Discurso íntegro del presidente saharaui en el 46º Aniversario de la Unidad Nacional

Discurso íntegro del presidente saharaui en el 46º Aniversario de la Unidad Nacional

 

Campamentos saharauis de Dajla/ECS

Por Sidi Maatala/ECS- Enviado especial a DajlaDiscurso íntegro en árabe.

»Señoras y señores, invitados del pueblo saharaui, hermanos y hermanas;

Celebramos hoy el cuadragésimo sexto aniversario de la proclamación de la Unidad Nacional, que constituye un acontecimiento histórico en la lucha del pueblo saharaui. Cómo no, si ha garantizado la fusión del cuerpo nacional saharaui, en un único marco, el Frente Popular para la Liberación de Saguia El-Hamra y Río de Oro, para llevar a todos los saharauis, dondequiera que estén, hacia la consecución de su legítimo objetivo de libertad y emancipación, y el establecimiento de un estado independiente en todo su territorio nacional.

Cómo no, cuando la unidad nacional ha frustrado una conspiración colonial despreciable e inminente, con el objetivo de eliminar definitivamente la presencia saharaui como entidad, como pueblo y como nación. Cómo no, cuando la unidad nacional del pueblo saharaui ha pasado de la etapa de amenaza de aniquilación y extinción a la era de presencia imponente y victoria.

Por lo tanto, debemos estar en estima y aprecio hacia aquellos luchadores distinguidos que lideraron y contribuyeron a la proclamación de este evento transcendental, entre ellos el líder espiritual, el mártir de la libertad y la dignidad, El Uali Mustafá Sayed y sus compañeros de lucha en general y, en particular, aquellos ilustres notables, tanto aquellos que nos dejaron como los que siguen vivos continuando nuestra lucha con determinación y lealtad, y todos los mártires de la causa nacional como es el presidente Mohamed Abdelaziz (…).

En este día histórico, saludamos a nuestro heroico pueblo en todos sus lugares, en los territorios ocupados, en el sur de Marruecos, en los centros universitarios, en las Zonas liberadas, en los campamentos de honor y dignidad, y en la diáspora. Enviamos un saludo especial y cálido a los honorables combatientes del Ejército Popular de Liberación Saharaui, que cumplen con su deber nacional como héroes con determinación, coraje y sinceridad.

El aniversario de este año coincide con muchos otros eventos, como el Día Nacional de la Jaima, bajo cuya sombra se reúnen los ideales de la dignidad, la generosidad, la identidad, la historia, la unidad y los valores de lucha y resistencia. Brindamos un saludo especial a los presos políticos saharauis que languidecen en las cárceles de la ocupación, los leones de la batalla de Gdeim Izik y sus compañeros. Saludamos a las gloriosas combatientes, firmes frente a la brutal represión marroquí, que alzan con orgullo el arma del desafío, la firmeza y la bandera nacional, como Sultana Jaya y sus compañeras.

»Señoras y señores, invitados del pueblo saharaui, hermanos y hermanas;

La causa nacional ha sido testigo recientemente de una creciente presencia e importancia internacional, con una amplia solidaridad con la causa de nuestro pueblo en el mundo. También tomamos nota de las posiciones y decisiones en este sentido, como la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de Justicia, que fortaleció las ya existentes resoluciones internacionales, como las emitidas por Naciones Unidas, la Unión Africana, la Corte Internacional de Justicia.

La sentencia del Tribunal Europeo de Justicia confirma que la presencia del Reino de Marruecos en el Sáhara Occidental es solo una ocupación militar ilegítima, que no posee soberanía ni administración de iure, y todo lo que hace ahí son resultado de prácticas coloniales, contra la ley y contra legitimidad internacional.

De ahí que cualquier acuerdo entre países o empresas con el Reino de Marruecos, que afecte al territorio saharaui, sus aguas territoriales o espacio aéreo, no es más que un tácito y vergonzoso apoyo a un proceso ilegal, agresivo y expansionista, con el expolio de los recursos de lo saharauis y riquezas de un pueblo oprimido e indefenso.

Dicha resolución es un llamado explícito a los países de la Unión Europea y el mundo a poner fin a la ocupación marroquí del Sáhara Occidental, como situación ilegal, y es un llamado al Estado español a asumir su responsabilidad completa de descolonización del Sáhara Occidental. De forma que salde una pesada deuda, provocada por la caótica evasión, a través de los traicioneros Acuerdos Tripartitos de Madrid, y que no la exima de su deber como potencia administradora de iure del Sáhara Occidental.

