El proceso de paz en el Sáhara Occidental no ha logrado sus objetivos debido a los aliados de Marruecos

El proceso de paz en el Sáhara Occidental no ha logrado sus objetivos debido a los aliados de Marruecos

 

ECS/APS.

El proceso de paz de la ONU en el Sáhara Occidental no alcanzó sus objetivos ya que los aliados de Marruecos, a saber: Francia, España y Estados Unidos, antepusieron sus intereses al derecho a la libertad e independencia de los saharauis, asegura Vivian Solana, profesora de antropología en la Universidad de Ottawa. Canadá.

«La ineficacia sistemática del proceso de paz de las Naciones Unidas en el Sáhara Occidental puede explicarse examinando lo que los aliados de Marruecos (especialmente Francia, España y Estados Unidos) ven como oportunidades y beneficios que se derivan de la ocupación marroquí del Sáhara Occidental.»

Sostiene la académica en una columna publicada recientemente en el Middle East Research and Information Project (MERIP), grupo de investigación que está interesado, en particular, en los conflictos en curso en la región de Oriente Medio.

Según Solana, firmas norteamericanas y europeas han invertido en el Sáhara Occidental en el marco de acuerdos económicos con Marruecos, para explotar los recursos de los territorios ocupados a pesar de la ilegalidad de este tipo de inversiones. El fosfato, los bancos pesqueros, los productos agrícolas y el petróleo son todos recursos que interesan a los aliados occidentales de Marruecos.

Tantas motivaciones, según la autora «empujan a los occidentales a dar prioridad a sus relaciones con Marruecos más que a los derechos políticos del pueblo saharaui y en detrimento del respeto del derecho internacional».

Según Vivian Solana, Francia ha utilizado, en varias ocasiones, su derecho de veto en la ONU contra las resoluciones que proponen dotar a la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas para la organización de un referéndum en el Sahara Occidental) de un mandato para garantizar el respeto de los derechos humanos en los territorios saharauis ocupados.

La catedrática también cree que el proceso de paz de Naciones Unidas en el Sáhara Occidental ha proporcionado a Marruecos una serie de ventajas para consolidar su presencia en los territorios ocupados. También le ahorró tiempo a la espera de obtener el apoyo político de sus aliados, que llegó con la proclamación realizada por el expresidente estadounidense Donald Trump el 10 de diciembre de 2020 sobre su reconocimiento de la supuesta soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental.

En relación a la lucha armada reiniciada en noviembre pasado, el Frente Polisario expresó su negativa a seguir cumpliendo con un proceso de paz que «ha servido más a la ocupación que a la paz misma», prosiguió la autora.

Según ella, existe un «deseo de ocultar la guerra que se desarrolla en los territorios ocupados para proteger este statu quo que es beneficioso para Marruecos y sus poderosos aliados.»

Origen: El proceso de paz de la ONU en el Sáhara Occidental no alcanzó sus objetivos ya que Francia, España y EE.UU anteponen sus intereses a los derechos políticos del pueblo saharaui.