La espantada de España en la ONU, desmoralizadora | Movimiento por los Presos Políticos Saharauis

La espantada de España en la ONU, desmoralizadora | Movimiento por los Presos Políticos Saharauis

Excmo. Sr. ministro de Asuntos Exteriores,

Unión Europea y Cooperación

Plaza de la Provincia

28012 – Madrid

Madrid, 17 de octubre de 2022

Asunto: la espantada de España en la ONU, desmoralizadora

Excmo. Sr. ministro,

Se acaba de celebrar en Nueva York la 77 sesión de la IV Comisión de las Naciones Unidas. Esta IV Comisión -de política especial y descolonización- tiene como razón de ser la emancipación de los pueblos por su autodeterminación.

Muchas intervenciones han girado en torno a la ilegal ocupación del Sahara Occidental por Marruecos, pidiendo un referéndum de autodeterminación y denunciando el incumplimiento de las resoluciones y de la carta de las NNUU.

Entre otros aspectos, se han referido a un régimen de apartheid entre colonos, al muro de la vergüenza que divide familias y territorio, al sufrimiento en los campos de refugiados, a la violencia y la vulneración de los derechos humanos en los territorios ocupados, a que se escuche a las víctimas, a los presos saharauis en las cárceles marroquíes condenados en juicios farsa, sin acceso a un abogado, sometidos a torturas,

Pero la intervención más curiosa es la que no se ha dado. España se ha achantado in extremis, cuando ya tenía el micrófono en la mano. ¿La potencia administradora de iure del Sahara Occidental no tiene nada que decir? ¿Cómo le podemos pedir que defienda a los presos políticos saharauis si no es capaz de defender la legalidad internacional ante las NNUU?

Sin embargo, ahí estaban las denuncias preguntando cómo las Naciones Unidas no han impuesto sanciones ante el informe anual del Secretario General que denuncia violaciones de los derechos humanos en territorios ocupados; ante lo que son ya tres decisiones del Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas contra Marruecos por torturas a los presos políticos saharauis.

A pesar de su actitud desesperanzadora, nuestra obligación es insistir y pedirle que rectifique. Defienda los derechos de los presos políticos saharauis en cárceles marroquíes. ¿Hay que recordarle que se lo exige a España la carta de las Naciones Unidas como potencia administradora de iure que es?

Cristina Martínez Benítez de Lugo

Movimiento por los Presos Políticos Saharauis