SÁHARA OCCIDENTAL | La sesión del Consejo de Seguridad concluye sin enviado personal y sin consenso frente a la guerra abierta y las tensiones regionales

SÁHARA OCCIDENTAL | La sesión del Consejo de Seguridad concluye sin enviado personal y sin consenso frente a la guerra abierta y las tensiones regionales
 
 
ECS. Madrid. | El Consejo de Seguridad de la ONU ha arrojado más gasolina al fuego. La reunión mantenida hoy sobre el conflicto del Sáhara Occidental, a pesar de los recientes hechos, no trajo ninguna novedad ni resultado tangible. De nuevo, la reunión se limitó a la diplomacia declaratoria recomendando a las partes en conflicto a reanudar el proceso político, un argumento que solo demuestra su poco interés en el expediente saharaui, ya que Marruecos anunció que solo aceptaría negociar con Marruecos, rechazando indirectamente sentarse con el Frente Polisario.
Cabe destacar que momentos previos al inicio de la reunión, el Frente Polisario advirtió que el Consejo de Seguridad tendría que asumir sus responsabilidades ante la agresión marroquí que ocasionó la vuelta a las armas, así como en garantizar la paz en el Sáhara Occidental y organizar el referéndum de autodeterminación. Una advertencia que más tarde se convertiría en realidad: Marruecos, a través de sus aliados, rechazó y se opuso a la propuesta (borrador) presentada por EE.UU, lo que llevó al fracaso de la misma al no haber consenso entre los estados miembros.
 

Marruecos hizo una batalla para que no salga nada efectivo del Consejo, apoyado por sus aliados que le permitieron seguir obstaculizando e impidiendo un proceso de paz neutral, lo que revela una vez más la inutilidad de la ONU en este conflicto al estar, de forma fáctica, del lado marroquí. Rusia condenó la decisión de Trump y pidió a Estados Unidos que la cancele». Reino Unido mantuvo su posición de que la única solución es la celebración de un referéndum. Kenia defendió enérgicamente la mediación de la Unión Africana. Irlanda, miembro no permanente del Consejo, afirmó su pleno apoyo al «derecho a la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental». En la misma línea, otros países, miembros no permanentes, también mostraron su total apoyo a una solución justa que garantice el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación.

Evidentemente, tal y como apuntó Sidi Omar en declaraciones posteriores, el Consejo de Seguridad ha perdido una gran oportunidad para encauzar la descolonización del Sáhara Occidental y deja las puertas abiertas a la escalada militar que se cierne sobre la región ya inestable.

Origen: SÁHARA OCCIDENTAL | La sesión del Consejo de Seguridad concluye sin enviado personal y sin consenso frente a la guerra abierta y las tensiones regionales.