Así fue el testimonio inédito de la CIA sobre el actual presidente saharaui.

Así fue el testimonio inédito de la CIA sobre el actual presidente saharaui.

Madrid, 14 Septiembre de 2020. – (ECSAHARAUI)
Por Lehbib Abdelhay /ECS

 

En un documento de la embajada de los Estados Unidos en Argelia enviado al departamento de la NSA (CIA y otras facciones de la inteligencia americana, y socios) y difundido por Wikileaks, la CIA calificó al actual presidente de la República Saharaui y Secretario General del Frente Polisario, Brahim Gali, entonces embajador saharaui en Argel, del hombre adusto (potencialmente rígido) en el seno del Frente Polisario después de invitarle a Washington y éste se negó rechazando las declaraciones del ex enviado de la ONU y denunciando la postura de los EEUU en este conflicto de larga data.

El documento habla de Gali porque en ese momento era el embajador saharaui en Argelia. El documento es un email enviado por la Emabajada de EE.UU en Argelia a sus “Socios”. Lo que dice de Gali es que contactaron con él y el mostró el descontento del Frente Polisario con las claraciones de Peter Van Walsum, entonces enviado de la ONU para el Sáhara Occidental, y dijo que perdieron la confianza en el. Los americanos hablan de su conversación con Gali en términos normales, dicen en el mismo documento que Gali repite palabras que ya habían oído dias anteriores por parte de otros miembros del Frente Polisario y del gobierno argelino.

Lo más interesante de este documento clasificado es que dice que le han invitado a que vaya una delegación del Polisario a Washington y Gali les dijo que trasladará esa invitación al Gobierno Saharaui.

RESUMEN DEL DOCUMENTO DE LA CIA«En reuniones separadas el 27 y 28 de abril, el Embajador y DCM entregaron reftel demarche al Ministerio de Asuntos Exteriores de Argelia y al embajador del Polisario en Argel.  Los dos receptores compartieron la misma reacción a la reciente declaración del Enviado Especial del Secretario General de la ONU, Peter Van Walsum, diciendo que había perdido credibilidad y que no podía continuar desempeñando el papel de moderador imparcial. Ambos se declararon «conmocionados» por lo que vieron como la clara decisión de Estados Unidos de tomar partido, y nos dijeron que un referéndum era la única forma de llegar a una solución al impasse del Sáhara Occidental. La imposición de una decisión, dijeron, sería una «pérdida de tiempo» y no alentaría la estabilidad regional. Desde nuestro punto de vista en Argel, no estamos seguros de si el Polisario aceptaría asistir a una quinta ronda de conversaciones bajo la administración de Van Walsum; parece poco probable que Argelia los anime a aceptar. Resumen final —————————————- de la nota de la CIA.»


El Embajador del Polisario en Argelia, Ibrahim Ghali, como era de esperar, respondió al MCD el 28 de abril con muchos de los mismos argumentos escuchados el día anterior de Chergui. Ghali, diplomático pero adusto (potencialmente duro), inicialmente se esforzó por aclarar que el Polisario «nunca» rechazaría el diálogo con los Estados Unidos, a pesar de su consternación con la posición actual de los Estados Unidos. Ghali nos dijo que el Polisario «no podía creer que Estados Unidos, con toda su historia y valores, pudiera confiscar el derecho de un pueblo a elegir su destino en las urnas». En respuesta a los puntos dados en la gestión, Ghali respondió que el Polisario sabía que las ideas de Van Walsum «eran sus ideales personales», y que ahora Estados Unidos había tomado partido formalmente, «mostrándonos que estás obstruyendo los esfuerzos internacionales para resolver el conflicto».

Ghali dijo que no creía que Van Walsum pudiera continuar su trabajo, ya que «había perdido nuestra confianza», pero señaló que antes de que cualquiera de las partes considerara formalmente si Van Walsum podía continuar, parecía que ya se había recusado por su cuenta.

Sobre el tema de la estabilidad regional, Ghali enfatizó que el Polisario no quería desestabilizar a nadie», como dice Marruecos». Al llamar a los saharauis «un pueblo pequeño pero orgulloso», Ghali afirmó que el Polisario está listo para combatir el terrorismo y cooperar con todos sus vecinos para este fin, incluido Marruecos. «Puedes comprar nuestra cooperación», dijo, «somos un pueblo pequeño».

AGUJEROS EN EL CAMINO ADELANTE

Tanto Ghali como Chergui advirtieron que imponer una solución sin un referéndum corría el riesgo de desestabilizar la región y radicalizar el Polisario, con Ghali yendo tan lejos como para advertir contra «empujar a los saharauis a convertirse en otro Hamas». Si bien ambos funcionarios enfatizaron que la autonomía sería aceptable si se aprobara en un referéndum popular, dijo Ghali que «no podía imaginar» un referéndum con opciones que no incluyeran la independencia. Chergui, quien ha trabajado en Marruecos, durante su carrera diplomática, dijo que Argelia quería un Marruecos «fuerte y estable» en sus fronteras, pero que imponer autonomía a los saharauis sería contrario a este objetivo. «Algún día, Marruecos pagará por esta autonomía», advirtió Chergui, «desmantelará su país». Chergui enfatizó su creencia de que al final, «ni Estados Unidos ni Argelia» pueden elegir a los saharauis, por lo que cualquier enfoque que no incluyera un referéndum era «simplemente perder el tiempo». Cada vez el embajador le recordó a Chergui que colgar la independencia no era una forma realista de avanzar, Chergui lo dejó de lado. Cerca del final de nuestra reunión, Chergui instó a los Estados Unidos a que dejen de usar la palabra ‘realismo’ cuando discutan el Sáhara Occidental.


——-COMENTARIO ——- (opinión de embajada de EEUU tras estas reuniones)

«(C) Desde nuestro punto de vista en Argel, una quinta ronda de negociaciones de Manhasset, al menos con Van Walsum en la silla del emisario de la ONU, parece dudar dado que nuestros contactos de Argelia y el Polisario dicen que han perdido la confianza en él después de sus recientes declaraciones. Ghali nos agradeció la invitación para enviar una delegación del Polisario a Washington, y dijo que transmitiría la invitación a la dirección del Polisario y nos respondería.

 

 

(C) Como notamos en la referencia B, Chergui del MFA es un profesional minucioso con excelentes conexiones en el Ministerio y en el gobierno en general. Lo conocemos bien por la colaboración en temas de Sahel. Los embajadores argelinos de la AMF como Chergui y Abdallah Baali son la cara amiga del gobierno argelino. Como tal, sus reacciones a nuestra reunión.

 

 

La evolución de la postura sobre el Sáhara Occidental es relativamente leve. Otros funcionarios argelinos están mucho menos pulidos. Probablemente escucharemos algunas críticas públicas bastante contundente de ellos a medida que nuestra posición se vuelva más clara en el dominio público.»

Origen: Así fue el testimonio inédito de la CIA sobre el actual presidente saharaui.