Blinken fracasa en su gestión, Argelia rechaza reabrir el gasoducto que llega a España por Marruecos

 
La cuestión del Sáhara Occidental es un punto de fricción entre EE.UU y Argelia.
 
Agencias 
 
Madrid (ECS). – El secretario de Estado de EE.UU, Anthony Blinken, llegó a Argelia procedente de Marruecos con la crisis energética en mente y en busca de sustituir la dependencia del gas ruso, pero la cuestión del Sáhara Occidental es un punto de fricción entre Estados Unidos y el país magrebí.
 
Blinken culminó su gira por el norte de África y Oriente Medio sin lograr un compromiso por parte de Argelia para reabrir el gasoducto Magreb-Europa (GME) en plena crisis energética en Europa. Argel se resiste a reabrir el gasoducto GME que pasa por Marruecos no solo por la crisis diplomática con Rabat, sino por otras cuestiones (…).
 
Argel ha roto sus relaciones diplomáticas con Marruecos en agosto de 2021, con el cierre inmediato del gasoducto que transportaba el gas a España pasando por territorio marroquí. El país norteafricano está dispuesta a abastecer el mercado europeo de gas, pero rechaza retomar las relaciones diplomáticas con Marruecos.
 
La cuestión del Sáhara Occidental. 
 
Al abordar la situación en el Sáhara Occidental, el funcionario estadounidense insistió en el «firme apoyo» de Washington a los esfuerzos realizados por el enviado personal del secretario general de la ONU, Staffan de Mistura, para relanzar el proceso político liderado por la ONU «con el fin de avanzar hacia una resolución digna al conflicto en el Sáhara Occidental que creará un futuro pacífico y próspero para el pueblo del Sáhara Occidental y la región”. «Estamos totalmente comprometidos diplomáticamente, en apoyo de la ONU y con nuestros socios internacionales, para fortalecer un proceso político creíble que conduzca a una resolución duradera y digna», añadió.
 
El secretario de Estado de EE.UU y Lamamra trataron los avances diplomáticos para reforzar un proceso político creíble que culmina en una resolución digna y duradera del conflicto en la antigua colonia española.
 
En el encuentro, que tuvo lugar en Argel, Blinken también trasladó a Argelia el apoyo de EE.UU. a la labor de la ONU en el proceso político para el Sáhara Occidental. Mientras en Rabat elogió el plan de autonomía marroquí asegurando que se trataría de un avance para alcanzar a una solución en el territorio.
 
La propuesta del plan de autonomía se cayó del comunicado difundido por el Departamento de Estado de antes de visitar a Argelia.
 
Nuestra cooperación en materia de seguridad y lucha contra el terrorismo sigue siendo la piedra angular de nuestras relaciones bilaterales”, dijo el secretario de Estado estadounidense durante su reunión con el ministro de Asuntos Exteriores en Argel el miércoles 30 de marzo. “También nos alienta la profundización de los lazos económicos y culturales entre Estados Unidos y Argelia”, agregó, indicando que “cada vez más empresas estadounidenses buscan invertir en Argelia, y las que ya están allí están creando puestos de trabajo en una amplia gama de sectores.” “Ser el país de honor en la Feria Internacional de Argel de este año -la feria comercial más grande de su tipo en África- demuestra el interés de Argelia en los productos y la tecnología estadounidenses”, afirmó además Antony Blinken quien, además, recordó que Argelia y Estados Unidos “comparten una larga historia y que las relaciones entre ambos países “siguen prosperando”.
 
Al elogiar el papel de Argelia en la estabilización del Sahel a través de su mediación que culminó en el Acuerdo de Paz de Argel de 2015, Blinken señaló que Argelia “sigue siendo un líder regional en la promoción de la resolución de conflictos en curso”. “Estamos trabajando en estrecha colaboración con Argelia en la lucha contra el terrorismo y la seguridad regional para que podamos aprender el unos de otros y fortalecer nuestras respectivas capacidades de seguridad”, concluyó.
 

Origen: Blinken fracasa en su gestión, Argelia rechaza reabrir el gasoducto que llega a España por Marruecos.