La petrolera New Age (African Global Energy) abandona las aguas del Sáhara Occidental por decisión de China

La petrolera New Age (African Global Energy) abandona las aguas del Sáhara Occidental por decisión de China

 
Agencias 
 
Madrid (ECS). – La compañía petrolera constituida bajo la ley británica, pero con capital chino, New Age acaba de cerrar su filial en el Sáhara Occidental ocupado, que había estado explorando el bloque petrolero Foum Ognit desde 2014, frente a las costas de El Aaiún, según ha adelantado el digital francés Africa Intelligence.
 
Con esta decisión, la petrolera New Age vetó los proyectos que Marruecos realiza en la costa del Sáhara Occidental. El 23 de diciembre la firma británica presentó ante el registro del juzgado mercantil de Casablanca los actos de disolución de su filial marroquí. Se formó en 2014, cuando el grupo obtuvo cuatro licencias de exploración en el bloque Foum Ognit, ubicado frente a El Aaiún, en el Sáhara Occidental. New Age posee el 56,25%, junto a la Oficina Nacional de Hidrocarburos y Minas (ONHYM, 25%) y Glencore (18,75%). El gigante comercial suizo (Glencore) se retiró tres años después, bajo la presión de activistas a favor de la independencia del Sáhara Occidental. La situación actual en el territorio ha provocado la retirada de empresas y compañías internacionales.
 

 
A pesar de la deserción de Glencore, New Age continuó con el trabajo de exploración preliminar, completando la interpretación de 999 km² de datos sísmicos 3D en 2018.
 
La disolución de «New Age Marruecos» es parte de la «gran limpieza» iniciada por la petrolera en su cartera de proyectos, que también resultó en el cierre de sus actividades comerciales en Kurdistán. Otros activos africanos podrían estar preocupados, para reenfocar la actividad en Camerún y Congo (IA del 01/07/20). El contexto geopolítico también podría haber influido. Con sede en Londres y domicilio en Jersey, New Age es mayoritariamente propiedad de capital chino: si el grupo Wison (una de cuyas subsidiarias está posicionada en el proyecto de gabarras de regasificación buscado por Rabat, ahora es propiedad mayoritaria de los fondos de capital de riesgo chinos HOPU Investments y Kerogen Capital. Pero Pekín está mostrando mucha cautela en el tema del Sáhara Occidental, para no ofender a Argelia, donde sus grandes grupos estatales han ganado miles de millones de euros en contratos. El peñasco de Foum Ognit es también uno de los más cercanos al archipiélago español de las Islas Canarias. La exploración de petróleo y gas en la zona genera regularmente tensiones entre Rabat y las autoridades españolas.
 

Origen: La petrolera New Age (African Global Energy) abandona las aguas del Sáhara Occidental por decisión de China.