Rusia demuestra su posición y da la espalda a Marruecos en sus intentos de normalizar la ocupación del Sáhara Occidental

Rusia demuestra su posición y da la espalda a Marruecos en sus intentos de normalizar la ocupación del Sáhara Occidental


Serguéi Lavrov asegura que el estatus final del Sáhara Occidental se puede determinar únicamente mediante un referéndum.

Rusia afirmó ayer que cualquier solución al conflicto del Sáhara Occidental debe respetar la autodeterminación del pueblo saharaui y la Carta de la ONU.

Por Lehbib Abdelhay /ECS
 
Moscú (ECS). – Rusia desempeña un papel importante en la lucha por la paz y debata seriamente una solución pacífica para el problema del Sáhara Occidental de acuerdo con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Rusia es uno de los Estados que apoyan una solución que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental.
 
En este contexto, la Federación de Rusia reafirmó esta semana su posición con respecto al Proceso de Paz del acuerdo internacional sobre la cuestión del Sáhara Occidental apoyando una solución aceptable por ambas partes que garantice al pueblo del Sáhara Occidental su derecho a la libre determinación según lo estipulado en las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU en el marco de medidas que cumplan con los objetivos y principios de la Carta de las Naciones Unidos. El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, dijo ayer en una entrevista con el canal egipcio TeN TV en respuesta ¿Cómo le afecta a Rusia el deterioro de las relaciones argelino-marroquíes, y como contribuye esa crisis en la solución del conflicto del Sáhara Occidental, que sólo debe ser a través de las negociaciones directas entre el Reino de Marruecos y el Frente Polisario?
 
Lavrov dejó en claro que Rusia apoya la estabilidad y la paz en África Occidental, y en particular la región del Sáhara Occidental. El ministro ruso señaló que en el momento actual no existe ningún intento de resolución del conflicto, lo que puede brindar una oportunidad para que el terrorismo se instale en la región.
 
El jefe de la diplomacia rusa pidió negociaciones directas entre las dos partes en conflicto, señalando la violación del acuerdo de alto el fuego en noviembre pasado.
 
Añadió que el reconocimiento de la soberanía marroquí por parte de los Estados Unidos sobre el Sáhara Occidental provocó una grave escalada, señalando la importancia de realizar un referéndum y permitir que el pueblo del Sáhara Occidental decida su propio destino.
 
Esta es una traducción no oficial de la entrevista realizada por el canciller ruso con el canal egipcio ayer martes 14 de diciembre de 2021.
 
Pregunta: ¿Tiene Rusia buenas relaciones con Marruecos y Argelia, y cómo contribuye esto a resolver el conflicto del Sáhara Occidental?
 
Serguéi Lavrov: El conflicto del Sáhara Occidental debe resolverse, como cualquier otra crisis, sobre la base de la implementación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, ya sea en el Sáhara Occidental o en un asentamiento palestino-israelí o sirio …
 
En todas partes existen resoluciones aprobadas por unanimidad que sientan las bases legales internacionales para resolver un problema particular.
 
En el caso del Sáhara Occidental, las resoluciones piden un diálogo directo entre Marruecos y el Frente Polisario. Las negociaciones deben reanudar lo antes posible.
 
Estas negociaciones deben comenzar y contribuir al desarrollo de soluciones de compromiso que satisfagan los intereses de ambas partes.
 
La inestabilidad en el norte de África y la región del Sahel afecta la región en general, y la falta de progreso en el conflicto del Sáhara Occidental puede ser determinante para toda la zona.
 
Creemos que, en el contexto de lo que está sucediendo en el Sáhara Occidental y la región del Sahel, las dos partes, Marruecos y el Frente Polisario, por el contrario, deberían realizar esfuerzos más activos para generar esperanza en esta dirección.
 
Si dejamos la situación como está ahora, los terroristas pueden intentar aprovecharse de la desesperada situación del pueblo del Sáhara Occidental para extender sus «garras» allí también. Sabemos que muchos extremistas, incluidos los combatientes de Al-Qaeda, el Magreb Islámico e ISIS, ya están pensando en esto. Tienen planes muy ambiciosos.
 
Nos preocupa un poco no solo que no se hayan reanudado las negociaciones directas entre Marruecos y el Frente Polisario, sino que en noviembre del año pasado ambos abandonaron su compromiso con el alto el fuego de casi 30 años.
 
Existe una clara amenaza de una escalada militar en esta parte de África.
 
Estamos convencidos de que es necesario que todos los países influyentes pidan a todas las partes que actúen con moderación e insistan en métodos políticos y diplomáticos de arreglo. En este contexto, Rusia rechaza las decisiones unilaterales, como lo hacemos en el conflicto palestino-israelí.
 
En cualquier disputa, las decisiones unilaterales no previstas en los acuerdos básicos causan un daño significativo al caso y crean riesgos adicionales innecesarios.
 
Hace un año, el ex presidente de Estados Unidos, Donald Trumo, reconoció la soberanía de Marruecos sobre todo el Sáhara Occidental.
 
Esto no ayuda a la causa y contradice y socava directamente los principios generalmente reconocidos del Plan de Arreglo del Sáhara Occidental según los cuales el estatuto final de este territorio solo puede determinarse mediante un referéndum de autodeterminación. Esperamos que no se produzcan movimientos tan repentinos.
 

Origen: Rusia demuestra su posición y da la espalda a Marruecos en sus intentos de normalizar la ocupación del Sáhara Occidental.