Sidi Omar: ¡Mohamed VI es capaz de vender su alma al mejor postor!»

Sidi Omar: ¡Mohamed VI es capaz de vender su alma al mejor postor!»

Sidi Omar, actual representante del Polisario en la ONU y Responsable encargado de la Coordinación con MINURSO afirmó en una entrevista reciente que Mohamed VI está listo para vender su alma al mejor postor.

Por Sidi Maatala/ECS

Nueva York (ECS).- El digital argelino «Le Patrie News» realizó una entrevista con el representante del Polisario en la ONU y Responsable encargado de la Coordinación con MINURSO, Dr. Sidi Omar, y le preguntó sobre una serie de cuestiones del quehacer nacional saharaui y la inacción de la ONU frente a un Marruecos agresivo que evade constantemente asumir su responsabilidad para la descolonización de la última colonia de África.

En esta entrevista, y al ser preguntado sobre ¿Qué espera el Frente Polisario de la ONU, sabiendo que Marruecos, la fuerza ocupante del Sáhara Occidental, sigue ignorando el derecho internacional?. En su respuesta, Dr. Sidi Omar afirmó que durante treinta años, el pueblo saharaui ha esperado depositando su confianza en la ONU para que organizara aquel referéndum de autodeterminación que las propias Naciones Unidas han defendido durante décadas. «Este referéndum aún no ha tenido lugar porque la ONU permitió que Marruecos, la fuerza ocupante, descarrilara el Proceso con impunidad. Para ser sincero, al pueblo saharaui ahora le resulta difícil mantener su fe en la ONU después de tres décadas de promesas incumplidas, indulgencia y absoluta inacción frente a las acciones ilegales de Marruecos y la continua ocupación de partes de la República Saharaui (RASD)», denuncia Omar.

«En todas sus resoluciones, incluida la resolución 2548 (2020) del 30 de octubre de 2020, el Consejo de Seguridad de la ONU ha reafirmado su compromiso de ayudar a las dos partes en conflicto, el Frente POLISARIO y Marruecos, para lograr una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable, que permite al pueblo saharaui ejercer su derecho a la autodeterminación. En consecuencia, lo que esperamos de Naciones Unidas y del Consejo de Seguridad, en particular, es hacer posible este compromiso en acciones concretas para que el pueblo saharaui pueda ejercer su derecho a la autodeterminación y la libertad y la independencia», recalcó.

Sobre la decisión del ex presidente de EE.UU, Donald Trump, el representante del Frente Polisario en la ONU señaló: «se ha hablado mucho de esta declaración sobre la supuesta soberanía marroquí del Sáhara Occidental». El Frente Polisario espera que el nuevo inquilino de la Casa Blanca, Joe Biden, revierta esta decisión. Sabiendo que contradice el espíritu fundacional de la nación estadounidense, basada en la ¿Libre elección y autodeterminación de todos los pueblos del planeta? «De hecho, esta es una pregunta relevante. Está muy claro que la declaración del presidente saliente de los Estados Unidos del 10 de diciembre de 2020 viola las resoluciones de la ONU, incluidas las resoluciones del Consejo de Seguridad que la propia Estados Unidos ha redactado y aprobado durante las últimas décadas, y contraria a la posición tradicional de Washington con respecto al Sáhara Occidental. Esta decisión va en contra de los principios fundamentales que subyacen al orden internacional existente, que prohíbe la adquisición de territorio por la fuerza y ​​consagra el derecho de los pueblos a la libre determinación.», añade Sidi Omar.

Para el representante del Frente Polisario en Nueva York, «es que la proclamación de Trump, si se mantiene, no tendrá ningún efecto sobre el estatus legal del Sáhara Occidental, que está determinado por las resoluciones de la ONU, pero pondrá sin ninguna duda a Estados Unidos en una situación bastante difícil dada su posición; pertenencia al llamado “Grupo de Amigos del Sáhara Occidental” y el titular de pluma de las resoluciones de la ONU sobre el conflicto. En otras palabras, no solo cuestionará la neutralidad de Estados Unidos, sino que también planteará la cuestión de si Estados Unidos puede continuar desempeñando un papel constructivo y creíble en el Proceso de Arreglo de la ONU.»

