Violencia extrema contra la población civil saharaui en los territorios ocupados | Contramutis

Violencia extrema contra la población civil saharaui en los territorios ocupados | Contramutis
  • La Cruz Roja Internacional no asume su compromiso de protección a presos y civiles en tiempos de guerra como establece el derecho internacional humanitario.

Cristina Martínez Benitez de Lugo..-

La guerra alcanza a los civiles. Desde la vuelta a las armas en el Sáhara Occidental se están agudizando los atentados contra la población civil saharaui por parte de las fuerzas de ocupación marroquíes. Sólo en esta semana, han perpetrado los siguientes atropellos:

Ghali Bouhala, activista por la autodeterminación, fue secuestrado en El Aaiún por la policía cuando hacía labores de mantenimiento en una mezquita. Lo llevaron a su casa con la cabeza enfundada en una bolsa de plástico. Tiraron la puerta aterrorizando a su madre y su hermana, registraron la vivienda, destrozando las puertas de las habitaciones, robaron los móviles, golpearon a su madre y su hermana. Simularon la estrangulación de Ghali frente a su madre con una bandera de la RASD que hallaron en la casa, y se lo llevaron en un coche.

Mohamed Nafaa Boutasoufra, también activista, le secuestró la policía de un modo parecido, también en El Aaiún. Le llevaron a la casa, tirando la puerta a patadas y registrándolo todo. Sigue en paradero desconocido.

Mohamed Salem Ayyad Ali Al Fahim desapareció el 15 de enero. La familia preguntó en el hospital y en la policía. Nada. 22 días después, el 5 de febrero, aparece el cuerpo de su hijo en el depósito de cadáveres de un hospital de El Aaiún, en estado de descomposición. Se pueden sacar conclusiones. Por este tema se ha dirigido CODESA a la Cruz Roja Internacional para pedir ayuda.

Sultana Jaya, la irreductible activista a la que la policía arrancó un ojo de cuajo en 2007, sigue perseguida. Ella y su hermana Ouaari llevan 87 días en su casa, en Bojador, en confinamiento obligatorio. Habían salido no más lejos de la puerta a recibir a unas amigas cuando se vieron atacadas por pedradas de la policía. Participó personalmente en el ataque el comisario de la jefatura de policía de Bojador ocupado, Abd Hakim Aamir. Sultana quedó herida en la cabeza y Ouaari en la boca. También fueron atacadas Fatimeto Babi y Maymouna Hamia. La familia, tanto las dos hermanas como su madre, son atacadas y lesionadas constantemente por las fuerzas de ocupación.

 

(…) SEGUIR LEYENDO EL ARTÍCULO EN: Violencia extrema contra la población civil saharaui en los territorios ocupados | Contramutis