Según EFE-Rabat, el activista saharaui Faisal fue detenido en España y «deportado» a Marruecos

Según EFE-Rabat, el activista saharaui Faisal fue detenido en España y «deportado» a Marruecos

 

Por Sidi Maatala /ECS 
 
Madrid (ECS). – Ante la ausencia de una sentencia de las autoridades competentes españolas, la oficina de EFE en Rabat hizo el trabajo, y ha asegurado en una publicación lanzada desde Marruecos que el activista saharaui Faisal Baloul, fue detenido en marzo en la localidad española de Basauri por instar a cometer «acciones terroristas» contra intereses y personas marroquíes.
 
EFE cita a fuentes conocedoras del caso, que según la agencia, se trata de una expulsión administrativa y que Faisal ya aterrizó ayer en el aeropuerto de Casablanca escoltado por policías españoles que lo habían entregado a las autoridades marroquíes que por casualidad estaba en busca y captura.
 
Tras la entrega efectuada en la tarde del martes, la prensa marroquí se volcó con el caso mostrando su satisfacción y se congratuló con el gesto por parte de España. «Hoy, las unidades de la policía judicial han detenido al separatista pro Polisario, Faisal Baloul, en el aeropuerto de Casablanca», rezaba una nota difundida por el núcleo duro del Majzén, Le360 y Hesspres.
 
En su nota, Le360 se congratula de la decisión española de entregar, según el digital marroquí, a un separatista enemigo de la integridad territorial, un pro Polisario y defensor de la causa saharaui.
 
Faisal le espera torturas y cárcel por criticar públicamente al régimen de Marruecos. Ese activista ha denunciado en las redes sociales durante mucho tiempo la represión marroquí en el Sáhara Occidental, los encarcelamientos injustos, arrojó luz sobre el descontento social en Marruecos y la corrupción en ese país.
 
Siempre conforme a EFE- Rabat, el momento de la detención, el Ministerio del Interior español, Grande Marlaska, informó de que Faisal, que ingresó en prisión en España por orden judicial, estaba muy radicalizado y usaba sus perfiles en redes sociales para alentar a llevar a cabo acciones «terroristas y violentas» contra personas e instituciones de Marruecos en España y el exterior. Sin embargo nunca hubo declaraciones del titular del Interior y tampoco se debatió el caso. Hay que reconocer que en España hay más de 120 marroquíes acusados de terrorismo, o cometieron, acciones terroristas contra la población española, sin embargo nunca han sido deportados a su país, ¿entonces como es posible que España expulse a un saharaui buscado por Marruecos alegando acciones terroristas en su contra?.
 
No es la primera vez. Hace cinco años, otro joven saharaui fue detenido en Sevilla por la policía española por criticar duramente al régimen de Mohamed VI en grupos de WhatsApp, las autoridades de España formulan las mismas acusaciones; «preparar acciones terroristas contra intereses de Marruecos en España y amenaza la vida del propio rey Mohamed VI».
 
Otro caso similar pero más grave, el 17 de enero de 2019, el gobierno de España ha entregado a las autoridades marroquíes a otro activista saharaui que llegó a las Islas Canarias en patera huyendo de las fuerzas de represión y estaba trasladado en un Centro de Internamiento de Lanzarote.
 
Ese activista saharaui que pidió protección y asilo político en España, fue trasladado el 17 de enero a la ciudad marroquí de Nador (norte de Marruecos) donde pasó directamente a disposición judicial. El conocido activista saharaui, Husein Uld Bachir Uld Brahim (alias Saddam), del grupo Uali tenia pendiente un trámite de una petición de asilo político en España, no se podía creer lo que estaba ocurriendo. La policía española la expulsó y fue entregado a las autoridades marroquíes donde permanece en una cárcel marroquí por participar en manifestaciones por la autodeterminación del pueblo saharaui.
 
La investigación, siempre conforme a EFE-Rabat ya que nunca hubo un veredicto ni sentencia, comenzó en diciembre de 2020, cuando los agentes españoles «conocieron la actividad» de un individuo que publicaba amenazas extremadamente graves y violentas a través de redes sociales contra el régimen de Mohamed VI.
 
Esa operación, agrega EFE, la desarrollaron agentes de la Comisaría General de Información bajo la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional y la supervisión de un juzgado de Basauri, y contó con la colaboración de las brigadas de Información de las localidades de Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, San Sebastián y Bilbao.
 

Origen: Según EFE-Rabat, el activista Faisal fue detenido en España y «deportado» a Marruecos.