Análisis de las maniobras de la diplomacia marroquí contra los saharauis y la RASD en América Latina. Entrevista a Esteban Silva. | werken rojo

Análisis de las maniobras de la diplomacia marroquí contra los saharauis y la RASD en América Latina. Entrevista a Esteban Silva. | werken rojo

ANÁLISIS DE LAS MANIOBRAS DE LA DIPLOMACIA MARROQUÍ CONTRA LOS SAHARAUIS Y LA RASD EN AMÉRICA LATINA. ENTREVISTA A ESTEBAN SILVA.

Por 

Reproducimos la entrevista del El Portal Diplomático, en la cual Esteban Silva, aborda los métodos y maniobras de la diplomacia marroquí para suspender el reconocimiento de la RASD por parte de los países latinoamericano; la batalla por los recursos naturales saharauis; y el rol de la RASD como nexo entre el mundo árabe y África con América Latina.

Las prioridades de la diplomacia marroquí en América Latina

En cuanto al modus operandi de la diplomacia marroquí, el político chileno desvela que “en América Latina y el Caribe la monarquía marroquí tiene como objetivo bloquear las relaciones del pueblo saharaui, desprestigiar al Frente Polisario como interlocutor y bloquear el reconocimiento a la RASD. Marruecos intenta impedir, por un lado, el reconocimiento de la RASD por parte de los gobiernos latinoamericanos y por otro lado, ante los países que mantienen relaciones diplomáticas con la RASD presiona activamente de múltiples maneras buscando paralizar, revertir o congelar las relaciones institucionales y la cooperación con la RASD. Su presencia en la región más que estar centrada en sus propias relaciones bilaterales prioriza la implementación de una estrategia de bloqueo y ataque permanente contra los saharauis y sus relaciones en América Latina y el Caribe».

“La trazabilidad de esta conducta es clara, en los últimos 20 años Marruecos ha abierto embajadas e intensificado su actividad en la región como reacción y respuesta frente al avance y dinamismo de la política exterior saharaui”, afirma Esteban Silva, antes de aclarar que la “gestión marroquí busca debilitar y neutralizar en la región el apoyo a la autodeterminación e independencia del pueblo saharaui buscando influir sobre las elites dominantes, sobre gobiernos, parlamentos, liderazgos empresariales y políticos vía ofrecimientos de supuestos beneficios económicos que nunca se materializan”.

“Constantemente ofrecen viajes a Marruecos con todos los gastos pagados a parlamentarios, políticos y funcionarios gubernamentales. Mediante esos viajes y estadías y la cobertura de otras ‘necesidades’ para sus invitados se busca reclutarles para respaldar posturas tan deleznables cómo la ocupación ilegal del Sahara Occidental y su falsa tesis de autonomía contra el derecho a la independencia y ocultar de paso, las denuncias internacionales contra el saqueo ilegal de los recursos naturales de la nación saharaui», sostiene el dirigente de Unidad Social.

En este sentido, Esteban Silva, detalla que otro aspecto de la estrategia de Marruecos “consiste en silenciar y desvirtuar las denuncias sobre la violación sistemática de los derechos humanos del pueblo saharauis en los territorios ocupados y la grave situación en que se encuentran las y los presos políticos saharauis”.

A modo de ejemplo, el político chileno afirma que «en Chile hemos vivido varias situaciones como las descritas como el caso del ex diputado Roberto León, el que habiendo apoyado la independencia del Sahara Occidental pero luego de realizar misteriosos y constantes viajes financiados por Marruecos hoy les ‘asesora’ y escribe con fervor en los medios de comunicación de Rabat en defensa de la ocupación colonialista e ilegal del Sahara Occidental. Situaciones aisladas pero muy similares encontramos en otros países como es el lamentable caso del periodista peruano Ricardo Sánchez Serra, hoy convertido en un ‘viajero frecuente’ auspiciado por Marruecos como peticionista de la dinastía alauita en contra del pueblo saharaui ante la IV Comisión de Descolonización de la ONU en Nueva York. Capítulo aparte, merecería el análisis y trasfondo de las presiones y prebendas que dieron origen al congelamiento de las relaciones diplomáticas con la RASD perpetradas inconsultamente y de manera obscura por Nayib Bukele en El Salvador y por Jeanine Añez, presidenta de facto de la dictadura Boliviana”.

(…)

Artículo completo en el original: Análisis de las maniobras de la diplomacia marroquí contra los saharauis y la RASD en América Latina. Entrevista a Esteban Silva. | werken rojo