Estados Unidos traicionó a la República Saharaui | Voz del Sahara Occidental en Argentina

Estados Unidos traicionó a la República Saharaui | Voz del Sahara Occidental en Argentina
 

Fuente y foto: La Prensa / Por Emilio Cárdenas*

La larga crisis de Medio Oriente, de naturaleza existencial para Israel, no ha terminado. Ni se ha resuelto. Pero en las últimas semanas han sucedido cosas verdaderamente extraordinarias, que parecen haber modificado sustancialmente su naturaleza. 

Me refiero al acercamiento de Israel y algunos países árabes, consecuencia de tener todos ellos un peligroso y desequilibrante enemigo común: Irán. Esta novedad tiene sus razones de ser. Y parece haber sido, en alguna medida, consecuencia de la activa política exterior de los Emiratos Árabes Unidos y de Bahrain. La primera ha hasta utilizado ya su importante y moderna capacidad militar en las crisis de Libia y de Yemen. La segunda, recordemos, considera a su propia minoría “shiita” como si fuera una suerte de “quinta columna” iraní, que hoy opera perversamente en su propio seno. Veamos cuales pueden ser, muy sintéticamente, las principales razones de lo antedicho.

Según algunos, ellas son:

  1. La generación inmediata de nuevas oportunidades recíprocas importantes en materia de comercio e inversión, que hasta ahora estaban postergadas.
  2. El deseo evidente del Estado de Israel de no seguir aislado” en su propio rincón del mundo.
  3. Poder presentar ante la posteridad los ahora llamados Acuerdos de Abraham, entre Israel y algunos países árabes, como un “triunfo mayúsculo” de la errática política exterior de la agonizante administración de Donald Trump.
  4. Postergar una vez más a los palestinos, que se constituyeron en una piedra inconmovible en el camino de la política externa de la administración norteamericana saliente.
  5. Condicionar estratégicamente -aún más- a Irán, el violento e incansable enemigo común.

Marruecos Colonial

El acercamiento promovido por los norteamericanos acaba de incluir también la llamada normalización de las relaciones externas entre Marruecos e Israel. Pero lo cierto es que Marruecos cobró a los EEUU un alto precio para suscribir el acuerdo respectivo. Y ese precio lo terminó pagando un tercero: la población originaria del Sahara Occidental: el pueblo saharaui, al que los EEUU e Israel de pronto traicionaron, reconociendo la soberanía marroquí sobre el disputado territorio del Sahara Occidental.

Recordemos que Marruecos se apoderó por la fuerza del Sahara Occidental tan pronto como España, que fuera en su momento la potencia colonial de ese extenso y árido territorio, renunciara, cansada, a seguirlo gobernando.

(…)

Leer artículo completo en el original: Estados Unidos traicionó a la República Saharaui | Voz del Sahara Occidental en Argentina