ponencia trataba precisamente sobre las relaciones hispano argelinas. En ella indicaba la conveniencia española de cuidar y trabajar por tener unas mejores y privilegiadas relaciones con Argelia, sin descuidar las marroquíes», recalca.
 
Argelia es vital para los intereses españoles y no se pueden dañar las relaciones bilaterales.
 
España debería primar estas relaciones y por ende con las del pueblo saharaui que mantiene vivo el idioma castellano y que hasta 1975 ostentaban la nacionalidad española.
 
Los Saharauis que fueron traicionados de forma descarada por quien tenía que llevarlos a la independencia y que antepuso, como ahora, las relaciones con Marruecos a costa de le legalidad internacional.
 
El gobierno español se ha metido en una espiral complicada de reconducir.
 
Su postura en contra de las resoluciones de Naciones Unidas que prevé el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y tomar oficialmente parte del país que ocupa dos tercios del Sahara Occidental va a traer consecuencias difíciles de prever. El primer suministrador de gas a España, es Argelia no lo olvidemos.
 

Origen: Ir en contra de la legalidad internacional se paga caro