WSRW) critica a la UE por hacer caso omiso a su TJUE y firmar acuerdos con Marruecos | Sahara Press Service


Londres, 04 de febrero de 2018(SPS)-.   La ONG Western Sahara Resource Watch  ha criticado el comportamiento poco honesto de la Comisión Europea que no ha tenido en cuenta  la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE  y continúa firmando acuerdos  con la ocupación marroquí sin el consentimiento de los dueños del territorio.
Western Sahara Resource Watch subraya en una nota de prensa publicada en su página web que los dueños legales del territorio no han sido consultados.
Esta ONG recuerda que el Abogado General del Tribunal de la UE, Melchior Wathelet,dejó muy claro que el acuerdo de pesca de la UE con Marruecos es “inválido”, ya que incluye las aguas costeras del Sahara Occidental.
En ese sentido “Western Sahara Resource Watch está profundamente conmocionado por el comportamiento deshonesto de la Comisión Europea, que muestra una flagrante indiferencia por la sentencia del Tribunal de Justicia y por obstruir los esfuerzos de paz de la ONU en el Sáhara Occidental. Europa debe guiarse por la ley y la rectitud moral, no con semejante cinismo e imprudencia”, declaró Morten Nielsen de Western Sahara Resource Watch (WSRW).
Según fuentes de la UE, este repentino acuerdo fue una sorpresa total para todos en Bruselas. La Comisión no dio señal alguna sobre el presente acuerdo cuando informó a los legisladores de mayor jerarquía del Parlamento unos días antes. La Comisión había insistido en su compromiso de cumplir con la sentencia y deseaba consultar a las partes interesadas, incluida la sociedad civil saharaui e incluso el Frente Polisario. A la luz de los acontecimientos arece que se trataba de una estrategia engañosa, ya que claramente la Comisión estaba finalizando el trato entre bambalinas.
“Esto es un insulto al Parlamento Europeo y al Tribunal de Justicia”, subraya Nielsen.
Desde el comienzo de las negociaciones con Marruecos, el enfoque de la Comisión respecto de la decisión del Tribunal de la UE no ha cumplido las normas básicas de la UE sobre negociaciones comerciales responsables y transparentes. Una de las principales fuentes de preocupación ha sido que la Comisión parece haber malinterpretado deliberadamente las conclusiones de la Corte de que tales acuerdos necesitan obtener el “consentimiento de los representantes del Sáhara Occidental” y en cambio buscaron simplemente “consultar a la población del Sáhara Occidental”. Al sustituir uno por otro, era posible que las instituciones de la UE dejaran de lado al pueblo saharaui, no teniendo en cuenta su total rechazo al acuerdo y hablando con las personas equivocadas.
“Aparentemente la Comisión no ha consultado a nadie, independientemente de que sean el Frente Polisario, la sociedad civil saharaui o las organizaciones títeres marroquíes establecidas con el propósito de dar legitimidad a la ocupación de Marruecos. No parece que la Comisión de la UE ni el Servicio Europeo de Acción Exterior hayan tomado medidas para obtener el consentimiento del representante del pueblo del Sahara Occidental, el Frente Polisario”, afirmó Nielsen.
WSRW espera que el acuerdo se envíe a los Estados miembros y al Parlamento en marzo, y que se trate en las comisiones parlamentarias a partir de abril.
Por lo que WSRW entiende, la Comisión se posicionó de forma opaca durante las negociaciones, simplemente no había posibilidad de que ambos se ajustaran a la sentencia del Tribunal mientras complacían al Gobierno marroquí. Esta súbita firma del acuerdo puede leerse como otra señal de buena voluntad para un gobierno marroquí cada vez más nervioso. De esta forma compra a la UE unas semanas más, hasta que se apruebe una sentencia del TJUE sobre la legalidad del Acuerdo de Asociación de Pesca UE-Marruecos el 27 de febrero de 2018.
