Por Haddi, todos los días ante Exteriores | Contramutis

Por Haddi, todos los días ante Exteriores | Contramutis

Cristina Martínez Benítez de Lugo

Cuando un preso político saharaui se pone en huelga de hambre le está diciendo al mundo que le ayude. Se está jugando la vida para denunciar unas condiciones por las que ningún ser humano debería pasar. Dentro de su debilidad extrema por la tortura, el aislamiento, la distancia, la mugre, la comida insalubre, la falta de atención médica…, saca fuerzas para hacer una huelga de hambre, su única estrategia para denunciar la opresión.

Los presos políticos saharauis son sentenciados en juicios cuestionados internacionalmente por su falta de garantías, con sentencias que se basan en confesiones bajo tortura y acusaciones alejadas de su lucha por la autodeterminación.

Creo que esas huelgas no van dirigidas a sus carceleros. Nos miran a nosotros. Nos dicen que ya no pueden hacer más, que tenemos que ayudarles, tenemos que darles voz. Y esa llamada retumba en nuestras cabezas.

Cada día…

Ver la entrada original 523 palabras más

Origen: Por Haddi, todos los días ante Exteriores | Contramutis