Unidas Podemos propone incluir en la Ley de Memoria Democrática una disposición que establezca la «concesión de la nacionalidad española por carta de naturaleza a las saharauis y a los saharauis nacidos en el territorio del Sáhara Occidental bajo la soberanía de España»

Unidas Podemos propone incluir en la Ley de Memoria Democrática una disposición que establezca la «concesión de la nacionalidad española por carta de naturaleza a las saharauis y a los saharauis nacidos en el territorio del Sáhara Occidental bajo la soberanía de España»
 

Ali Mohamed.

ECS. Madrid. | Unidas Podemos propone incluir en la Ley de Memoria Democrática una disposición que establezca la «concesión de la nacionalidad española por carta de naturaleza a las saharauis y a los saharauis nacidos en el territorio del Sáhara Occidental bajo la soberanía de España», esto es, antes del 26 de febrero de 1976, fecha en la que el rey Juan Carlos I ordenó a sus tropas abandonar a traición al pueblo saharaui para permitir la ocupación militar marroquí.

El grupo confederal, a través de una enmienda parcial que ha preparado, estima además esta concesión, sujeta a varios medios probatorios, para estos ciudadanos «aun cuando no tengan residencia legal» en España. Además, según han explicado fuentes del grupo a Europa Press, esta iniciativa plantea la opción de conceder la nacionalidad a sus descendientes en primer grado de consanguinidad, fijando un plazo de cinco años para su solicitud a contar desde la inscripción en el Registro Civil.

En la motivación de dicha enmienda, Unidas Podemos recuerda que el Sáhara español tuvo el estatuto de provincia metropolitana española. «Fue conocido como la provincia número 53. Sus habitantes contaban con representación en las Cortes franquistas, los saharauis poseían documento nacional de identidad español, estudiaban en las universidades españolas, ejercían como funcionarios e, incluso, formaban parte de nuestro ejército. Prueba de ello son los lazos lingüísticos y el uso cotidiano del español como 2ª idioma que hace gran parte de la diáspora saharaui y los civiles asentados en los campamentos de refugiados de Tinduf.
 
Así mismo, la formación morada pide que la enmienda también contemple la concesión de la nacionalidad a los saharauis con situación regularizada en el país tras dos años de residencia legal, como es el caso que ocurre con los países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal o judíos sefardíes. El grupo confederal enmarca la enmienda en la «orientación histórica de una nueva legislación para dar respuesta a la vinculación de España con la población saharaui, un paso necesario para reforzar la coherencia de nuestro ordenamiento jurídico», añaden.

A lo que también hay que añadir la «fuerte vinculación de las personas saharauis con España, pues sus lazos con la antigua provincia siguen hoy tan vivos como hace ya más de cuatro décadas, por su conocimiento del idioma, la estrecha cooperación desde todas las instituciones oficiales y el sentimiento generalizado del pueblo español», rematan en la enmienda al articulado que el grupo tiene previsto registrar y tramitar en el Congreso.

Esta fórmula, que se enmarca en lo dispuesto en el artículo 21 del Código Civil, tiene carácter graciable y no se sujeta a las normas generales de procedimiento administrativo ni sometida a algún gravamen, para lo cual el Ejecutivo la otorga o no discrecionalmente mediante real decreto tras valorar la concurrencia de circunstancias excepcionales, según apuntan fuentes del gobierno a Europa Press.
Para dichos trámites, se requerirán una serie de condiciones probatorias como aportar un DNI o documento verificable por la Policía (aunque esté caducado), un certificado de inscripción en el censo para el referéndum sobre el Sahara Occidental expedido por Naciones Unidas o uno de nacimiento expedido por autoridades saharauis de campos de refugiados en Tinduf y legalizado por la representación del Frente Polisario en España. También, tal y como planteará en sus enmiendas, servirá para aportar partidas de nacimiento o libros de nacimiento expedidos por las autoridades españolas así como otros documentos válidos que aseguren el nacimiento en el Sáhara español antes de la fecha citada.

Finalmente, el grupo destaca el refuerzo de los «lazos históricos» con el pueblo saharaui durante los últimos años, como el reciente anuncio de la instalación de centros del Instituto Cervantes en El Aaiún y Tinduf.

Origen: Podemos plantea la concesión de la nacionalidad a los saharauis nacidos bajo soberanía española de la provincia 53.