El 10 de enero de 2018, el Abogado General del Tribunal de la UE, Melchior Wathelet, emitió una opinión antes del fallo judicial, afirmando que el derecho a la libre determinación es una obligación erga omnes, y que la Unión ha incumplido sus obligaciones. Subrayó que la Unión tiene el deber de no reconocer una situación ilegal resultante de una violación de las normas erga omnes del derecho internacional. Además, el Abogado General consideró que la Unión prestó ayuda y asistencia para mantener la ocupación ilegal resultante de la violación del derecho del pueblo del Sáhara Occidental a la libre determinación, al celebrar un acuerdo internacional con Marruecos. Teniendo esto en cuenta, concluyó que el acuerdo de pesca de la UE con Marruecos es “inválido”, ya que incluye las aguas costeras del Sahara Occidental.
Otros países, como Noruega, Suiza, Islandia, Liechtenstein y EE.UU., Tienen acuerdos comerciales legales con Marruecos que explícitamente no se aplican al Sáhara Occidental. La UE, bajo presión francesa, es reacia a seguir esa ruta.
El  30 de enero, Western Sahara Resource Watch (WSRW) recibió una invitación del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) –Servicio Europeo de Asuntos Exteriores- a una “reunión informal” que tendría lugar el 6 de febrero donde el SEAE presentaría su trabajo para cumplir con la sentencia del Tribunal y “solicitar su opinión sobre los beneficios que podrían derivarse para la población afectada por el acuerdo”.
WSRW respondió a esa solicitud el 1 de febrero de 2018, subrayando que de ninguna manera representa al pueblo saharaui. En vista de lo que aparentemente ahora es un trato hecho, WSRW también solicitó al SEAE que aclare el propósito de la invitación a la reunión. WSRW también hizo hincapié en su confusión sobre por qué los “beneficios” de la “población” debían discutirse, ya que el TJUE (párrafo 106) lo consideró irrelevante para evaluar la legalidad del acuerdo.
Finalmente, WSRW declaró que está realmente interesado en intercambiar puntos de vista con el SEAE pero que no desea involucrarse en un proceso que pueda socavar el requisito de obtener el consentimiento de los representantes del pueblo del territorio, como corolario de su derecho a la autodeterminación.
WSRW recomienda:
WSRW recomienda a todos los Estados miembros de la UE que soliciten al Comisario de Comercio, Cecilia Malmström, y al Comisario de Política Aduanera, Pierre Moscovici:Justificar esta conclusión de negociaciones delicadas, mientras que los aspectos críticos parecen haber quedado sin abordar, a saber, el consentimiento previo de la población del Sáhara Occidental;
Explicar por qué no ha consultado a las partes interesadas relevantes, antes de la firma del acuerdo, especialmente al único representante del pueblo del Sáhara Occidental, el Frente Polisario, así como las organizaciones saharauis y de la sociedad civil de la UE;
Explicar cómo ha intentado defender los intereses europeos durante las negociaciones, cuando no se realizó una evaluación de impacto previa ni tuvo a su disposición los datos básicos sobre el comercio de la UE con el territorio;
Demostrar que el resultado de las negociaciones se ajusta a la sentencia del Tribunal de 2016 y, por lo tanto, no será invalidado en futuros procedimientos legales.
WSRW recomienda al Parlamento Europeo:
Preguntar a la Comisión si el organismo representativo del Sáhara Occidental ha dado su consentimiento al acuerdo.
Solicitar una lista total de las partes interesadas, en su caso, que representan al Sáhara Occidental, que han sido consultadas.
Preguntar cuál es la relevancia de estas instituciones, en vista de los requisitos legales que el Polisario debe aprobar.
Solicitar a la Comisión que explique por qué ha enviado información contradictoria a los legisladores sobre la última situación de las negociaciones
Pedirle a la Comisión que explique el fundamento de acelerar el proceso de negociación solo unos días antes de una decisión judicial con relevancia directa para las negociaciones actuales
WSRW recomienda a todas las empresas basadas en la UE:
Medir los considerables riesgos legales, morales y financieros relacionados con hacer negocios en el Sáhara Occidental ocupado y exigir a las instituciones de la UE garantías efectivas contra tales riesgos.” SPS 090/099 Fuente: WSRW
a través de WSRW) critica a la UE por hacer caso omiso a su TJUE y firmar acuerdos con Marruecos | Sahara Press Service