Francia reconoce la tortura y asesinato de Boumendjel y Audin: España debe esclarecer lo sucedido con Basiri

Francia reconoce la tortura y asesinato de Boumendjel y Audin: España debe esclarecer lo sucedido con Basiri
 
Una de las temáticas que impiden la reconciliación de las naciones con su pasado es el ocultamiento de la memoria y la omisión de las injusticias cometidas, especialmente contra los pueblos que han sido sometidos al yugo colonial.

Por ello Francia ha seguido las recomendaciones, Francia siguiendo las recomendaciones del historiador Benjamin Stora, reconoció “haber torturado y asesinado” al abogado argelino, Ali Boumendjel en Argel, 1957.

Anteriormente, Emanuel Macron admitió “en nombre de la República Francesa que Maurice Audin (conocido activista por la independencia de Argelia) fue torturado y luego ejecutado – o torturado hasta la muerte-por dos militares que lo habían detenido en su domicilio”.

Es obvio que los “gestos” de Francia aún no llegan al esclarecimiento deseado: reconocer la brutalidad cometida contra millones de argelinos durante más de un siglo de colonialismo. No obstante, el hecho supone un precedente que debe ser seguido por el resto de países con pasado colonial como España.
 
Una de las múltiples injusticias cometidas por España contra el pueblo saharaui, aparte de no concluir el proceso de descolonización, es no haber desvelado el destino de desaparecidos saharauis, entre los que se destaca el líder nacionalista, Sidbrahim Basiri.
 
Mas de 50 años después de su desaparición a manos del Estado español, aún se desconoce con total certeza el destino de Basiri. Una de las versiones más sólidas sobre el asunto aportada por Tomás Bárbulo, en su interesante Obra «La historia prohibida del Sahara Español», Ed. Destino poner año de publicación) apuntan a un caso de desaparición forzada y posterior ejecución extrajudicial. Es decir, similar a lo que hizo Francia con Boumendjel y Audin.

La diferencia es que Francia ha reconocido reconoció oficialmente el crimen cometido, y España, pese a periódicas peticiones a lo largo de los años de las entidades solidarias con el pueblo saharaui y de la Asociación de Familiares y Amigos de Basiri, Todavía no ha dado una explicación formal sobre los sucesos de Zemla, 1970.

Desde el punto de vista legal, España, por ser la potencia administradora del Sahara Occidental, y por formar parte de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas, está obligada a clarificar lo ocurrido con Basiri.

La aportación a la solución del conflicto del Sahara Occidental pasa por el reconocimiento de los crímenes cometidos contra el pueblo saharaui y adoptar políticas proactivas basadas en los principios básicos del derecho internacional: y en concreto, el derecho a la autodeterminación.

¿Seguirá Pedro Sánchez el ejemplo de su referente europeo, Macron, y reconocerá que su país estuvo detrás de la tortura y el asesinato del líder nacionalista saharaui, Basiri?

Origen: Francia reconoce la tortura y asesinato de Boumendjel y Audin: España debe esclarecer lo sucedido con Basiri