Una mano negra en la ayuda humanitaria a Marruecos – El Correo de Andalucía

La ONGD Equipos de Respuesta Inmediata en Catástrofes de Andalucía, que se ha desplazado estos días hasta Marruecos para colaborar en la aportación de ayuda humanitaria que se ha solicitado desde el país después de las consecuencias sufridas por el terremoto, pone de manifiesto el trato vejatorio que se viene sufriendo en la frontera de Tánger para acceder con los vehículos y poder realizar la descarga de la ropa y los materiales que se están donando para la población.

Según informa uno de los miembros de la ONG, después del trabajo realizado y los trámites burocráticos que se han llevado a cabo para poder colaborar, además, todo realizado y gestionado en conjunto con una asociación marroquí que solicitó la ayuda, la situación no solo fue caótica en cuanto a información una vez en la frontera, sino que, el trato demostrado de manera despectiva hacia todos los que allí se encontraban esperando respuesta para entrar al país, ha sido continuo.

Más de 2.000 kilos repartidos entre ropa y tiendas de campaña que sirvieran de techo para las familias afectadas han concluido siendo rechazados después de más de siete horas de espera en Tánger aguardando respuesta para acceder, terminando con la consiguiente negativa por parte de los responsables en la frontera. Una negativa que se termina convirtiendo en el regreso con la mercancía al lugar de destino y con la frustración e indignación de los cooperantes, que han visto fallido su intento de ayudar a las familias.

Mano negra

Y no son solo los miembros de

Una mano negra en la ayuda humanitaria a Marruecos – El Correo de Andalucía