El Frente Polisario vincula el fin de la guerra con el cese de la ocupación marroquí del Sáhara Occidental

El Frente Polisario vincula el fin de la guerra con el cese de la ocupación marroquí del Sáhara Occidental

 

 
«No existe ningún otro proceso más allá que el Plan de Arreglo (de la ONU) que reside en la organización de un referéndum para la autodeterminación del pueblo saharaui, y la solución está en que el Reino de Marruecos respete sus fronteras internacionalmente reconocidas» (Ministro de Exteriores). 
 
El canciller saharaui ha advertido de que la guerra en el Sáhara Occidental es consecuencia de la intransigencia marroquí y que no acabará hasta que concluya la ocupación. 
 
El Consejo de Seguridad de la ONU ha confirmado los combates en su proyecto de resolución presentado por EE.UU, pero no ha establecido proceso para abordarlos.
 
Por Lehbib Abdelhay /ECS. Foto: 
 
Nueva York (ECS). – El ministro saharaui de asuntos exteriores, Mohamed Salem Uld Salek, reafirmó en declaraciones a la agencia de noticias saharaui SPS que la solución definitiva para el conflicto del Sáhara Occidental reside en el respeto por Marruecos de sus fronteras internacionalmente reconocidas.
 
“El día en que el Consejo de Seguridad fije una fecha para que la misión de la ONU para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) organice un referéndum de autodeterminación para el que fue creada y justifica su presencia en nuestra tierra, y en el que Marruecos renueve su compromiso con el Plan de Arreglo [ de la ONU], entonces el conflicto saharaui-marroquí habrá entrado en la etapa de una solución consensuada, realista, justa y duradera», dijo Salek.
 
«Hoy asistimos con repugnancia y regodeo a la continuación de los injustos intentos de eludir el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación, la independencia y la soberanía, en total contradicción con las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad», añade.
 
Este enfoque, agrega el mandatario saharaui, es injusto y no tiene futuro, por muy oculto que esté en términos y frases muy alejadas del texto y espíritu del acuerdo firmado entre las dos partes en conflicto, el Frente Polisario y el Reino de Marruecos, en 1991, bajo los auspicios de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de la Unidad Africana (UA), y ratificado por unanimidad por el Consejo de Seguridad. «La entrada en vigor del alto el fuego, como elemento de este acuerdo, cuyo único objetivo era crear las condiciones adecuadas para la organización del referéndum, la posterior retirada de Marruecos de este proceso, a mitad de camino, con la bendición y el apoyo de países muy conocidos (…), ha llevado, con todo el pesar, a la reanudación de la lucha armada, que no se va a parar hasta el cese de la ocupación marroquí de nuestro país y el respeto a nuestras fronteras y los derechos de nuestro pueblo», recalca Salek.
 
El canciller saharaui afirmó que la parte saharaui, que ha ejercido, durante tres décadas, la máxima moderación y ha cooperado con toda seriedad, sabiduría y responsabilidad con las Naciones Unidas, con todos los sucesivos secretarios generales de la ONU y sus enviados personales, y con la propia misión de la MINURSO, no permitirá, de ahora en adelante, que se siguen violando los derechos sagrados del pueblo saharaui, o cambiar la naturaleza jurídica de la cuestión saharaui como un tema de descolonización. «Ha llegado el momento de hablar en voz alta en el lenguaje de la verdad y con toda responsabilidad, seriedad y transparencia ante la imprudencia y los graves deslizamientos practicados por algunas potencias dentro del Consejo de Seguridad, que empujan a toda la región a la guerra y la inestabilidad, son plenamente responsables de las consecuencias de su injusta política», asevera.
 
En conclusión, el responsable de la diplomacia saharaui, reiteró que los mecanismos de la ONU encontrarán siempre en la parte saharaui una cooperación constructiva y responsable, eso sí, si el Proceso Político no se desvía de su camino, su naturaleza y los principios sagrados que lo establecen, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y las resoluciones del Consejo de Seguridad, desde los años sesenta del siglo pasado, y de acuerdo con las disposiciones de la Corte Internacional de Justicia, las Resoluciones de la Unión Africana y los requisitos de su Acta Constitutiva.
 
Estados Unidos presentó el jueves a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución sobre el conflicto del Sáhara Occidental y la misión de la MINURSO, del cual ECSAHARAUI recibió una copia en exclusiva. El Consejo de Seguridad se reunirá a finales de este mes para votar la resolución.
 
El proyecto de resolución reconoce explícitamente el colapso del alto el fuego en el Sáhara Occidental desde el 13 de noviembre de 2020. En el borrador de resolución elaborado por EE.UU, no hay mención a la mesa redonda, y esto está en consonancia con lo expresado recientemente por Argelia, que anunció que la única vía para solucionar el problema son las negociaciones directas entre las dos partes en conflicto, el Frente Polisario y Marruecos.
 
El Consejo de Seguridad, según el borrador de la resolución, pide una solución mutuamente aceptable que garantice el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui.
 
Por otro lado, a pesar de estos puntos importantes, el borrador no refleja la situación actual de la guerra en curso y no proporciona un paso concreto para abordarla (…), y ha pedido una prórroga de la MINURSO por un año completo hasta el 31 de octubre de 2022, destacando la necesidad de retomar las negociaciones bajo los auspicios del nuevo enviado de la ONU al Sáhara Occidental y la importancia de alinear el enfoque estratégico de la misión y dirigir los recursos de las Naciones Unidas a ese fin.
 

Origen: El Frente Polisario vincula el fin de la guerra con el cese de la ocupación marroquí del Sáhara Occidental.