Bubisher ESCUCHA, PEQUEÑA

Bubisher ESCUCHA, PEQUEÑA

 

¿Cómo puede aceptar la muerte quien desconoce el sentido de la vida?

Esta vida fue más corta que mis deseos y una abatimiento para mi corazón.

Si me preguntas como estoy, te diré que cada asunto tiene su tiempo y en él debe ser considerado, que tengo paciencia con la angustia que me genera el tiempo y que sonrío deseando no ser visto en la depresión para no ofender a un ser querido.

Hija, solo te aconsejo que tengas en cuenta la metáfora del tiempo y la gente: Sé como la lluvia de este desierto que si se acerca, alegra a la gente; si llega, de ella se benefician y si se va, deja huella. Y si algún día llegas a mi tumba, no te sorprendas por mi situación, ayer estuve como tú y hoy, enterrado.

Quisiera estar más tiempo y decirte todo lo que pienso. Decirte que la vida es extraña y que en este tiempo las más puras intenciones ya no bastan; procura estar en silencio ya que todo se malinterpreta. Decirte que cuando los sentimientos se agotan, las palabras, simplemente, se desvanecen. Decirte que si das pasos atrás, no te desesperes, recuerda que las flechas cuando más retroceden, más avanzan.

Escucharás duras palabras de los más mayores, escucharás que la juventud es inconsciente, que sois un defecto, pero que sepas que nos pasamos toda la vida haciendo un agujero … para que la luz pase a vosotros.

No olvides nunca que fuimos nómadas y ahora refugiados, pero que nunca nos rendimos. Somos como este desierto, claros y extensos. Y escondemos grandes tesoros.

Brahim Ahmed

Origen: Bubisher ESCUCHA, PEQUEÑA