Un dron israelí Hermes 450, de la fuerza aérea marroquí, equipado con dos misiles Hellfire habría matado a los tres civiles argelinos

Un dron israelí Hermes 450, de la fuerza aérea marroquí, equipado con dos misiles Hellfire habría matado a los tres civiles argelinos

 

Por Sidi Maatala/ECS

Madrid (ECS).- Según varios expertos en armas citados por el digital argelino Menedefense, es probable que el ataque marroquí que mató a tres civiles argelinos se efectuó con el dron turco Bayraktar TB-2 y municiones MAM-L o de drones israelíes tipo Hermes 450 equipados con dos misiles Hellfire. El video difundido en redes sociales muestra los dos vehículos carbonizados lo que confirma la alta precisión de las municiones y su moderada capacidad explosiva.

En un comunicado oficial difundido ayer tras días de rumores sobre el incidente, la presidencia argelina responsabilizó a las fuerzas marroquíes que desde 1975 ocupan la antigua colonia española del Sáhara Occidental de «haber cometido con armamento sofisticado este cobarde asesinato». Además, ha señalado que “no quedará impune”. La presidencia argelina no detalló que arma sofisticada es.


Información detallada del ataque marroquí contra civiles argelinos: ¿dónde tuvo lugar el ataque? ¿de dónde vino el ataque? – MENADEFENSE


El dron habría despegado de una base aérea marroquí situada en Smara en los territorios saharauis ocupados por Marruecos y que se encuentra a 230 km del lugar del ataque. Inicialmente, sobre la base de testimonios de camioneros argelinos que frecuentaban el lugar, habíamos evocado la posibilidad de un ataque de artillería marroquí. El periodista y ex militar H’mida Saharaui, presente en la zona, descartó esta posibilidad por la lejanía de la artillería marroquí, a unos 100 kilómetros del lugar, y la ausencia de cráter y la alta precisión del golpe. Él, al igual que muchos testigos, vieron al menos un dron que venía desde el oeste dando una vuelta. El testimonio en video confirma la presencia de un dron y el disparo de dos misiles.

Israel ha vendido secretamente equipo militar a Marruecos. El digital israelí Haaretz citó a Jonathan Hempel y éste confirmó que las exportaciones militares israelíes a Marruecos habían «permanecido operando discretamente durante los últimos años». A través de un tercero, el Estado sionista suministró a Marruecos equipos de comunicación militar y dispositivos de control, incluyendo dispositivos de detección y seguimiento en aviones de guerra. En 2020, las fuerzas aéreas marroquíes recibieron tres drones Heron israelíes, con un coste total de 50 millones de dólares.

El bombardeo tuvo lugar a unos 7 km al oeste de la ciudad de Bir Lahlu, en los territorios liberados, en la quinta región militar del Ejército de Liberación Popular Saharaui (ELPS). Las coordenadas exactas del lugar del incidente son 26.328777, -9.692441. Una imagen de satélite del 2 de noviembre muestra la ubicación y los rastros de las quemaduras en el suelo (Créditos de la imagen de satélite de IlKanguru con el amable permiso).

Origen: Un dron israelí Hermes 450 equipado con dos misiles Hellfire habría matado a los tres argelinos.