Oubbi Buchraya afirma que la creciente solidaridad con el pueblo saharaui demuestra que la justicia y la victoria son inevitables

Oubbi Buchraya afirma que la creciente solidaridad con el pueblo saharaui demuestra que la justicia y la victoria son inevitables

 

 
Mourad R./ Ahmed Z.
 
ECS. Madrid. | El representante del Sáhara Occidental en Europa concedió una entrevista con el digital Algérie Patriotique donde habló de distintos temas que afectan a la causa saharaui, especialmente los desarrollos en este último año.
 
“Diplomático e incansable activista, Oubi Bouchraya Bachir, es el representante de la República Saharaui en Europa, un decidido defensor de los intereses saharauis, es sin duda uno de los más talentosos y dinámicos de su generación. Y al recorrer el Viejo Continente, explica una y otra vez a todos sus interlocutores los vaivenes de la cuestión saharaui así como su convicción compartida por los justos de todo el mundo de que solo la justicia puede traer la paz.” Con estas introductorias palabras, el digital argelino presentaba al encargado del Frente Polisario en Europa y la Unión Europea.
 
A modo general, fue preguntado por la cuestión saharaui y la resistencia de su pueblo: “Efectivamente, la cuestión saharaui está presente a pesar de todo, hoy más que nunca e incluso que existe un consenso regional, continental e internacional para solucionar el conflicto de acuerdo a la legalidad internacional, respetando el derecho inalienable del pueblo saharaui a la autodeterminación e independencia. Se trata de un paso necesario e ineludible para garantizar la seguridad y estabilidad en la región. Todas las apuestas, pasadas y presentes, para liquidar la causa saharaui han fracasado, incluida la apuesta por la dilación para provocar una especie de “cansancio” en la comunidad internacional y en el pueblo saharaui pensando que se quedará sin fuerzas tras 30 años de pasividad. En realidad, ha ocurrido exactamente lo contrario: el pueblo saharaui, especialmente desde la reanudación de la lucha armada, se ha movilizado de manera extraordinaria y se ha mostrado dispuesto a pagar el precio que necesita para recuperar sus derechos.”
 
“Tengo fe en la capacidad legendaria del pueblo saharaui para resistir, innovar constantemente y frustrar conspiraciones en su contra, aunque los medios y recursos, comparados con los que dispone el ocupante, son asimétricos.”
 
El representante saharaui afirmó que la actitud marroquí “denota miedo” y “una inminente derrota” agregando que “la ley finalmente triunfará sin importar cuánto tiempo tome, y en lo que respecta a los saharauis, el tiempo parece acelerarse a su favor. Sus derechos prevalecerán..”
 
Preguntado por la situación regional resultante de los últimos sucesos tanto políticos como económico, Bucharaya dijo: “En principio, la ruptura de relaciones diplomáticas entre Argelia y el Reino de Marruecos es una cuestión bilateral entre los dos países. Dicho esto, el conflicto del Sáhara Occidental sigue presente por razones que todos conocen, en particular, por la posición de principios de Argelia en todas las causas justas del mundo. Esta ruptura diplomática no habrá sorprendido a nadie, dado que Argelia se ha mostrado paciente a lo largo de las últimas décadas a pesar de las sucesivas traiciones que ha tenido que soportar a la vista de todo el mundo.”
 
Continuó reconociendo que: “No estoy aquí para explicar o justificar la posición argelina. Los argelinos son más capaces de esto, pero la paciencia tiene límites, no solo para Argelia, sino para todos los pueblos de la región que notan que Marruecos actúa constantemente como representante de las fuerzas extranjeras hostiles a nuestra región y su vecindad…(..)… Ante tal situación, creo que la pregunta que debería plantearse es ¿por qué habían persistido tanto las relaciones diplomáticas entre los dos países? En lugar de preguntarse por qué hubo una ruptura.”
 
Oubbi se centró en algunas de las claves ocultas de la ruptura argelino-marroquí y destacó: “Argelia restableció sus relaciones con Marruecos a mediados de los años ochenta para permitir, en primer lugar, la construcción de la UMA y, en segundo lugar, a contribuir a crear las condiciones que permitan descolonizar el Sáhara Occidental mediante un referéndum de autodeterminación. Hoy, el resultado es conocido por todos. La UMA fue congelada por una decisión marroquí y el referéndum de autodeterminación en el Sáhara Occidental también. En general, y como bien ha subrayado el Ministro de Relaciones Exteriores de Argelia, Ramtane Lamamra, el rechazo del referéndum de autodeterminación y el intento de imponer hechos consumados apoyándose en fuerzas extranjeras hostiles son inaceptables y ya no pueden ser toleradas.”
 
“Marruecos no puede seguir siendo para siempre cmo el niño mimado de la región a quien no se le niega nada. Una actitud que, al final, solo le lleva al desastre, convirtiéndolo en el único país del mundo que tiene serios problemas con todos sus vecinos. Además, la ruptura de relaciones diplomáticas con Argelia no es una excepción. Marruecos se encuentra en ruptura parcial o total con la mitad de los países que existen en este mundo, incluso con poderosos países como España y Alemania.”
 
