El Congreso de EE.UU inflige un revés a las aspiraciones de Marruecos con relación al Sáhara Occidental

El Congreso de EE.UU inflige un revés a las aspiraciones de Marruecos con relación al Sáhara Occidental

 

 
El Congreso de EE.UU inflige un revés a las aspiraciones de Marruecos con relación al Sáhara Occidental. Rehusó incluir las ayudas al desarrollo para la antigua colonia española en el paquete de las destinadas a Marruecos.
 
Por Lehbib Abdelhay 
 
Washington (ECS). – Según ha informado hoy el diario El Confidencial, el Congreso de los Estados Unidos infligió un revés a las aspiraciones de Rabat con relación al Sáhara Occidental. Rehusó incluir las ayudas al desarrollo para la antigua colonia española en el paquete de las destinadas a Marruecos.
 
El Congreso argumentó su decisión porque «Naciones Unidas no reconoce al Sáhara Occidental como parte de Marruecos». «El estatus político del Sáhara Occidental es una cuestión que deben resolver las partes en conflicto, no el Congreso», concluyó.
 
Por su parte, el presidente del Senado de los EE.UU., el senador Patrick Leahy, quien también se desempeña como presidente del Comité de Asignaciones del Senado y senador senior por Vermont, afirmó la negativa del Congreso de los EE.UU. a reconocer la supuesta soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental citando que Ley de Asignaciones del Estado y Operaciones en el Extranjero del año fiscal 2022 no incluye al Sáhara Occidental con Marruecos, sino por separado, renovando así su llamamiento a un cambio en la política exterior estadounidense respecto al Sáhara Occidental. Una exigencia pedida hace una semana por otros congresistas.
 
»A diferencia de los últimos años, el Congreso no incluyó al Sáhara Occidental en Marruecos en la Ley. Eso se debe a que la Ley del año fiscal 2022, al igual que las Naciones Unidas, no reconoce al Sáhara Occidental como parte de Marruecos. La asistencia para el Sáhara Occidental se incluye en otra parte de la Ley, en el marco de la Iniciativa de Asociación con Oriente Medio.» indicaba en su nota el senador Leahy.
 
A diferencia de los últimos años, el Congreso no ha incluido el Sáhara Occidental en la cláusula relacionada con Marruecos en la Ley de Finanzas de 2022 firmada por el presidente Joe Biden el pasado martes, lo que explica el rechazo explícito del Congreso a los intentos de violar el derecho internacional en el Sáhara Occidental, y entierra aún más el tuit de Trump, que fue falsamente elevado a reconocimiento formal por parte de Marruecos, por el que supuestamente reconoció la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental.
 
El texto de la ley destaca la insistencia del Congreso de los Estados Unidos así como las Naciones Unidas en negarse a reconocer la supuesta soberanía de Marruecos sobre el Sáhara Occidental, ya que la asistencia al Sáhara Occidental estaba incluida en otro párrafo de la ley, concretamente en el marco de la Iniciativa de Asociación con Oriente Medio.
 
La declaración explicativa también ordena al Secretario de Estado, Anthony Blinken, a que »continúe apoyando el proceso político liderado por la ONU para lograr una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable (Marruecos y el Frente POLISARIO) de conformidad con las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de la ONU.» Por su parte, el presidente del Senado, Patrick Leahy, enfatizó que el estatus político del Sáhara Occidental es un tema que deben resolver las partes en conflicto, no el Congreso norteamericano.
 
La realidad sobre el apoyo de Washington a Rabat en el tema del Sáhara Occidental es totalmente diferente de lo que parece. La posición del Senado constituye un fuerte rechazo a la intransigencia de Marruecos, que es lo que impide la reanudación del proceso político con el fin de alcanzar una solución que garantice el ejercicio del derecho inalienable del pueblo saharaui a la autodeterminación e independencia en virtud de su dominación colonial por parte de Marruecos.
 
Miembros del Congreso estadounidense enviaron el pasado viernes una carta al presidente estadounidense expresando su preocupación por la política estadounidense hacia el conflicto del Sáhara Occidental y los negocios armamentísticos que la administración Trump firmó con Marruecos en diciembre del 2020, agregando que: «Nos preocupa que estas armas puedan usarse de manera ofensiva contra el pueblo saharaui o que puedan facilitar la ocupación ilegal del territorio por parte de Marruecos».
 
Como recordatorio, el año pasado, meses después del infame tuit de Trump, el Congreso bloqueó la construcción del consulado estadounidense en la ciudad saharaui de Dajla ocupada así como la venta de drones Reaper. Ambas decisiones fueron prometidas por Trump para incitar la normalización entre Marruecos e Israel, pero que hasta el momento, ninguna se ha materializado a pesar de que Marruecos firmó los Acuerdos de Abraham en Diciembre de 2020.
 

Origen: El Congreso de EE.UU inflige un revés a las aspiraciones de Marruecos con relación al Sáhara Occidental.