La oportunidad perdida de la justicia marroquí | Contramutis

La oportunidad perdida de la justicia marroquí | Contramutis
 
  • El Tribunal de Casación ratifica las penas a los presos de Gdeim Izik: 8 cadenas perpetuas, tres de 30 años, cinco de 25 y tres de 20 .
  • Fueron condenados sin pruebas y en juicios llenos de irregularidades.
  • El campamento de Gdeim Izik, la expresión saharaui por la libertad, fue desmantelado violentamente por las fuerzas de ocupación marroquíes.

Cristina Martínez Benítez de Lugo.-

La justicia marroquí tenía una oportunidad de demostrar su imparcialidad. La ha perdido.

El Tribunal de Casación marroquí ha confirmado las penas impuestas contra el grupo de Gdeim Izik.

El campamento de Gdeim Izik, levantado a 15 kilómetros de El Aaiún,  fue un movimiento reivindicativo surgido espontáneamente en los territorios ocupados del Sahara Occidental contra el ocupante. Congregó durante un mes a decenas de miles de saharauis y fue violentamente desmantelado por las fuerzas de ocupación. Hubo detenciones y torturas de muchos saharauis, y al final implicaron a 25. De ellos, uno, Hassana Aalía, ahora asilado en España, escapó. Mohamed El Ayoubi murió en libertad condicional víctima de torturas y negligencia médica. Otros cuatro reos Dich Dafi, Larabi El Bakay, Takki Machdoufi y Abderraman Zeyou ya cumplieron sus condenas. Quedan 19 prisioneros en la cárcel con 8 perpetuas, más 30, 25 y 20 años. Están repartidos por varias cárceles marroquíes, lejos de su tierra, el Sahara Occidental, ignorando Marruecos, una vez más, la justicia internacional.

(…)

Leer artículo completo en el original: La oportunidad perdida de la justicia marroquí | Contramutis