Cuestionado por la decisión de supuesta soberanía otorgada por Trump y las implicaciones de la misma, Oubbi Buchraya la consideró como “Una espada en el agua porque no tiene ningún fundamento, también fue frustrada desde dentro de Estados Unidos por las muchas y eminentes personalidades, recibiendo un golpe fatal desde el momento en que la comunidad internacional la rechazó, prefiriendo atenerse a la naturaleza del conflicto y al marco legal que prevé su solución. La decisión fue una violación del derecho internacional. Lo que, al final, es justo y más fuerte que todos los cálculos políticos y otras especulaciones circunstanciales.”
 
Por otro lado, recientemente el secretario general de la ONU ha nombrado a un nuevo enviado para la misión del Sáhara Occidental (MINURSO) y el representante saharaui en Europa también dejó caer su valoración sobre este nombramiento: “El nombramiento de un representante especial del secretario general de la ONU es una decisión técnica. No espero que tenga un impacto significativo en el proceso político. El cargo es de carácter administrativo, su principal misión es la gestión del día a día de los asuntos de la Minurso y actualmente, de hecho, no hay mucho que gestionar. Además, la Minurso se ha visto superada durante mucho tiempo por los acontecimientos, convirtiéndose en testigo ciego de los acontecimientos, especialmente después de la ruptura del alto el fuego en noviembre de 2020.”
 
No obstante, elogió la figura nombrada a desempeñar el cargo: “El punto brillante de todo esto es la personalidad de Alexander Ivanko. Brillante diplomático ruso con probada credibilidad. Esperamos que sea autorizado, al menos, para permitir a la misión vigilar la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental ocupado y poder informar sobre las atrocidades cometidas a diario por la ocupación marroquí contra los civiles saharauis.”
 
En referencia al pseudo-plan marroquí de autonomía, Oubbi no reparó en tildarlo de “muerto”: “La propuesta de Marruecos de la llamada autonomía, todo el mundo sabe que ha nacido muerta porque no tiene posibilidades de sobrevivir, ni legal, ni política, ni tampoco lógicamente. La propuesta existe desde 2007 y no ha avanzado, y no avanzará ni un ápice, porque se basa en una falsa suposición de que Marruecos ya tiene soberanía, lo que le permitiría otorgar autonomía o no a una región propia cuando en realidad la soberanía, es decir el estatuto final del territorio, no le pertenece. Esto es fundamental y es la base misma de la autodeterminación…(..)..Proponer la autonomía de esa manera solo puede surgir de un espíritu arrogante que consiste en decir «yo gano todo y la otra parte pierde todo», mientras que el referéndum es una solución en la que ganan ambas partes ya que es el pueblo quien decide más allá de las partes en conflicto…(..)…Sin embargo, la situación actual ha puesto a todos en una situación que va más allá de todo esto. La guerra ha reorganizado las cosas en un orden diferente y su desarrollo sobre el terreno seguramente influirá en el curso de los acontecimientos. El pueblo saharaui está decidido a luchar con tenacidad y valentía, mientras tiende la mano hacia la verdadera paz. No en este espejismo que seguimos durante treinta años, que fue hecho solo bajo amargas expectativas y sufrimientos por los que el pueblo saharaui está pagando un alto precio.
 
Para concluir, el representante saharaui opinó sobre la comunidad en la que desarrolla su labor, centrándose en las causas de su apoyo al régimen marroquí así como su probada y constatada autoría y responsabilidad en el saqueo de los recursos naturales del Sáhara Occidental, actitud que prolonga la ocupación: “Europa en su conjunto ha reaccionado con escepticismo a la jugada de Donald Trump y la lógica de un hecho consumado mantienéndose en la elección de una solución negociada…(..)…en líneas generales, la posición de la Unión Europea sobre la declaración de Trump fue correcta en su forma general y ayudó en cierta medida a fortalecer el consenso internacional que rechazó esta declaración. Sin embargo, la Unión Europea, ya sea a nivel de estados como Francia y España, o a nivel de la Unión como tal, ha contribuido al estancamiento en los últimos años y ha alimentado al ocupante marroquí su sensación de estar por encima de la ley, favoreciéndolo a costa del pueblo saharaui, e incluso en detrimento del resto de pueblos y países de la región. El hecho de que la Unión Europea haya violado las decisiones de su tribunal al firmar acuerdos con Marruecos que incluyen el Sáhara Occidental ocupado es la señal más evidente de ello.” No obstante, el diplomático saharaui evitó pronunciarse sobre la inminente sentencia del TJUE sobre la extensión del acuerdo de asociación UE-Marruecos a los territorios saharauis ocupados.
 
En el mismo contexto continuó afirmando que: “La aceleración de los recientes acontecimientos en la región y la alianza de Marruecos con partes externas a la región deben hacer saber a la Unión Europea que ha llegado el momento de tratar a todos los países y pueblos de la región en pie de igualdad…(..)…En general, la ampliación de la solidaridad con la lucha del pueblo saharaui en Europa y en el mundo constituye una prueba más de la justicia de nuestra causa y de la inevitabilidad de su victoria.”
 

Origen: Oubbi Buchraya afirma que la creciente solidaridad con el pueblo saharaui demuestra que la justicia y la victoria son inevitables.