CODESA intensifica su agenda de encuentros ante la escalada de represión marroquí en los territorios saharauis ocupados

 

Ahmed Z.


ECS. Madrid. |
 CODESA, el Colectivo de Defensores Saharauis de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental, intensifica su agenda y acciones sensibilizadoras a la luz de la escalada represiva que dirige el régimen marroquí contra civiles saharauis, violencia acentuada desde que se reinicio la guerra tras la violación marroquí del alto el fuego el pasado Noviembre. En el marco de las actividades desarrolladas por la delegación de CODESA, los defensores de derechos humanos saharauis; Haybato Taleb Omar, miembro del Comité Administrativo, y Mahjoub Mlieha, miembro del Comité Administrativo y Presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la organización, asistieron a una manifestación organizada por la oenegé “Code Pink” el 13 de octubre de 2021 frente a la conferencia de venta de armas en Washington, donde Mahjoub Mlieha pronunció un discurso sobre la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental ocupado y arrojó luz sobre la causa del pueblo saharaui.

 

En este sentido, el defensor Mahjoub Mlieha mantuvo encuentros varios con distintas de organizaciones de derechos humanos y organizaciones de la sociedad civil, entre ellas: Human Rights Watch, Organización de la Cumbre de los Pueblos, Organización Codigo Rosa «Mujeres por la Paz» y Organización Pomed.

Estas serie de reuniones se centraron en la situación de los derechos humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental: describiendo todo tipo de crímenes cometidos por la fuerza de ocupación marroquí, ya sean crímenes de lesa humanidad o graves violaciones de derechos humanos contra civiles saharauis, defensores de derechos humanos y periodistas / blogueros independientes.

Durante estas reuniones se abordó la situación de los derechos humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, que se ha visto agravada tras la reanudación de la guerra desde el 13 de noviembre de 2020 entre el Frente Polisario y las fuerzas de ocupación marroquíes, que aprovecharon la situación de guerra y las condiciones de propagación de la pandemia COVID19 para cometer más crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra contra civiles saharauis por el mero hecho de serlo, en ausencia de un mecanismo de la ONU para monitorear, proteger e informar sobre la situación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental.

En este contexto, ambos delegados saharauis destacaron el caso de dos defensoras de derechos humanos saharauis: las hermanas Sultana Sidi Ibrahim Jaya» y Luaara Sidi Ibrahim Jaya, denunciando el injusto asedio impuesto a ellas y a su familia que dura ya más de 10 meses, un asedio que fue condenado por diversas organizaciones internacionales de derechos humanos. También mencionaron la deplorable situación de los defensores de derechos humanos, periodistas y presos políticos saharauis que están sometidos a duras e ilegales condenas, la mayoría de las cuales oscilan entre cadena perpetua y 10 años de prisión.

Finalmente, la delegación saharaui no dejó de enfatizar los crímenes cometidos por la potencia ocupante, como los crímenes de asentamiento para cambiar la arquitectura demográfica de la región, así como el muro militar que divide el territorio, el saqueo de los recursos naturales y el asedio impuesto a la parte ocupada del territorio del Sáhara Occidental, resaltando la urgente necesidad de proporcionar un mecanismo internacional para proteger a los civiles saharauis y la organización de un referéndum para la autodeterminación del pueblo saharaui.

La delegación de derechos humanos también destacó que la situación en el Sáhara Occidental ocupado es el resultado de la incapacidad de la comunidad internacional para proteger y aplicar sus principios básicos y los requisitos del derecho internacional.

Origen: CODESA intensifica su agenda de encuentros ante la escalada de represión marroquí en los territorios saharauis ocupados.