Bubisher SUADU

Bubisher SUADU

La llaman Suadu. Lo que suena suave. Pero no lo es. Es una bubishera fuerte. Porque puede, porque trabaja sin pausa, y cuando se pone a ello no la detiene nada. Un día estaba en los muros de la biblioteca de Bojador, en un andamio, con “la melhfa arremangá”, y unos chicos se burlaron de ella, “Mírala, haciendo un trabajo de hombre”. Pasaba por allí una anciana saharaui, que se enfrentó a ellos, creyendo también que era una saharauía: “Esa chica hace lo que hicimos nosotras hace cuarenta años, transformar este desierto en un lugar el que vivir”, vino a decir. “Ella es un ejemplo, vergüenza para vosotros, burlaros de esa chica”. Con las orejas gachas, se fueron de allí.
(…)

Artículo completo en: Bubisher SUADU