El Ejército marroquí está instalado en la brecha de Guerguerat y no tiene la intención de retirarse

El Ejército marroquí está instalado en la brecha de Guerguerat y no tiene la intención de retirarse

 

Por Lehbib Abdelhay/ECS

Nueva York (ECS).- En su informe presentado a principios de este mes al Consejo de Seguridad, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, arrojó luz sobre una carta enviada por Mohamed VI en la que aseguró que la decisión marroquí (…) en la brecha ilegal de El Guerguerat es «irreversible». La operación llevada a cabo por Marruecos a nivel del paso fronterizo de Guerguerat para restablecer la libertad de circulación civil y comercial, es irreversible», dijo Guterres en su informe.

El ejército marroquí (FAR) está instalado, desde la madrugada del 13 de noviembre de 2020. y con varios contingentes militares, en la frontera sur del Sáhara Occidental con Mauritania. Según una nota de la agencia oficial de Marruecos MAP, las FAR no piensan retirarse, pese a que el Frente Polisario ya lo haya hecho según el informe del secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

En este contexto, el Secretario General de las Naciones Unidas informó sobre la carta que le envió el rey de Marruecos el 21 de noviembre de 2020, en la que el déspota afirmó que las medidas tomadas por Marruecos en El Guerguerat aquel 13 de noviembre son “irreversibles”, al tiempo que reafirmaba que Rabat está comprometida con el alto el fuego.

Según ha podido comprobar este medio (ECSaharaui), los soldados marroquíes han montado un puesto de control en el que vigilan el paso de vehículos hacia Mauritania y han desplegado sus banderas, al mismo tiempo han construido tres muros, dos al este de la brecha, y uno al oeste. Todos los muros están plagados de minas y artefactos explosivos. El informe de Guterres sobre el Sáhara Occidental no deja lugar a dudas de que fue Marruecos quien violó el alto el fuego y se anexionó nuevo territorio, así se confirma de nuevo en el párrafo 35, en el que se da cuenta de la nueva expansión realizada por las FAR marroquíes a través de un nuevo muro de 40 kilómetros en una zona que trajo tensiones en 2016 por ser zona de amortiguación, pero el informe se contenta con precisar que la carretera ha sido mejorada pero no pavimentada, pretendiendo quitar gravedad a lo que es una evidente violación marroquí.

El informe que ha presentado el SG de la ONU prueba la violación marroquí de los Acuerdos Militares 1 y 2 tras la agresión contra la República saharaui y la anexión de nuevas tierras, sin embargo, por extraño que parezca, el Secretario no denuncia el acto marroquí a pesar de que detalla como sucedió, indicando el previo traslado de tropas, los equipos de logística usados y la longitud de la misma. Sorprende que ante las pruebas ofrecidas en el informe y el conocimiento tácito de los hechos y su responsable, no le parezcan suficientes a Antonio Guterres para calificar la intervención militar marroquí como se concluye a partir de la lectura de su informe: una clara violación del alto el fuego que fue respondida firmemente por la RASD en defensa legítima de sus territorios liberados.

En el párrafo 8 del susodicho informe, Guterres afirma que en la semana previa a la ruptura del alto el fuego, la del 22 al 29 de Octubre, la MINURSO reconoció miembros del Ejército saharaui que se habían desplegado y les instó a retirarse a través de una notificación enviada al Representante del Frente Polisario en la ONU, ya que su presencia constituiría la violación del Acuerdo Militar Nº 01. El Frente Polisario accedió y retiró sus tropas el 29 de Octubre en lo que puede ser considerado como un gesto para evitar la escalada de tensiones.

Continúa el informe en los párrafos 9 y 10 señalando que tropas marroquíes fueron vistas el 26 de Octubre trasladando maquinaría pesada para mover tierras. la MINURSO confirmó que no había recibido ni autorizado ninguna solicitud de construcción de las FAR marroquíes y les ordenó que retirarán sus tropas y maquinaria en virtud del Acuerdo Militar Nº 01, el Ejército marroquí garantizó a la MINURSO que se retiraría pero no cumplió su palabra como es habitual y la maquinaría se mantuvo, y por si fuera poco, el 6 de Noviembre Marruecos traslado otro convoy formado por 250 vehículos »muchos de ellos con armas pesadas» a una zona definida como Zona Restringida, se le pidió en vano también la retirada de sus tropas pero Marruecos, contrariamente el Polisario, no accedió, y al día siguiente, 7 de Noviembre, Mohamed VI amenazó con responder militarmente, el resto es historia conocida por todos. Marruecos desobedeció las ordenes de la MINURSO para evitar una violación del Acuerdo Militar Nº01, el Frente Polisario cumplió, luego ¿quién ha violado el acuerdo al persistir, atacar y construir sin autorización en una zona restringida?

Cuesta entender que Guterres llegue en sus conclusiones, a partir del párrafo 84, a que El Guerguerat es » la piedra angular» del reestallido del conflicto pero por alguna extraña razón no llega a denunciar la documentada y probada responsabilidad marroquí.

Origen: El Ejército marroquí está instalado en la brecha de Guerguerat y no tiene la intención de retirarse.