La calma campa a sus anchas, pese a la alerta terrorista, en los campamentos saharauis

Si algo caracteriza a los campamentos saharauis, en líneas generales, es la tranqulidad, convertida en larga espera de 45 años desde que los primeros refugiados se asentaran en Tinduf, al suroeste de Argelia, a la espera de la resolución del conflicto con Marruecos.

La alerta del Ministerio de Exteriores de España por «inminente riesgo de atentado yihadista» en un territorio donde residen unas 200.000 personas no parece que haya roto la calma.

(…)

Leer artículo completo en eldiario.es: La calma campa a sus anchas, pese a la alerta terrorista, en los campamentos saharauis