Tras #LaTraiciónDeSánchez, España estudia la petición de Marruecos de deportar unos 23.000 inmigrantes ilegales marroquíes al aeropuerto de El Aaiún (Sahara Occidental ocupado)

Tras #LaTraiciónDeSánchez, España estudia la petición de Marruecos de deportar unos 23.000 inmigrantes ilegales marroquíes al aeropuerto de El Aaiún (Sahara Occidental ocupado)

 

Por Lehbib Abdelhay

Madrid (ECS).- Según ha revelado el Diario.es, el Gobierno de España retomará esta semana las repatriaciones de inmigrantes llegados en pateras a Canarias hacia Marruecos, según indicaron fuentes conocedoras del proceso, que afirman que las devoluciones “se van a hacer”. Para llevar a cabo las repatriaciones se ha comenzado con la preparación de la documentación necesaria este lunes con el fin de poder ejecutar la devolución de migrantes.

El rotativo español no aclaró donde aterrizarán esta vez esos vuelos especiales. Marruecos suspendió los vuelos de repatriación de inmigrantes en abril de 2021 y todos los vuelos internacionales el pasado 29 de noviembre.

No obstante, fuentes en el gobierno de España reconocen que Marruecos pone trabas. España ha cerrado el año pasado con Rabat un preacuerdo para aceptar la llegada al Sáhara Occidental de cuatro vuelos semanales con 20 inmigrantes a bordo. Se da la circunstancia que hay marroquíes que han sido trasladados desde distintos lugares del país hasta Madrid, de allí a Canarias y luego al aeropuerto de El Aaiún en el Sáhara Occidental. Se ha hecho así porque los cuatro vuelos semanales que aceptó Marruecos en su momento se llevan a cabo con la compañía Royal Air Maroc. Los vuelos llegaron en marzo del año pasado al El Aaiún, capital del Sáhara Occidental, territorio ocupado por Marruecos.

En concreto, se espera que sea este mismo martes, 22 de marzo, el día en el que se reactiven las devoluciones de migrantes con un vuelo que saldrá desde Gran Canaria con los 20 primeros inmigrantes con los que se reactiven estas repatriaciones hacia el país africano, según ha indicado la cadena Ser en Canarias.

Esta vez, no se sabe si España aceptará la condición que pone Marruecos para recibir estos 23.000 inmigrantes ilegales, y que consiste en que estos vuelos deben llegar al aeropuerto de la capital del Sáhara Occidental. En febrero de 2021, el gobierno marroquí ya aceptó el regreso de los inmigrantes ilegales marroquíes desde un aeropuerto de Canarias, pero siempre se hace al ritmo y manera que a Mohamed VI le conviene. Rabat ya aceptó que lleguen cuatro vuelos semanales con no más de 20 inmigrantes ilegales a bordo. O lo que es lo mismo, a este ritmo, 80 personas a la semana, España tardaría tres años en devolver a todos los ciudadanos marroquíes interceptados en aguas de Canarias (los 23.000 inmigrantes ilegales marroquíes).

La reanudación de estas repatriaciones, según el digital, se produce días después de que el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, enviara una carta al rey Mohamed VI defendiendo el plan de autonomía para el Sáhara Occidental planteado por Marruecos en 2007 al entender Sánchez que es “la base más seria y realista” para lograr una solución a este conflicto.

La devolución de personas ingresadas de forma ilegal en un país, éste analiza los lugares de procedencia de las personas que van a ser devueltas, dónde están internadas y dónde trasladarlas dentro del país de origen. En las últimas fechas ha habido marroquíes que han sido trasladados desde el levante español hasta Madrid, de allí a Canarias y de las Islas a los territorios ocupados del Sáhara Occidental. Se hace así porque los cuatro vuelos semanales que aceptó Marruecos en su momento se llevan a cabo con su compañía Royal Air Maroc.

La elección del destino depende y mucho del lugar de origen del inmigrante ilegal retornado. Sin embargo, todos los vuelos anteriores habían llegado al mismo lugar: El Aaiún ocupado, capital del Sáhara Occidental. Marruecos ha conseguido que el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, se pliegue y reconozca de manera práctica la soberanía marroquí sobre el territorio de la antigua colonia española, algo que viola la resoluciones de la ONU y las convenciones de Ginebra.

Origen: Tras el giro de Sánchez, España decide deportar al Sáhara Occidental unos 23.000 inmigrantes ilegales marroquíes.