Marruecos mantiene crisis abiertas con varios países, como España, Alemania y Argelia.

El diplomático saharaui consideró que la hostilidad que domina la política exterior del régimen marroquí está vinculada a la crisis de legitimidad interna que ha golpeado a la monarquía marroquí desde su independencia en 1956. El régimen monárquico ha utilizado la agresión, así como el expansionismo, como principales herramientas en sus relaciones con sus vecinos y otros países con el fin de desviar la atención de la opinión pública interna de la crisis estructural multifacética que enfrenta el régimen. La actitud hostil adoptada recientemente en sus relaciones con España, Alemania y, por supuesto, Argelia, ilustra esta política que a menudo ha alimentado muchas tensiones en nuestra región y más allá. Además, después de la decisión de Trump sobre la soberanía del Sáhara Occidental, Hemos visto a Marruecos envalentonado hasta el punto de cometer un gran error de cálculo cuando dio por hecho que otros países, especialmente en Europa, seguirían el paso de Trump. Para disgusto del régimen, esto no sucedió, asestando un duro golpe a sus planes.

La crisis de El Guerguerat. Ruptura del alto el fuego.

«Es cierto que el Consejo de Seguridad, que tiene la responsabilidad principal del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, pero en el Sáhara Occidental no ha actuado como debe de ser contra la grave violación del alto el fuego de 1991.» Para Sidi Omar, Marruecos, después de su agresión del 13 de noviembre, permanece en un estado de negación y está tratando desesperadamente de minimizar el impacto de las grandes pérdidas sufridas por sus fuerzas en los últimos meses tras el estallido de la guerra. «Marruecos sigue reivindicando descaradamente su compromiso con el alto el fuego y el Proceso de Paz que él mismo torpedeó.», recuerda. Y añade «el Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres, reconoció en su informe (A / 75/740) de 11 de febrero de 2021 «la reanudación de las hostilidades» en el Sáhara Occidental y habló de «varias nuevas amenazas vinculadas al conflicto armado», aunque elude quien es el responsable de la violación del alto el fuego. Sin embargo, su reconocimiento de la reanudación de las hostilidades asesta un golpe contundente a Marruecos de que no se ha producido ningún conflicto armado en el Sáhara Occidental desde el 13 de noviembre de 2020.»

El Responsable encargado de la Coordinación con MINURSO reveló, en su entrevista, que los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU también están al tanto de lo que está sucediendo sobre el terreno en el Sáhara Occidental, incluida Estados Unidos, que anunció el pasado 9 de junio de 2021 que estaba consultando a las dos partes en privado sobre la mejor manera de «poner fin a la hostilidad» y lograr una tregua duradera en el Sáhara Occidental. «Como dice el viejo refrán, es más fácil atrapar a un mentiroso que a uno cojo. Por lo tanto, tarde o temprano el mundo se dará cuenta de la realidad de la guerra en curso en el Sáhara Occidental y de los inútiles intentos de Rabat de negar lo innegable.», afirma.

La situación de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental.

En su entrevista, el Responsable encargado de la Coordinación con MINURSO, explicó que la situación de los Derechos Humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental es muy alarmante, especialmente después de la grave violación por Marruecos del alto el fuego de 1991 el 13 de noviembre de 2020. «Como parte de su guerra de represalias, las autoridades de ocupación marroquíes continúan sometiendo a civiles saharauis, en particular activistas de derechos humanos, a una crueldad indescriptible y prácticas degradantes y bárbaras por su activismo pacífico contra la ocupación y el saqueo de los recursos naturales saharauis. Por lo tanto, el mundo debe darse cuenta de que Marruecos está gobernado por un régimen autoritario que ha oprimido a su propio pueblo durante décadas, sin mencionar a los saharauis que resisten a diario las políticas represivas marroquíes en los territorios saharauis ocupados. También es un régimen que prospera gracias al saqueo de los recursos naturales saharauis y la droga (Marruecos es el mayor productor y exportador de resina de cannabis del mundo) para financiar su ocupación ilegal del Sáhara Occidental. El estado de ocupación marroquí debe ser señalado y denunciado, y el mundo debe conocer la realidad de este régimen autocrático y su terrible historial de violaciones de derechos humanos y otras acciones ilegales en el Sáhara Occidental», explocó.

