La misión marroquí en la ONU lanza una campaña pidiendo la detención de la activista saharaui Sultana Jaya, que lleva un año en arresto domiciliario

La misión marroquí en la ONU lanza una campaña pidiendo la detención de la activista saharaui Sultana Jaya, que lleva un año en arresto domiciliario

 

Por Ali Brahim Mohamed /ECS 
 
Madrid (ECS). – Desde la semana pasada, la defensora saharaui de los derechos humanos en el Sáhara Occidental, Sultana Jaya, ha sido objeto de una cruel campaña lanzada por la misión permanente de Marruecos en la ONU, los medios de comunicación marroquíes y los foros afín al régimen, pidiendo su arresto inmediato por cargos de portar armas e incitar a las fuerzas marroquíes en el Sáhara Occidental.
 
La campaña maliciosa, según una investigación de ECSAHARAUI, fue lanzada desde la sede de la misión de Marruecos en la ONU, donde el embajador permanente de Marruecos, Omar Hilal, mostró una foto tomada por la activista durante maniobras militares de hace diez años, alegando que el Frente Polisario está «armando a los niños «y a acusa abiertamente a la activista Sultana Jaya de» recibir entrenamiento militar para portar armas» durante su visita, de hace 10 años, a los campamentos de refugiados saharauis.
 

 
Dado que la misión permanente de Marruecos ante las Naciones Unidas se centró en el caso de Sultana Jaya, se ha lanzado otra campaña paralela dentro de Marruecos en las de redes sociales, en los medios de comunicación y los foros de Facebook y Twitter pidiendo su arresto inmediato por «terrorismo, por portar un arma e incitación a cometer delitos que afecten a la seguridad del Estado».
 
Los detalles de esta campaña policial nos recuerdan las campañas que siguieron al desmantelamiento violento del campamento de Gdeim Izik en 2010, así como los graves incidentes ocurridos en el Sáhara Occidental después de la Inrifada en 2005.
 
La activista saharaui Sultana Jaya y su familia han sido sometidas a las más horribles formas de tortura física y psicológica y violación durante todo un año de asedio y arresto domiciliario ilegal en su casa en la ciudad ocupada de Bojador, con el objetivo de obligarla a abandonar su activismo.
 
Además de una serie de brutales ataques e intentos de asesinatos, la activista Sultana Jaya fue infectada intencionalmente con Covid 19, por elementos de las fuerzas de ocupación marroquíes, durante un asalto a su casa en la madrugada del pasado 22 de agosto. El 8 de noviembre, dos meses después, de nuevo fue inyectada con una sustancia desconocida durante una redada de fuerzas marroquíes en su casa alrededor de las 5:30 de la mañana, donde todos los miembros de la familia fueron agredidos, incluida su madre de 84 años.


Con el lanzamiento de esta campaña, las fuerzas de ocupación marroquíes pretenden cambiar el lenguaje de la tortura, la intimidación y los intentos de asesinato. Ahora Marruecos quiere que la activista saharaui Sultana Jaya abandone su activismo pacífico, iniciado el pasado 19 de noviembre, o tendrá que esperar ser asesinada o encarcelada.
 

Origen: La misión marroquí en la ONU lanza una campaña pidiendo la detención de la activista saharaui Sultana Jaya, que lleva un año en arresto domiciliario.