Ante el acoso de Marruecos a Ignacio Cembrero | Luis Portillo Pasqual del Riquelme en Periodistas en Español

Ante el acoso de Marruecos a Ignacio Cembrero | Luis Portillo Pasqual del Riquelme en Periodistas en Español

Luis Portillo Pasqual del Riquelme[1]

El 13 de enero de este nuevo año 2023 está prevista la celebración del juicio contra el periodista Ignacio Cembrero por una demanda interpuesta contra él por el Reino de Marruecos. Es ¡la cuarta vez! que el régimen alauita pretende taparle la boca a uno de nuestros mejores y más veteranos profesionales de la información, conocedor como pocos de los asuntos del Magreb y Oriente Próximo. No lo conseguirán.

Al igual que ya sucediera con otros periodistas -el diplomático, escritor y periodista Ali Lmrabet, por ejemplo, sabe mucho de esto-, Ignacio Cembrero viene siendo insistentemente hostigado por la Monarquía alauita y su Majzén, para quienes representa una terrible amenaza. Y no por no hacer bien su trabajo sino precisamente por ejercerlo con normalidad y profesionalidad, como han resaltado sus compañeros. El entorno del monarca alauita no cesa en su empeño de impedir la labor profesional de Cembrero. La información facilitada por diversos medios ha permitido señalar a los servicios secretos de Marruecos como los responsables de que el nombre de Ignacio Cembrero estuviera entre los afectados por el espionaje del software israelí Pegasus, el único nombre español que ha trascendido de una lista de cincuenta mil potenciales objetivos que incluía a 180 periodistas.

Ante la nueva demanda judicial marroquí, Cembrero ha lamentado la indiferencia de las autoridades españolas y el hecho de que éstas permitan que un periodista español sea acosado y hostigado judicialmente. De hecho, el Partido Socialista es la única fuerza política que no ha respaldado a este profesional con ocasión de esta cuarta demanda marroquí (las tres anteriores fueron archivadas).

Cembrero ha manifestado su gratitud por el apoyo recibido de [casi] todos los partidos políticos, «algunos de manera explícita y otros con más discreción». Pero el Partido Socialista es la «gran excepción»: Nadie con carné del PSOE, según Cembrero, ni siquiera en privado, le ha manifestado su simpatía o apoyo.

Y es que el Partido Socialista no se pronuncia para no molestar al monarca alauita y porque ya ha reculado muchas leguas en este terreno, continuando así su despreciable deriva reaccionaria, como antaño calificara Felipe González al régimen alauita, después de que el último Gobierno de la dictadura franquista entregara el Sáhara Occidental y al pueblo saharaui, atado de pies y manos, a su peor enemigo.

Hay quien quiere pasar a la Historia por desenterrar los inofensivos huesos del dictador, muerto tranquilamente en la cama, en lugar de por hacer Justicia con el pueblo traicionado y defender los valores democráticos y la legalidad internacional. ¡Valiente trayectoria socialista!

El actual Gobierno español tampoco ha querido aclarar el escándalo del espionaje con el programa malicioso Pegasus, como ha desvelado y denunciado el propio Ignacio Cembrero. A nuestros gobernantes habría que recordarles, en este contexto, el más famoso de todos los versos del Cantar de Mio Cid: «¡Qué buen vassallo, si oviesse buen señor!»

Como ha señalado Miguel Sánchez en el diario El País, «Marruecos quiere obtener de la Justicia española lo que hasta ahora no ha conseguido de la francesa: la exoneración de cualquier responsabilidad en el espionaje masivo con el programa israelí Pegasus».

(…)

SEGUIR LEYENDO en: Ante el acoso de Marruecos a Ignacio Cembrero | Periodistas en Español