»Señoras y señores, invitados del pueblo saharaui, hermanos y hermanas;

A pesar de nuestra advertencia a la comunidad internacional sobre el peligro de la situación, el estado de ocupación marroquí no se detuvo en ceder en sus políticas agresivas en las zonas ocupadas, sino que llevó a cabo un serio ataque militar en las territorio liberados. Apuntó a civiles desarmados y reforzó su flagrante violación del acuerdo de alto el fuego y el Acuerdo Militar No. 01. El estado de ocupación marroquí ha hecho estallar el acuerdo de alto el fuego con el partido saharaui desde el 13 de noviembre de 2020.

Frente a estos peligrosas y provocadoras estrategias marroquíes, y a la luz del perdón y el silencio de la Secretaría de las Naciones Unidas y la protección de la complicidad de partes conocidas, incluso a nivel del Consejo de Seguridad de la ONU, el pueblo saharaui no tenía más remedio que reanudar la acción militar en el marco de su guerra de liberación nacional con el fin de lograr la libertad y la independencia.

»Señoras y señores, invitados del pueblo saharaui, hermanos y hermanas;

La guerra ya se está librando sobre el terreno y sus peligros y consecuencias en la región no se pueden evitar si las Naciones Unidas continúan manejando la crisis en lugar de resolverla.

No habrá paz, ni estabilidad regional, ni una solución justa y duradera del conflicto marroquí-saharaui a menos que el Consejo de Seguridad de la ONU asuma sus responsabilidades de responder con franqueza y firmeza a las prácticas agresivas y expansionistas de la potencia ocupante marroquí. Ha llegado el momento de que el Consejo de Seguridad obligue al Reino de Marruecos a aplicar las resoluciones del Plan de Arreglo de la ONU-África que firmó con la parte saharaui y aprobó el Consejo, para que el pueblo saharaui pueda ejercer su derecho inalienable a sí mismo. -determinación e independencia.

»Señoras y señores, invitados del pueblo saharaui, hermanos y hermanas;

En esta ocasión, quiero expresar mi más sincero agradecimiento, reconocimiento y gratitud a todos los amigos y aliados del mundo, encabezados por Argelia, su sociedad y gobierno, encabezados por el presidente Abdelmadjid Tebboune. Es la Argelia de principios nobles, que consagra el derecho de los pueblos a la libre determinación, la independencia y la descolonización, de conformidad con la Carta y las resoluciones de las Naciones Unidas y la Unión Africana, y encarnando los principios de la revolución de un millón y medio de mártires. También saludamos, en esta ocasión, la posición africana en armonía con las aspiraciones y metas de nuestro continente y nuestros pueblos en libertad y paz.

Enviamos al pueblo marroquí un mensaje de paz, afecto y sincera esperanza por la encarnación de relaciones futuras sólidas basadas en el respeto mutuo y la buena vecindad, renovamos la voluntad de la República Saharaui de implementar urgentemente la resolución de la ONU/UA y el Consejo de Seguridad, para llegar a una solución justa y duradera al conflicto existente con su vecino, el Reino de Marruecos, de una manera que respete los principios del Acta Constitutiva de la Unión Africana, entre los cuales se encuentra el respeto de las fronteras heredadas después de la independencia.

»Señoras y señores, invitados del pueblo saharaui, hermanos y hermanas;

El 12 de octubre de 1975, un día histórico por excelencia, en el que los saharauis decidieron plasmar la unidad de su pueblo en torno a su causa y sus objetivos de lucha para poner frente a la agresión y los planes de genocidio y maniobras de repartición del territorio saharaui llevadas a cabo por el Estado de la ocupación marroquí. La unidad nacional saharaui constituye un objetivo permanente de las políticas del enemigo, por su certeza de que la voluntad de un pueblo unido, cohesionado y fortalecido, armónico, consciente y fiel a su causa nacional, y siempre dispuesto a sacrificarse por ella, nunca podrá ser derrotado.

Como ayer, el pueblo saharaui responderá hoy con determinación a todas las amenazas, reafirmando la lealtad a los mártires, y avanzando por su camino, hasta la victoria y la liberación.

Ante la necesidad de una evaluación objetiva, responsable y continua de nuestra lucha y de la etapa actual en particular, y para abordar las deficiencias, es necesario acentuar la batalla actual (…) y sus desarrollos. La reanudación de la lucha armada, ha generado un nuevo giro cualitativo y dinámico, incluyendo todos los recursos y áreas de acción nacional, acorde con lo que requiere la movilización, reclutamiento, entrega y sacrificio.

Origen: Discurso íntegro en árabe y castellano del presidente saharaui en el 46º Aniversario de la Unidad Nacional.