Planas, el ministro del Gobierno español del PSOE-UP más pro marroquí, era el candidato de Rabat frente a Exteriores para que España siguiera los pasos de Trump en el Sáhara Occidental

Planas, el ministro del Gobierno español del PSOE-UP más pro marroquí, era el candidato de Rabat frente a Exteriores para que España siguiera los pasos de Trump en el Sáhara Occidental

 
Marruecos prefiere a Planas como ministro de Exteriores ya que apoya su Plan de Autonomía en el Sáhara Occidental.
 
Por Sidi Maatala /ECS 
 
Madrid (ECS). – El diario español, El Confidencial, ha deslizado que la reorganización ministerial realizada por Pedro Sánchez en su gobierno de coalición, que condujo a la destitución de la ministra de Exteriores Arancha González Laya, siendo sustituida por quien hasta entonces era el embajador de España en Francia, Manuel Albares, en un intento y un gesto de Sánchez para complacer a Marruecos tras una crisis diplomática y migratoria.
 
El diario agregó, en un extenso artículo elaborado por el periodista especializado en asuntos del Magreb, Ignacio Cembrero, que España vive una crisis diplomática con el Reino de Marruecos desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciase el pasado 10 de diciembre el reconocimiento de Estados Unidos de la soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, y esa crisis diplomática se ha agudizado cuando España recibió al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, enfermo de Covid-19.
 
El artículo indica que fue la ministra saliente de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, quien apostó por la recepción de Ghali en España a pesar de la oposición del ministro del interior, Fernando Grande Marlaska, convirtiéndose en la «bestia negra» de las autoridades marroquíes, y nada satisfaría a Marruecos excepto destituirla de su cargo.
 
Según el Confidencial, el nombre que sustituye a Laya, el embajador de España en París, Manuel Albares, no es una mala elección para Rabat, pero Marruecos prefiere, según el mismo el artículo, el actual ministro de Agricultura: Luis Planas, que ocupó el cargo de embajador de España en Marruecos entre 2004 y 2010, y estuvo entre los nombres nominados para reemplazar a Laya.
 
Esta apuesta marroquí por Planas, según el diario español, se debe a los informes filtrados anteriormente por WikiLeaks, que revelaban el entusiasmo de Luis Planas por la iniciativa de autonomía presentada por Marruecos en 2007, cuando era embajador de Madrid en Rabat, y mostró su afán por ayudar a Marruecos a mejorar su presentación de la Iniciativa de Autonomía para el Sáhara Occidental.
 
Según el rotativo español, no se sabe si la decisión de Sánchez de destituir a su ministra de Exteriores acabará con la crisis diplomática entre Marruecos y España, aunque la esencia de la disputa actual es sobre el Sáhara Occidental, pero es suficiente para bajar la tensión entre las dos países.
 
Otro dato curioso y que ha pasado desapercibido, es que Albares llegó de París en el avión junto al canciller francés, Jean Yves-Le Drian, en su visita a Madrid antes de ayer, lo que ha suscitado todo tipo de rumores e hipótesis.
 

Origen: Planas, el ministro que Marruecos quería frente a Exteriores para que España siguiera los pasos de Trump en el Sáhara Occidental.