Albares empeora con sus declaraciones la crisis diplomática por #LaTraiciónDeSánchez al pueblo saharaui al referirse al presidente de Argelia con palabras que Al Muradia tilda de «lamentables e inaceptables»

Albares empeora con sus declaraciones la crisis diplomática por #LaTraiciónDeSánchez al pueblo saharaui al referirse al presidente de Argelia con palabras que Al Muradia tilda de «lamentables e inaceptables»
 

Por Lehbib abdelhay

Madrid (ECS).- Todo empezó este domingo, con unas declaraciones del presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, quien consideró que el presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, ha incumplido la legalidad internacional al aceptar el Plan de Autonomía marroquí para el Sáhara Occidental. Declaraciones que no han gustado al Ejecutivo socialista, que este lunes han llevado a Albares a responder con desprecio a las mencionadas declaraciones del jefe del Estado argelino. El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares, ha calificado de «polémica estéril» las declaraciones del presidente argelino. El responsable de la diplomacia española ha asegurado que de esas acusaciones y críticas se queda «con la garantía» del suministro de gas argelino a España. El enviado especial del gobierno argelino para el Sáhara Occidental y los países del Magreb, Amar Belani, ha oído las palabras de Albares y las ha tildado de «lamentables e inaceptables». «Seguramente no contribuirán a una rápida normalización de las relaciones bilaterales», ha añadido.

Albares tendrá que asumir las consecuencias»

Belani ha tildado de «lamentables e inaceptables» las palabras de Albares y ha indicado que no ayudarán a la normalización de las relaciones. «Las declaraciones realizadas por Albares son lamentables y totalmente inaceptables. Seguramente no contribuirán a una rápida normalización de las relaciones bilaterales», ha indicado al medio Tout Sur l’Algerie. Finalmente, ha advertido que el ministro español tendrá que «asumir las consecuencias».

Volviendo a Albares, en su entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, el jefe de la diplomacia española ha defendido la decisión «soberana y dentro de la legalidad internacional» que ha tomado el Ejecutivo de Pedro Sánchez de apoyar a Marruecos en su ocupación militar en el Sáhara Occidental. «Y no hay nada más que añadir», ha apostillado al ser preguntado acerca de las críticas del presidente de Argelia en una entrevista en la televisión pública de su país.

Ha asegurado que sigue habiendo interlocución con el Gobierno de Argelia, al tiempo que ha recalcado que de todas esas declaraciones se queda con «la garantía total del suministro de gas argelino a España y el respeto escrupuloso a los contratos internacionales que tienen las empresas».

El pasado 18 de marzo, en una misiva enviada a Mohamed VI, el jefe del gobierno de España, Pedro Sánchez, calificó el plan de autonomía marroquí como «la base más seria, realista y creíble para la resolución del conflicto del Sáhara Occidental». Tras denunciar un “cambio de rumbo” por parte de España, Argel retiró inmediatamente a su embajador el 19 de marzo y exigió “aclaraciones” ante cualquier posible regreso de su representante a Madrid.

España es muy dependiente de Argelia para su suministro de gas.

A principios de abril, la compañía pública Argelina de petróleo y gas Sonatrach había anunciado un incremento en el precio del gas a España, debido al repunte registrado en los mercados por efecto de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. El director general de Sonatrach Toufik Hakkar había indicado entonces a la agencia oficial APS que «no está excluido de realizar un recálculo de precios con nuestro cliente español».

Aun así, el presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, y a pesar de la grave crisis diplomática desatada por Pedro Sánchez, ha anunciado que Argel nunca renunciaría a sus compromisos de garantizar el suministro de gas a España.

La incertidumbre sobre el suministro de gas argelino, clave para la industria española y europea, había crecido desde que el 19 de marzo Argelia retirara su embajador de Madrid y anunciara su decisión de no retomar relaciones diplomáticas con el gobierno de Sánchez por su decisión de apoyar el plan de autonomía marroquí para el Sáhara Occidental.

 

Argelia es uno de los principales suministradores de gas de España que cuenta con un gasoducto, el Medgaz, que llega directamente a Almería (Andalucía) sin pasar por territorio marroquí. El presidente argelino garantizó este sábado, en una entrevista pública con medios nacionales, el suministro de gas a España a pesar de la grave crisis entre Argel y Madrid.

Origen: Empeora la crisis diplomática. Albares desprecia al presidente de Argelia con palabras que Al Muradia tilda de «lamentables e inaceptables.»