La «mano tendida» de Mohamed VI a Argelia no puede representar un acontecimiento diplomático ni abrir perspectivas (diplomático)

La «mano tendida» de Mohamed VI a Argelia no puede representar un acontecimiento diplomático ni abrir perspectivas (diplomático)
 
Rahabi: qué hay detrás de la «mano tendida» de Mohamed VI a Argelia
 
ECSAHARAUI 
 
Argel (ECS). – Para el diplomático y ex ministro argelino Abdelaziz Rahabi, el discurso del Rey de Marruecos Mohamed VI con motivo de la fiesta del trono evoca las relaciones con Argelia en los mismos términos que las de los últimos años. Una vez más responsabiliza a Argelia del fracaso de la construcción magrebí, del mal estado de las relaciones bilaterales y pretende aparentar el sentimiento de un Marruecos víctima pero dispuesto al diálogo, según recoge el diario TSA.
 
En realidad, no es así, al contrario, el Marruecos oficial está liderando una operación para machacar a Argelia presentándola como aliada de las potencias y grupos antioccidentales y su diplomacia como hostil a los intereses americanos y europeos. Así, lideró una campaña contra la posición de Argelia sobre la guerra de Ucrania y ahora participa activamente en involucrar a Argelia en las tensiones entre Irán, los países del Golfo e Israel en las que Argelia no tiene responsabilidad de ningún tipo.
 
En el plano bilateral, Marruecos sigue una estrategia francamente hostil a Argelia al tratar de depreciar y falsificar su larga historia, para atacar en particular, en sus redes sociales, a la institución presidencial a la que designa libremente, además, como interlocutor privilegiado y llevar a cabo una guerra sistemática contra el ejército argelino y su mando.
 
Como tal , este discurso no puede representar un acto diplomático ni abrir perspectivas de buenas relaciones de vecindad teniendo en cuenta que las condiciones que imperaban en su ruptura siguen presentes y no fueron mencionadas por el rey marroquí.
 
La tradición y el buen uso de diplomacia recomiendan que la buena voluntad o el ofrecimiento de diálogo sean precedidos por medidas que sean consecuentes, cualitativas y acordes con el objetivo declarado.
 
Mohamed VI dijo en su discurso grabado que “hay quienes nos acusan de insultar al pueblo argelino, y no lo hicimos» haciendo de nuevo el habitual llamamiento que preside cada discurso «Llamamos a abrir las fronteras y lograr la hermandad»
 
«Queremos acabar con los problemas entre Argelia y Marruecos», añade el rey marroquí. Y agrega «hago un llamamiento a los marroquíes para mostrar los valores de buena vecindad que nos unen a nuestros hermanos argelinos.
 
Fueron algunas de las palabras que dedicó a Argelia a pesar de la hostilidad mostrada mes a mes tanto por sus ministros como por la prensa afín a Rabat.
 

Origen: La «mano tendida» de Mohamed VI a Argelia no puede representar un acontecimiento diplomático ni abrir perspectivas (diplomático)