Arabi desafía a España a utilizar sus “excelentes relaciones” con Marruecos para garantizar el respeto a la legalidad internacional en el Sáhara Occidental | Sahara Press Service

Arabi desafía a España a utilizar sus “excelentes relaciones” con Marruecos para garantizar el respeto a la legalidad internacional en el Sáhara Occidental | Sahara Press Service

Madrid (España), 5 de junio de 2023 (SPS)- Marruecos persiste como ese vecino incómodo cuyas acciones continúan representando un claro peligro para la legalidad internacional y los principios de buena vecindad. Sus recurrentes acciones desafiantes y su falta de respeto hacia las normas internacionales generan preocupación.

Además de las persistentes acciones unilaterales en el ámbito diplomático y territorial, como la doctrina expansionista o la creación de tensiones fronterizas, socavan la estabilidad y el respeto mutuo entre naciones, Marruecos ha vuelto a incomodar a su vecino del norte al expulsar de las zonas ocupadas del Sáhara Occidental a dos abogadas españolas, Inés Miranda y Lola Travieso, cuando se disponían a cumplir con una misión de observación avalada por la Abogacía Española.

Ante esta nueva acción desafiadora, el Frente POLISARIO ha expresado su más enérgica condena al enésimo intento por parte de Marruecos de salvaguardar la más absoluta opacidad en los Territorios Ocupados del Sahara Occidental.

“Con esta actuación, el Reino de Marruecos, ha evidenciado su afán de ocultar la realidad en los Territorios Ocupados del Sahara Occidental, un territorio que ocupa ilegalmente desde 1975, y en el cual vulnera los Derechos Humanos de la población civil saharaui de manera sistemática, contraviniendo el Derecho Internacional”, añade el comunicado.

Para el delegado del Frente POLISARIO en España, Abdulah Arabi, “con este reprobable acto, el Reino de Marruecos da la razón una vez más al pueblo saharaui, y a todas aquellas personas convencidas de los legítimos derechos del pueblo saharaui. Con este tipo de actos, Marruecos muestra sus verdaderas intenciones: seguir vulnerando los Derechos del pueblo del Sahara Occidental de manera sistemática y ocultar las atrocidades cometidas, entre las que se incluyen, vulneraciones de Derechos Humanos y el expolio de los Recursos Naturales del Sahara Occidental.

“Ante esta violenta e injusta expulsión”, Arabi desafía a España a utilizar la definidas por José Manuel Albares como  “excelentes relaciones” con Marruecos para garantizar el respeto a la legalidad internacional en el Sáhara Occidental y “poner fin al hermetismo al que se somete a los Territorios Ocupados del Sahara Occidental, y que las mismas no sirvan para supeditar una vez más las relaciones de vecindad a la vulneración del derecho a la autodeterminación e independencia del pueblo saharaui”.

Importantes organizaciones también han expresado sus condenas al régimen de ocupación marroquí. En una carta dirigida al Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, el Consejo General de la Abogacía Española también ha denunciado la expulsión por parte del régimen de ocupación marroquí de las dos juristas españolas, Inés Miranda y Lola Travieso, de las zonas ocupadas del Sáhara Occidental. Ambas llegaron bajo la acreditación del órgano representativo, coordinador y ejecutivo superior de los 83 Colegios de Abogados de España, con el propósito de llevar a cabo labores de observación, verificación y seguimiento de la situación y el respeto hacia la población saharaui en el TERRITORIO NO AUTÓNOMO DEL SÁHARA OCCIDENTAL.

En el comunicado emitido poco después de la expulsión, el CGAE notifica al Ministerio de José Manuel Albares Bueno que «las abogadas Inés Miranda y Lola Travieso viajaban en un vuelo desde Canarias hacia El Aaiún en una misión de observación respaldada por la Abogacía Española. Sin embargo, cuando intentaron abandonar la aeronave, las fuerzas de seguridad marroquíes les negaron incluso el derecho de salir del avión. Ambas se identificaron como miembros de la Asociación Internacional de Juristas por el Sáhara Occidental y mostraron sus cartas de presentación a los gendarmes marroquíes, pero no recibieron respuesta alguna, aparte de ser expulsadas inmediatamente del territorio saharaui».

Por su parte, La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara, CEAS-Sahara, ha expresado su enérgica condena al régimen de ocupación marroquí, recalcando que continuará denunciando las expulsiones arbitrarias que Marruecos lleva a cabo contra activistas a favor de los derechos humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental.

Ante esta situación, la Confederación Intersindical hace un llamamiento a la solidaridad internacional con el pueblo saharaui y especialmente con aquellos que sufren represión y violencia continua en los territorios ocupados. Es hora de poner fin al exilio, la tortura y la ocupación. Asimismo, es crucial que los gobiernos europeos, en particular el español, dejen de mirar hacia otro lado y tomen acciones concretas para abordar esta problemática.

Desde Latinoamérica, figuras como Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz, junto a decenas de asociaciones y comités agrupados en la Plataforma Latinoamericana y Caribeña de Solidaridad con el Pueblo Saharaui (PLACSO) y otras organizaciones sociales del continente, han condenado e impugnado la retención ilegal, el trato vejatorio y la posterior expulsión, por parte de las fuerzas de seguridad marroquíes en el aeropuerto de El Aaiún, de las dos juristas españolas.

Las organizaciones han señalado que esta es una práctica sistemática de las fuerzas de ocupación marroquíes que no permiten desde hace décadas la visita a los territorios ocupados del Sáhara Occidental de misiones humanitarias y de observación, investigación y verificación de derechos humanos. Del mismo modo, advierten que decenas de abogados, académicos, activistas y periodistas han sido impedidos, expulsados o deportados, mediante procesos sumarios, de los territorios ocupados sin que el Reino de Marruecos ofrezca explicación alguna a la comunidad internacional.

A pesar de los esfuerzos por parte de España y las concesiones del Gobierno de Pedro Sánchez para promover una “relación de respeto y cooperación mutua”, Marruecos ha optado por ignorar dichas intenciones y continuar con acciones que generan tensión y dificultan el desarrollo de una convivencia pacífica entre ambos países.

La hoja de ruta entre Marruecos y España, explotada por Rabat para sacar partido  al ilegal posicionamiento del ejecutivo de Pedro Sánchez en el Sáhara Occidental, ha resultado ser un rotundo fracaso. A pesar de los esfuerzos del ministro de Exteriores de España, José Manuel Albares, por exhibir al régimen de Mohamed VI como una socio leal y fiable, todas las promesas han sido ignoradas y no se ha logrado ningún “avance”.

Origen: Arabi desafía a España a utilizar sus “excelentes relaciones” con Marruecos para garantizar el respeto a la legalidad internacional en el Sáhara Occidental | Sahara Press Service