Argelia confirma que las restricciones comerciales con España siguen vigentes

Argelia confirma que las restricciones comerciales con España siguen vigentes
 
 
Argel aclara que la patronal de bancos ABEF no puede tomar decisiones o reemplazar a las instituciones estatales a cargo de las finanzas, la economía y el comercio exterior.
 
Por Lehbib Abdelhay
 
ARGEL. – ECS. La decisión de congelación del comercio entre Argelia y España se levantó el jueves 28 de julio de la misma forma que se había impuesto 50 días antes. Es decir, mediante una nota a los bancos comerciales de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABEF), sin ninguna otra comunicación oficial.
 
La suspensión de las domiciliaciones bancarias para las transacciones de bienes y servicios desde y hacia España, a excepción del gas, siguió a la del tratado de amistad, buena vecindad y cooperación entre ambos países, anunciado por Argel el pasado 8 de junio. O bien el mismo día de un discurso del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, en el que volvió a defender su apoyo al plan marroquí de autonomía para el Sáhara Occidental.
 
El jueves, la prensa española se hizo eco de una circular en la que se dice que Argelia desbloqueó las cuentas bancarias usadas para el comercio exterior con España. La patronal bancaria ABEF ha enviado una nota informativa a los bancos e instituciones financieras diciendo que «ya no aplica» la orden del 8 de junio de congelar las cuentas que se usan para realizar pagos de comercio exterior con España. Esta tarde, la agencia oficial de noticias APS desmintió la noticia y confirmó que las sanciones comerciales contra España se mantienen. «Las denuncias vertidas, de momento, por determinados medios de comunicación sobre una supuesta marcha atrás de Argelia en sus relaciones comerciales con España son erróneas, porque no se ha hecho pública información oficial al respecto por parte de las autoridades o instituciones competentes», dijo un comunicado publicado en APS.
 
En este contexto, Argel explicó que las relaciones comerciales con España «son prerrogativas exclusivas del Estado y no de organizaciones profesionales». De este modo, Argelia desautoriza a la patronal bancaria ABEF que este jueves 28 de julio anunció el levantamiento de las restricciones decretadas el 9 de junio al suspender las domiciliaciones bancarias para el comercio exterior entre los dos países, lo que bloqueó las transacciones.
 
Argelia defendió hoy como «decisión soberana» la suspensión de dicho tratado con España, y tachó de «apresuradas» e «infundadas» las declaraciones que emitió en su momento la Unión Europea (UE) por la posible paralización del comercio y una violación de los acuerdos comunitarios. «La prisa y el sesgo de estas declaraciones ponen de relieve la inadecuación de su contenido, ya que se trata de un desacuerdo político con un país europeo de carácter bilateral que no tiene impacto en los compromisos de Argelia con la UE», declaró en su momento el Ministerio de Exteriores argelino.
 

El nuevo giro, anunciado el 18 de marzo por el palacio real marroquí, fue considerado un revés histórico de España en el conflicto del Sáhara Occidental.

 
La suspensión del tratado de amistad estuvo directamente ligada a la persistencia del gobierno español en “justificar” el giro de Sánchez en el Sáhara Occidental. “Las autoridades españolas han llevado a cabo una campaña para justificar la nueva posición que han adoptado sobre el Sáhara Occidental en violación de sus obligaciones legales, morales y políticas como potencia administradora del territorio que pesan sobre el Reino de España hasta que finalice la descolonización del Sáhara Occidental”, había indicado el comunicado de la Presidencia de la República argelina anunciando la suspensión del tratado de 20 años.
 
El mismo día llegaba a los bancos la nota de la ABEF sobre la congelación de domiciliaciones bancarias de importaciones y exportaciones desde y hacia España.
 
El puesto de embajador en Madrid sigue vacante
 
El nombramiento, el pasado 12 de julio, como embajador en París de Said Moussi, hasta entonces destinado en Madrid, había sido interpretado como una señal de que las autoridades argelinas habían decidido dejar vacante su representación diplomática en España durante mucho tiempo.
 
Fuentes diplomáticas argelinas han asegurado incluso al diario español El Confidencial que las relaciones entre ambos países seguirán siendo rotas mientras Pedro Sánchez y su ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, estén en el cargo.
 
Estas fuentes habían indicado que el presidente argelino, Abdelmadjid Tebboune, “no está preparado para reconciliarse con España mientras Sánchez esté al frente del Gobierno y José Manuel Albares al frente de la diplomacia española”.
 
A finales del pasado mes de abril, Amar Belani, Enviado Especial para el Sáhara Occidental y los países del Magreb en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Argelia, ya había advertido que la crisis con España no era una nube de otoño, es decir, en respuesta a Pedro Sánchez que había pedido el regreso del embajador argelino a Madrid, que quienes hablan de un «enfado pasajero de Argelia, no están en sintonía con la realidad».
 
El verdadero principio del fin de la crisis será, por tanto, el nombramiento de un embajador en Madrid, precedido de señales por parte de España para volver a su neutralidad respecto al conflicto del Sáhara Occidental.
 
¿Una decisión pragmática?
 
El gobierno de Sánchez recurrió a Bruselas, precisamente en nombre de respetar las cláusulas del acuerdo de asociación y, a partir del 10 de junio, el alto representante de la UE para asuntos exteriores, Josep Borrell, y el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, dieron su apoyo a España, indicando en una declaración conjunta que “la UE está dispuesta a oponerse a cualquier tipo de medidas coercitivas aplicadas a un Estado miembro de la Unión Europea”.
 
La Comisión Europea probablemente intervino para hacer cumplir el acuerdo Argelia-UE y evitar que discrimine a un estado miembro. Sin embargo, la crisis Argel-Madrid persiste y Argel confirmado hoy las sanciones comerciales contra España.
 
En relación a al ABEF, Argelia aclaró que las decisiones relativas a asuntos financieros y comerciales que comprometen al Estado son tomadas por el Consejo de Ministros, por el Ministerio de Hacienda o por el Banco de Argelia y se anuncian a través de los canales oficiales.
 
¿Qué será en realidad?
 
A pesar de un contexto internacional que hace del gas una palanca muy eficaz, las autoridades argelinas siempre han reiterado que respetarán sus obligaciones contractuales en cuanto al envío de gas a España.
 
Es cierto que las empresas españolas se han visto muy afectadas por el frenazo repentino de las exportaciones a Argelia, que suponen entre 2.000 y 3.000 millones de dólares al año, pero lo cierto es que el tejido económico argelino también se verá afectado, dado que muchas empresas importan insumos de España.
 

Origen: Argelia confirma que las restricciones comerciales con España siguen vigentes