Argelia cierra el espacio aéreo con Marruecos y activa la alerta máxima en las fronteras compartidas

Argelia cierra el espacio aéreo con Marruecos y activa la alerta máxima en las fronteras compartidas

 

 
Argelia declara el estado de alerta máxima en sus fronteras con Marruecos y cierra el espacio aéreo.
 
Por Sidi Maatala /ECS 
 
Argel (ECS). – Argel ha decidido hoy «revisar» sus relaciones con Marruecos, al que acusa de estar implicado en los devastadores incendios en el norte del país, según un comunicado de la presidencia de Argelia.
 
«Los actos hostiles incesantes perpetrados por Marruecos contra Argelia exigen revisar las relaciones entre ambos países e intensificar los controles de seguridad en la frontera oeste» explicó el comunicado presidencial al que ECSAHARAUI tuvo acceso.
 
Esta decisión fue tomada durante una reunión extraordinaria del Alto Consejo de Seguridad argelino (HCS) presidida por el jefe de Estado, Abdelmadjid Tebboune, dedicada a evaluar la situación después de los grandes incendios forestales que costaron la vida al menos a 80 personas.
 
Argel acusa oficialmente a una organización terrorista (MAK) con sede en Francia de estar involucrada en los incendios. Este movimiento junto con otro movimiento islamista con sede en Londres son ilegales y fueron calificados el 18 de mayo por las autoridades argelinas como «organizaciones terroristas».
 
El HCS habla de «intensificación de los controles de seguridad en la frontera con Marruecos». Claramente, el ejército está en máxima alerta para hacer frente a cualquier eventualidad tras la amenaza del ministro de Asuntos Exteriores israelí, Yaïr Lapid, quien, desde Casablanca, habló calificando una “inquietante alianza argelino-iraní».
 
Además, según el portal argelino Algérie Patriotique, éste asegura que Argelia ha decidido cerrar el espacio aéreo y cortar todos los enlaces entre Argel y Casablanca. Un enlace aéreo que nunca, hasta entonces, se había suspendido, incluso después del cierre de las fronteras terrestres en 1994 en el momento más álgido de la crisis diplomática entre ambos países.
 
La hostilidad marroquí contra Argelia ha ido en aumento y las autoridades argelinas siempre han tratado de mantener la calma para evitar que la crisis adquiera otras dimensiones, pero la actitud cautelosa y racional de Argelia parece haber sido vista como un signo de debilidad por parte de los tomadores de decisiones en Rabat, que acudieron a la entidad sionista como «refugio político» con la que hicieron un acuerdo que consiste en formalizar las relaciones ya existentes entre ambos aliados históricos.
 
Mucho antes de la normalización, según los medios de comunicación israelíes, el restablecimiento de los lazos entre los dos países es fruto de una petición de Marruecos y no al revés, según se ha revelado. Argelia empezó a percibir una actitud agresiva por parte del Reino de Marruecos contra su integridad territorial, y el mes pasado durante la cumbre de los Países No Alineados, el representante de Marruecos en la ONU declaró explícitamente la guerra a Argelia, retomando la causa del movimiento separatista MAK, meses después de que éste último fuera considerado como organización terrorista por Argel.
 
La relación entre MAK y Rachad y los servicios secretos marroquíes ha estado expuesta durante muchos años, pero las autoridades de seguridad argelinas parecen haber esperado a reunir pruebas suficientes para reaccionar.
 
Los incendios son el detonante de la crisis.
 
Los incendios que devastaron varios miles de hectáreas y mataron a 80 personas, especialmente en la región de Tizi Ouzou, fueron el detonante del enojo argelino que no parece que vaya a terminar con este episodio.
 
El Alto Consejo de Seguridad argelino anunció una serie de detenciones y la búsqueda de elementos pertenecientes a las dos organizaciones (MAK y Rachad), pero no dio más detalles sobre el destino de los cerebros establecidos en el extranjero, a saber, los líderes de Rachad, Aarbi Zitout -con sede en Londres-, Mourad Dhina, con sede en Ginebra, entre otros, y Ferhat Mehenni, refugiado en Francia.
 

Origen: Argelia cierra el espacio aéreo con Marruecos y activa la alerta máxima en las fronteras compartidas.