Un Marruecos en apuros echa balones fuera acusando a Argelia de la matanza de Melilla

Un Marruecos en apuros echa balones fuera acusando a Argelia de la matanza de Melilla
Por Lehbib Abdelhay 
 
Madrid (ECS). – Acorralado por la presión e indignación internacional por la masacre cometida en la frontera de Melilla contra inmigrantes subsaharianos, y que ha dejado cerca de una treintena de víctimas mortales tras la documentada intervención de la gendarmería marroquí, Rabat realiza un contorsionismo habitual para culpar de la tragedia a su enemigo regional en un momento en el que el Consejo de Seguridad investigará el escándalo. Cabe recordar que el presidente español señaló como protagonista a Marruecos, citando “bien resuelto” a pesar de la violencia desplegada.
 

Ahogado en la sangre de la masacre, el régimen de Marruecos, intenta implicar a su vecino Argelia entretenido en los Juegos del Mediterráneo de Orán 2022

 
En Marruecos, según indicó El Confidencial, nadie atreve hablar tras la matanza de Melilla excepto la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), cuya sección de Nador, la ciudad fronteriza con Melilla, no ha dejado de subir vídeos a las redes sociales, de denunciar en varios idiomas la “brutalidad” de las fuerzas de seguridad marroquíes y de exigir que se realice una investigación.
Según el rotativo español, la embajada de Marruecos en España rechazó todas estas acusaciones en un comunicado, remitido a Europa Press y Prensa Ibérica, en el que señala a Argel como la causante de la concentración de inmigrantes en la Valla de Melilla. La muerte de 23 subsaharianos está relacionado con la imagen que da Rabat en Europa y, sobre todo, en el continente africano, en el que aspira a jugar un papel.
Marruecos asegura que «deplora el drama» ocurrido el viernes en Melilla, cuando decenas de migrantes subsaharianos murieron tras ser agredidos violentamente por los gendarmes marroquíes mientras trataban de entrar en Melilla.
En su comunicado remitido por la embajada de Marruecos en Madrid, se asegura que los subsaharianos se infiltraron por la frontera con Argelia, aprovechando la deliberada laxitud del país en el control de sus fronteras con Marruecos. «El día de los hechos, se dirigieron, no hacia la clásica alambrada; que separa al Marruecos de la ciudad de Melilla, sino hacia el llamado «puesto bario-chino». “Este puesto tiene cuatro corredores estrechos, y la afluencia masiva de atacantes en estos corredores causó una avalancha», dijo la embajada en su comunicado.
Cabe señalar (mirar Vídeo abajo) que uno de los supervivientes de la masacre declaró que fue la gendarmería marroquí quien les alentó a saltar la valla de Melilla. Este migrante sudanés afirma que fue la misma policía marroquí quien les invitó a saltar la valla de Melilla “ellos nos dijeron que nos dejaran pasar», añade.
Esto reafirma lo que todos ya sabemos, que Marruecos utiliza a estas personas como forma de presión política contra España.
“La extrema violencia de los asaltantes y la estrategia del asalto», afirma la legación marroquí en España, “denota un alto sentido de organización, una progresión planificada y una estructura jerárquica de líderes aguerridos y entrenados con perfiles de milicianos experimentados en zonas de conflicto».

Origen: Un Marruecos en apuros echa balones fuera acusando a Argelia de la matanza de Melilla