La ruptura entre Argel y Rabat.

En su respuesta, Sidi Omar dijo que la declaración realizada el 24 de agosto de 2021 por el Ministro de Relaciones Exteriores de Argelia, Ramtane Lamamra, contiene un recuento completo de las acciones hostiles llevadas a cabo por Marruecos contra Argelia durante las últimas décadas, que justifican la decisión tomada por Argelia a este respecto. «En este contexto, me gustaría subrayar, como hecho histórico, que Marruecos no solo reclamó el Sáhara Occidental, sino también Mauritania en la década de 1960. Como sabemos, Marruecos también atacó militarmente a Argelia en octubre de 1963 y España (isla de Perejil) en julio. 2002, aún en la persecución de sus reclamos territoriales.», recordó.

«También quisiera añadir que el régimen y la clase política en Marruecos siempre han tenido un complejo de inferioridad profundamente arraigado frente a Argelia, cuya posición de principio con respecto a la cuestión del Sáhara Occidental y otras causas justas en el mundo es fuente de gran orgullo para el pueblo saharaui y para todos los pueblos amantes de la paz. Por su parte, el régimen marroquí no tiene nada de qué enorgullecerse».

La entrada de Israel en la UA como observador.

Para Sidi Omar, la Unión Africana, que encarna la unidad de África y el futuro de su destino político y económico, es objeto de ataques severos y permanentes por parte de ciertas potencias extranjeras con la ayuda de sus aliados en África y más allá. «Es en este contexto, Marruecos recibió instrucciones para unirse a la Unión Africana en enero de 2017 para trabajar desde adentro y actuar como saboteador en nombre de sus benefactores. La decisión adoptada por el Presidente de la Comisión de la Unión Africana de acreditar a un nuevo Estado Observador ante la Unión Africana, contra la voluntad de muchos países africanos, también debe considerarse en este contexto», aseguró Omar.

La posibilidad de que Washington algún día retome su importante papel con respecto al Sáhara Occidental.

Sidi Omar ha recordado que Estados Unidos asumió el papel de “titular de la pluma” de todas las resoluciones de la ONU sobre el Sáhara Occidental y la renovación del mandato de la MINURSO cuando se estableció el llamado “Grupo de Amigos del Sáhara Occidental” a principios de la década de 1990 por iniciativa de Washington. Aunque comenzó como un grupo abierto que incluía a otros miembros no permanentes del Consejo, con el tiempo el «Grupo» se ha convertido en un grupo cerrado que tiene el monopolio de todos los asuntos relacionados con la cuestión del Sáhara Occidental en el Consejo de seguridad. El hecho de que los proyectos acordados dentro del “Grupo” se presenten frecuentemente a otros miembros de la Junta como definitivos y no negociables, demuestra la naturaleza antidemocrática de este grupo.

«En cuanto a la cuestión de si Estados Unidos continuará sirviendo como portaplumas para las resoluciones de la ONU sobre el Sáhara Occidental, me gustaría citar las palabras del ex embajador de Alemania ante las Naciones Unidas, Christoph Heusgen, quien se dirigió a la delegación de Estados Unidos en diciembre de 2020, diciendo que “el titular dela pluma» debe ser justo, tener en cuenta los intereses legítimos de todas las partes y actuar en el marco del derecho internacional”. Por lo tanto, para que los Estados Unidos continúen desempeñando un papel constructivo y creíble en el Proceso de Paz de las Naciones Unidas en el Sáhara Occidental, la administración norteamericana debe demostrar, no solo de palabra sino también de hecho, su neutralidad y su compromiso con el derecho internacional. Esto implica revertir la decisión de Trump sobre la soberanía del Sáhara Occidental. Estados Unidos también debería enviar a Marruecos un mensaje claro de que sus intentos de socavar el Proceso de Paz e imponer un hecho consumado por la fuerza en el Sáhara Occidental ocupado no quedarán impunes.

Origen: Sidi Omar: ¡Mohamed VI es capaz de vender su alma al mejor postor!».