Ould Breideleile: “la posición de Marruecos respecto al Sahara Occidental y sus obstrucciones relativas al impedimento de cualquier solución razonable supone una amenaza para toda la zona” – El Portal Diplomatico

Ould Breideleile: “la posición de Marruecos respecto al Sahara Occidental y sus obstrucciones relativas al impedimento de cualquier solución razonable supone una amenaza para toda la zona” – El Portal Diplomatico
Mohamed Yehdih Ould Breideleile, académico, escritor y ex ministro mauritano.

En una entrevista con El Portal Diplomático, Mohamed Yehdih Ould Breideleile, aborda la cuestión del Sahara Occidental; los peligros que supone el obstruccionismo marroquí frente a la solución del conflicto; el pésimo horizonte de la presencia francesa en el Sahel; así como las relaciones entre el pueblo saharaui y mauritano.

Mohamed Yehdih Ould Breideleile, es escritor, historiador, pensador y ex ministro mauritano, cuenta con destacadas publicaciones, tanto en árabe como en francés, sobre asuntos que conciernen el mundo árabe, el Magreb y África, especialmente el Sahel.

Ould Breideleile, abnegado y conocido por su firme defensa del progresismo y las causas de liberación nacional, se licenció la Escuela Superior de Periodismo en Lille, Francia. Asimismo, es uno de los prominentes intelectuales que han iluminado, con sus ideas, el paisaje político y cultural de Mauritania después de su independencia del colonialismo francés.

El Portal Diplomático: ¿Cuáles son las repercusiones que supone el bloqueo actual del conflicto del Sahara Occidental sobre Mauritania?

Mohamed Yehdih Ould Breideile: la continuación del bloqueo que vive el conflicto en el Sahara Occidental es un elemento de gran preocupación. Es como un fuego que se apagaron sus llamas sin que se apague la brasa. Es una situación susceptible al estallido en cualquier momento, en una zona que atraviesa la peor coyuntura política, económica y social.

La verdadera cooperación económica y social y los proyectos de integración en la zona se encuentran congelados. Los intercambios comerciales y culturales son escasos, y los que existen son cosméticos y carentes del factor de sostenibilidad.

Marruecos, en su intento de superar la mencionada realidad, y con el patrocinio de Francia, intenta desde años la creación de una cooperación con la África Subsahariana, un intento que nace enfermo por las propias deficiencias operacionales, ya que una cooperación con África, sin que empiece por los vecinos más inmediatos, no sería convincente ni sostenible en el tiempo.

Para Marruecos, Hubiera sido más prioritario derribar los elementos de tensión y los obstáculos que impiden la cooperación con los vecinos inmediato. Así, se generaría una oportunidad para el reino y para la zona, en cuanto a la apertura de un canal de integración serio para el desarrollo y la evolución. De esta forma, El Magreb Árabe, experimentaría la paz, la estabilidad y el entendimiento. Posteriormente se embarcaría en la cooperación con Europa y África Subsahariana.

Marruecos, hoy día, asusta a sus vecinos, está en tensión permanente con ellos. Por lo cual, está en aislamiento total, como una isla. Sus relaciones están conectadas por mar y aire. Es una situación que viene de décadas. La lógica indica que los regidores públicos marroquíes hubieran pensado en una solución. Así, Marruecos debe comparar entre lo que gana actualmente por la tensión generada y lo que sería una relación basada en la buena vecindad con los hermanos, incluyendo el Sahara Occidental. Es decir, el espléndido horizonte que supondría la aceptación de Marruecos de eliminar los motivos de tensión en la zona.

Marruecos, hoy día, asusta a sus vecinos, está en tensión permanente con ellos. Por lo cual, está en aislamiento total, como una isla.

Mohamed Yehbih Ould Breideile

El asunto requiere pensamiento estratégico y supremo como el espíritu con el que el general De Gaulle usó para superar la enemistad histórica entre Francia y Alemania. Después de la independencia de Argelia, el general De Gaulle dijo: se acabó la época de los imperios colonialistas y empezó la era de los grandes bloques económicos (en referencia al Mercado Europeo Común que lo veía con reticencia). Efectivamente, De Gaulle viajó a Alemania y decidió revertir la vieja página con su vecino mayor, y que los dos estados sean el motor del Mercado Europeo Común y, posteriormente, la Unión Europea. Desde entonces, Europa experimentó la estabilidad y el desarrollo, y dio a si misma un verdadero horizonte y un futuro con garantías.

(…)

Leer artículo completo en: Ould Breideleile: “la posición de Marruecos respecto al Sahara Occidental y sus obstrucciones relativas al impedimento de cualquier solución razonable supone una amenaza para toda la zona” – El Portal Diplomatico