GUERRA DEL SAHARA OCCIDENTAL: La ONU asegura que los ataques han disminuido desde enero de 2021

GUERRA DEL SAHARA OCCIDENTAL: La ONU asegura que los ataques han disminuido desde enero de 2021
 
 

Por Lehbib Abdelhay

 

Nueva York (ECS).- El Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, filtró el 03 de octubre de 2022 su informe anual sobre la situación en el Sáhara Occidental al Consejo de Seguridad de la ONU.

ECSAHARAUI ha obtenido información de dicho informe preliminar, que todavía no se ha hecho público, y les ofrece una descripción (Resumen) de las principales temas tratadas por parte del Secretario General respecto a la situación en el Sáhara Occidental.

Este informe se presenta de conformidad con la resolución 2602 (2021) adoptada el pasado 29 de octubre del año pasado por el Consejo de Seguridad, en la que el Consejo prorrogó el mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) hasta el 31 de octubre de 2022. En el informe se exponen las novedades ocurridas hasta el 31 de agosto de 2022 desde la presentación del informe anterior del SG de la ONU, a principios de octubre de 2021 y se describen la situación sobre el terreno, el estado de la situación política en el Sáhara Occidental, la aplicación de la resolución 2606 (2021) y los problemas que afectan a las operaciones de la Misión (MINURSO), así como las medidas adoptadas para resolverlos.

En general, Guterres señala en su informe que todavía reina la tensión bélica en el Sáhara Occidental a ambos lados del muro marroquí. Si bien ambas partes se están librando una guerra, calificada por Guterres de «baja intensidad» tras la ruptura por parte de Marruecos del alto el fuego el 13 de noviembre de 2020, hubo una disminución notable del cumplimiento de las disposiciones del acuerdo militar núm. 1, en particular al este de la berma, es decir no acusa directamente a Marruecos de violar el alto el fuego más que el Frente Polisario. «Según los cálculos de la MINURSO basados ​​en incidentes informados, los ataques informados por las partes han disminuido constantemente desde enero de 2021. Si bien la MINURSO no ha podido confirmar el número y la ubicación de los bombardeos de forma independiente», aseguró Guterres.

Los efectos de la pandemia de coronavirus (COVID-19) en el Sáhara Occidental ocupado, según Guterres, fueron notables. La guerra y la crisis sanitaria causada por la pandemia de Covid-19, son dos factores que «han modificado considerablemente el entorno operativo de la misión de la ONU para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO), limitando la capacidad de la misión para cumplir con su mandato», según el informe que todavía no se ha hecho público.

Antonio Guterres, en su informe, considera que la situación en el Sáhara Occidental se ha «deteriorado drásticamente» desde el estallido de la guerra hace dos años. Atribuye la degradación a que se reanudó la guerra entre el Frente Polisario y Marruecos.

Durante el período que abarca el informe, la situación sobre el terreno en el Sáhara Occidental se mantuvo relativamente perturbable por la reanudación de la guerra. La MINURSO continuó implementando su mandato de observar e informar sobre la guerra en curso. En general, Antonio Guterres cree que «la situación en el Sáhara Occidental está en relativamente perturbable debido a la escalada militar», señalando, sin embargo, que «las tensiones entre las partes, incluidos los problemas no resueltos relacionados, así como los problemas de seguridad, el entorno operativo y la implementación del mandato de la Minurso, son los causantes de esta degradación que han llevado a la guerra».

Observaciones y recomendaciones contenidas en el informe del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la situación en el Sáhara Occidental

«Sigo profundamente preocupado por los acontecimientos en el Sáhara Occidental. La reanudación de las hostilidades entre Marruecos y el Frente Polisario sigue siendo un gran desafío para lograr una solución política a este prolongado conflicto. Las incursiones diarias en la franja de protección adyacente a la berma y las hostilidades entre las partes en esta zona en violación de su condición de zona desmilitarizada deberían seguir siendo, en cambio, la piedra angular de una resolución pacífica de la situación en el Sáhara Occidental. La falta de un alto el fuego efectivo amenaza la estabilidad de la región, con el riesgo de una escalada a medida que continúan las hostilidades. La implementación de ataques aéreos y bombardeos a través de la berma continúan aumentando las tensiones», subrayó Guterres.»Y a pesar de este contexto desafiante», prosigue Guterres, «sigo creyendo que una solución política a la cuestión del Sáhara Occidental es posible siempre que todas las partes involucradas se comprometan de buena fe ya que hay un apoyo continuo de la comunidad internacional». «La ONU exhorta a todos las partes interesadas ​​en la cuestión del Sáhara Occidental a reunirse en busca de una solución pacífica. Los esfuerzos de mi Enviado Personal brindan una oportunidad que insto a todos a aprovechar. Se requiere una fuerte voluntad política para encontrar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que garantice la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental de conformidad con las resoluciones 2440 (2018), 2468 (2019), 2494 (2019), 2548 ( 2020) y 2602 (2021)», dijo Guterres.

Guterres pide a todas las partes involucradas a facilitar el trabajo de su Enviado Personal con mente abierta y desistir de las condiciones previas para relanzar el estancado Proceso Político. El SG de la ONU afirma que se deben tener debidamente en cuenta los precedentes establecidos por su Enviados Personales anteriores en el marco de las resoluciones del Consejo de Seguridad.

En este contexto, el Secretario General de la ONU lamenta la desconfianza continúa entre las partes. «Los problemas no resueltos y los gestos unilaterales son una fuente constante de tensión y repercuten negativamente en la situación. Animo a las partes a que se centren en sus intereses y las insto a que se abstengan de empeorar aún más la situación», agrega Guterres.

Asi, Guterres reitera el papel fundamental de los países vecinos para encontrar una solución a la cuestión del Sáhara Occidental. «Reitero mi preocupación por el deterioro de las relaciones entre Marruecos y Argelia. Animo a los dos países a reanudar el diálogo para reparar sus relaciones y renovar los esfuerzos hacia la cooperación regional, incluso con miras a crear un entorno propicio para la paz y la seguridad», añade.

El Secretario General de la ONU reconoce que la misión (MINURSO) opera en un contexto operativo y político radicalmente cambiado desde la reanudación de la guerra en el Sáhara Occidental. «Insto encarecidamente al Frente Polisario a que elimine todas las restricciones a la libertad de movimiento de los observadores militares, los convoyes terrestres, los activos aéreos y el personal de la MINURSO al este de la berma. También sigue siendo esencial que el Ejército Real de Marruecos se abstenga de realizar actividades militares que puedan afectar directa o indirectamente las operaciones de la MINURSO al este de la berma. Me preocupa que, sin plena libertad de movimiento, es posible que la MINURSO no pueda mantener su presencia al este de la berma», advierte Guterres.

Origen: Guerra del Sáhara Occidental: La ONU asegura que los ataques han disminuido desde enero de 2021