Una exposición fotográfica cerrará la primera edición del proyecto edetano “Una cistella al Sàhara”