Programa Aragón Protege acoge al activista saharaui Salah Lebsir – Mundubat

Programa Aragón Protege acoge al activista saharaui Salah Lebsir – Mundubat
 

Escribe Sandra Moreno

Su nombre es Salahdin Abdala Abdala Hanafi, pero es conocido como Salah Lebsir. Tiene 31 años y llegó a Zaragoza el pasado 10 de agosto desde los campamentos de refugiados y refugiadas saharauis de Tinduf, en Argelia, a donde huyó por la persecución marroquí que sufría en el Sáhara Ocupado, debido a su trabajo en la defensa de los derechos humanos y la labor periodística de denuncia. Desde 2005, con tan sólo 14 años, el activista y periodista saharaui ya cubría las manifestaciones de protesta y denuncia del pueblo saharaui para distintos medios de comunicación, como RASD TV, la radio nacional, Smara Media 24 o Nushatta Foundation.

Lebsir nació en Smara, parte del Sáhara Occidental ocupado ilegalmente por Marruecos. Pertenece a la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis (AFAPREDESA), con quien colabora desde 2010, año en que sucedieron las manifestaciones pacíficas en el campamento Gdeim Izik. Lebsir viene de una familia reconocida por la resistencia y la defensa del derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui. En su mochila trae el sufrimiento de lo vivido en cuatro años de cárcel y el desplazamiento forzoso de su ciudad natal.

El 6 de junio de 2015, en El Aaiún, las autoridades marroquíes lo capturaron. Fue encarcelado y condenado a cuatro años de prisión, sufriendo torturas. Salió libre el 7 de junio de 2019 y, a partir de entonces, la casa de su familia en Smara estuvo cercada por un dispositivo policial. Finalmente, en marzo de 2020, ante el eminente peligro de ser detenido de nuevo, partió hacia los campamentos de refugiados y refugiadas saharauis en Argelia, donde continuó trabajando para AFAPREDESA.

 

Salah Lebsir sonríe ante la cámara en su espacio de trabajo.

Sin libros ni periódicos

Lebsir recuerda como el peor periodo de su estancia en prisión los 20 meses que pasó en la cárcel de Ait Melloul, cerca de Agadir (Marruecos). En esa etapa le confiscaron libros y periódicos, con el objetivo de incomunicarle totalmente, todo ello acompañado de brutales torturas, amenazas de violación y regímenes de aislamiento simplemente por ser saharaui. Actualmente, a pesar de su serenidad, sufre una fuerte sensación de estrés e impotencia por haberse visto obligado a dejar a su familia y la tierra que lo vio nacer.

Durante la estadía temporal que ofrece el Programa Aragón Protege, de tres a seis meses, el activista saharaui quiere fortalecer sus capacidades en el campo de la difusión y la comunicación, a través de la adquisición de nuevos instrumentos y estrategias. También desea formarse en las herramientas y los mecanismos para realizar un mejor seguimiento de los casos de presos y presas políticas en el Sáhara Occidental.

 

Salah Lebsir ha empezado a recorrer la ciudad de Zaragoza. Está contento por la agenda de incidencia que desarrollará en Aragón.

Elena Hernández, coordinadora del Programa de Acogida a personas defensoras de los Derechos Humanos en Aragón, conocido como Programa Aragón Protege, nos cuenta que éste es gestionado por la fundación Mundubat y que se puso en marcha en 2020 gracias a la financiación del Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón. Asimismo, el Programa es impulsado con la colaboración del Comité de Solidaridad Internacionalista de Zaragoza (CSI), el Observatorio Aragonés para el Sáhara Occidental y la Asociación Um Draiga de amigos del pueblo saharaui en Aragón.

El diálogo

Durante 2022, el Programa se concentra en el contexto del Sáhara Occidental y Colombia. Esto facilita un acompañamiento más sólido, porque permite mantener un diálogo sostenido con agentes sociales y políticos en esos dos países, y también responder a los compromisos asumidos de respaldar el proceso de autodeterminación del pueblo saharaui y el proceso de paz en Colombia. De este último país, el pasado 29 de julio, llegó el defensor Fredy Morales, de 38 años.

“La importancia de la presencia de las personas defensoras saharauis en el Programa radica, en primer lugar, en la necesidad de motivar un compromiso entre la ciudadanía capaz dar una respuesta a las violaciones de derechos humano existentes en otros territorios”, sostuvo Hernández. “La garantía de los derechos humanos de todas las personas es responsabilidad de la comunidad internacional, y la labor que defensoras y defensores realizan es fundamental y cuestión indispensable para la construcción de una sociedad más justa para todas las personas, por lo que resulta prioritario articular un trabajo en red entre las instituciones, la sociedad civil y la ciudadanía que garantice su protección”.

 

Salah Lebsir desarrolla su trabajo de reportería para uno de los medios saharauis con los que trabaja.

La presencia de las personas defensoras saharauis en Aragón es una oportunidad única para conocer de primera mano la realidad que se vive no solo en los campamentos de personas refugiadas, donde miles de saharauis permanecen desde hace más de 40 años a la espera de la resolución del conflicto, sino también en los territorios ocupados por Marruecos. Allí existe un fuerte bloqueo mediático que limita el conocimiento de la realidad más allá de las fronteras marroquíes.

Hernández recordó que existe un compromiso de las instituciones aragonesas con el pueblo saharaui, siendo una de las prioridades geográficas de actuación de la cooperación aragonesa que recoge su Plan Director 2020-2023, así como la acción para el fortalecimiento de estructuras democráticas y de la participación de los pueblos y sus organizaciones.

Un ejercicio de participación que para Lebsir ha significado ser arrestado en varias ocasiones, ser secuestrado, violentado, agredido y torturado. En una ocasión, lo apresaron sólo por intentar, con otros jóvenes, izar banderas saharauis. Ahora, su dura experiencia como activista de derechos humanos y periodista, la compartirá con la ciudadanía aragonesa y de otras comunidades del estado español. La agenda de incidencia y sensibilización que está a punto de emprender ayudará a fortalecer las herramientas de protección que necesitará cuando retorne a su país de origen.

Origen: Programa Aragón Protege acoge al activista saharaui Salah Lebsir – Mundubat