El Frente POLISARIO califica de nocivo e irresponsable el comportamiento de la Comisión INTA del Parlamento Europeo | Sahara Press Service

El Frente POLISARIO califica de nocivo e irresponsable el comportamiento de la Comisión INTA del Parlamento Europeo | Sahara Press Service

BRUSELAS, 16 de julio de 2021(SPS)-.  El Frente POLISARIO  denunció y calificó el comportamiento de la Comisión INTA del Parlamento Europeo»  de dañino e irresponsable».

Tras los  debates sobre el Acuerdo de Asociación UE-Marruecos y su extensión ilegal al Sáhara Occidental ocupado celebrados el martes, el Frente POLISARIO subrayó que estas conductas “no hacen más que dañar la imagen de la Unión Europea  en la escena internacional”

 

COMUNICADO DE PRENSA DEL SR.OUBI BOUCHRAYA, MIEMBRO DEL

SECRETARIADO NACIONAL DEL FRENTE POLISARIO ENCARGADO PARA EUROPA Y

LA UNIÓN EUROPEA

El Frente POLISARIO ha seguido con la mayor atención los debates celebrados ante la Comisión

INTA del Parlamento Europeo, el 13 de julio de 2021, sobre el Acuerdo de Asociación UE-Marruecos

y su extensión ilegal al Sáhara Occidental ocupado.

En esta ocasión, varios diputados interpelaron a la Comisión Europea sobre la no conformidad de los  productos agrícolas exportados por el ocupante marroquí, en fraude de la normativa europea. Por otra parte, la Comisión Europea ha anunciado el envío de una nueva misión de «visita» al territorio  ocupado, a finales del verano, para constatar los llamados «beneficios» del acuerdo de extensión, sin  tener en cuenta las sentencias del Tribunal.

En su calidad de único y legítimo representante del pueblo saharaui, el Frente POLISARIO denuncia  el comportamiento nocivo e irresponsable de la Comisión Europea.

Desde 2016, las jurisdicciones de la Unión Europea han dictaminado reiteradamente que, en  aplicación del principio de autodeterminación, el Sáhara Occidental tiene un estatuto separado y  distinto, y que el pueblo saharaui, representado por el Frente POLISARIO, constituye un sujeto tercero  en las relaciones UE-Marruecos cuyo consentimiento se impone a la Unión Europea,  independientemente de los beneficios alegados. Por lo tanto, el estado de derecho es claro: el pueblo  saharaui es el único dueño de su tierra y sólo él puede decidir soberanamente sobre cualquier actividad  económica o de otra índole en el Sáhara Occidental. Sin embargo, el pueblo saharaui nunca ha consentido ninguna exportación desde el Sáhara Occidental.

Esos flujos económicos, que tienen lugar fuera de todo marco jurídico, violan los derechos soberanos  del pueblo saharaui sobre su territorio nacional y sus recursos naturales. Asimismo, por lo que se  refiere a la «visita» al territorio saharaui, el Reino de Marruecos, cuya soberanía se limita únicamente  al territorio marroquí, no puede autorizar la entrada de agentes extranjeros en el territorio saharaui  ocupado. En ausencia de autorización expedida por las autoridades saharauis, la “visita” de los agentes de la Comisión constituiría, pues, una violación flagrante de la integridad territorial del Sáhara  Occidental.

La Comisión Europea solo conseguirá pérdidas totales. Para satisfacer los deseos del ocupante marroquí, acepta jugar contra su bando permitiendo exportaciones ilegales que destruyen los sectores  agrícolas en Europa. La Comisión Europea debe entrar en razón: no puede haber un desarrollo  económico próspero sin el respeto a la legalidad internacional. En cuanto a la llamada “visita” al  territorio ocupado, se anuncia para finales del verano, mientras que las nuevas sentencias del Tribunal  de la UE están previstas para septiembre. Esta prisa suscita incomprensión. ¿Cuál es la urgencia de  enviar esta “visita”? ¿Por qué no esperar a después de las sentencias del Tribunal? La Comisión da la  impresión de precipitarse para fortalecer al ocupante marroquí una última vez, antes de la irrupción de  una nueva crisis. Sus esfuerzos son inútiles y no hacen más que dañar la imagen de la Unión Europea  en la escena internacional. SPS.090/099

Origen: El Frente POLISARIO califica de nocivo e irresponsable el comportamiento de la Comisión INTA del Parlamento Europeo | Sahara Press Service