Cohetes saharauis alcanzan un cuartel general del ejército marroquí en el norte del Sáhara Occidental

Cohetes saharauis alcanzan un cuartel general del ejército marroquí en el norte del Sáhara Occidental

 

Por Ali Mohamed.
 
ECS. Bir Lehlu. | El Ejército de Liberación Saharaui continúa apuntando a los bastiones de las fuerzas de ocupación marroquíes en el muro militar que divide el territorio ocupado del liberado, en este sentido, el Cuartel General del Batallón 43 de las FAR marroquíes, ubicado en el subsector de Umaytir Lemjeinza, en la región de Mahbes, fue alcanzado por la artillería saharaui según indica el último parte de guerra (284) emitido por el Ministerio de Defensa de la República Saharaui.
 
En el 284 día de guerra del Sáhara Occidental, las fuerzas armadas de la RASD prosiguen sin interrupción sus operaciones armadas contra posiciones marroquíes en el interior del muro de la vergüenza. En este contexto, la Defensa saharaui ha informado de “intensos bombardeos” llevados a cabo por “destacamentos avanzados del ELPS” que causaron pérdidas en el arsenal militar y daños humanos en las filas del ejército marroquí, que por su parte niega la existencia de la guerra desde que comenzó a pesar de que sí reconoce los ataques perpetrados contra sus posiciones.
 
Este mismo cuartel general fue blanco de otro ataque el pasado 2 de Junio. El cerco saharaui sobre el frente norte del país ha obligado al mando militar marroquí a sacar a su aviación, con escasa participación, para disuadir a los combatientes saharauis.
 
Con sus altas y extremas temperaturas azotando el desierto saharaui, Agosto está siendo especialmente engorroso para las fuerzas de ocupación marroquíes, que están sufriendo sendos ataques del ELPS a posiciones estratégicas y logísticas, pues desde el inicio, los saharauis han asediado importantes puntos de control y radares marroquíes así como bases y puntos de abastecimiento.
 
El Cuartel General del 43 batallón de las FAR marroquíes no ha sido el único objetivo del Ejército saharaui; la región de Guelta, en pleno corazón del Sáhara Occidental, concretamente el subsector de Erkeyez, ha sido víctima de un ataque similar. La ofensiva saharaui no queda ahí, en estas últimas horas también se ha llevado a cabo de manera conjunta con otras regiones, una concentración de bombardeos consecutivos en el área de Azimm Um Ajloud y Galb Annas, pertenecientes a la región de Auserd, al sur del Sáhara Occidental, en lo que es de nuevo una demostración de las capacidades operativas del Ejército saharaui para atacar enclaves marroquíes en distintas regiones de forma simultánea.
 
La guerra continúa y en paralelo los daños marroquíes ascienden y se traducen en significativas pérdidas económicas y humanas que será difícil soportar en un futuro próximo, por ello la amenaza de una escalada militar es cada vez más real. Un alto oficial saharaui, Sidi Ougal, dijo que aún no habían utilizado el armamento más potente del que disponían. Marruecos por su parte, con evidencia histórica de los sufrimientos vividos en la primera guerra, solo se atrevió a salir de sus zanjas del muro militar el pasado Febrero para extender el mismo muro en el norte del Sáhara Occidental. Dicha salida se saldó con innumerables costes humanos y materiales y no logró su propósito principal: impedir ataques en territorio marroquí (Touizgui y Lemsamir) que continuaron meses después.
 
A semanas de la sentencia del TJUE por el saqueo ilegal de los recursos naturales del Sáhara Occidental y de la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para ampliar la misión de la MINURSO, la guerra en la región continúa sin el mínimo atisbo de un alto el fuego o de una distensión diplomática que permita entablar negociaciones entre las partes contendientes. Marruecos recurre a toda prisa a Israel para expulsar a la RASD de la Unión Africana y el Frente Polisario marcha firme defendiendo la misma posición desde 1991: la celebración de los únicos acuerdos firmados entre las partes que prevén un referéndum para el pueblo saharaui que les permita determinar su futuro como así lo estipula la ONU para los territorios no autónomos, estatus reconocido al Sáhara Occidental desde 1963, doce años antes de la ocupación militar marroquí que continúa proyectando sus consecuencias y fuente de todas las tensiones hasta el día de hoy.
 

Origen: Cohetes saharauis alcanzan un cuartel general del ejército marroquí en el norte del Sáhara Occidental.