La RASD condena los intentos de Marruecos de relacionarle con el terrorismo y le recuerda sus vínculos probados con el terrorismo y la droga

La RASD condena los intentos de Marruecos de relacionarle con el terrorismo y le recuerda sus vínculos probados con el terrorismo y la droga

 
Un Marruecos desesperado ante la inevitabilidad histórica y frente a la coyuntura actual de guerra de liberación y fracaso diplomático, recurre de nuevo a la infundada baza del terrorismo usando un apellido como evidencia para dañar la legítima lucha del pueblo saharaui.
 
Por Lehbib Abdelhay /ECS 
 
ECS. Bir Lehlu. | El gobierno de la República Saharaui ha emitido un comunicado después de que varios medios de comunicación marroquíes afines al régimen así como medios franceses difundieran la existencia de una supuesta relación entre el líder del Estado Islámico en el Gran Sahara recién asesinado por las fuerzas francesas en Malí y la justa lucha del pueblo saharaui y su representante único y legítimo; el Frente POLISARIO. El Ministerio de Información de la República Saharaui emitió una nota desmintiendo los intentos de criminalizar la causa saharaui y recordó el destacado papel contra el terrorismo y la inmigración que juega en la región, asimismo señaló que es Marruecos quien está documentada su participación con el narcotráfico, terrorismo y la inmigración irregular en África y parte de Europa, como se vió en Ceuta el pasado Mayo.
 
La nota condenó en los términos más contundentes los intentos de la prensa marroquí y los círculos de poder de Rabat de crear un contexto que intenta relacionar forzosamente a Adnan Abu Al Walid Al Sahrawi con la lucha del pueblo saharaui usando para ello su apellido “Sahrawi” como evidencia de una conexión o relación inexistente. La nota agregó que el mismo terrorista neutralizado ya cometió un atentado terorrista precisamente en los campamentos de refugiados saharauis en 2011 por el que secuestró a cooperantes italianos y españoles y que luego fueron liberados gracias a la rápida acción de las fuerzas de la República Saharaui que persiguió al grupo terrorista.
 
En la misma estela, el Ministerio de Información saharaui recordó que su lucha se enmarca en la legalidad internacional:
 
“Es destacable la apuesta del pueblo saharaui y del Frente Polisario, desde su constitución hasta hoy como movimiento responsable de liberación nacional, por liderar la lucha del pueblo saharaui de manera pulcra en el marco del derecho internacional y el derecho humanitario, y su posición consciente, permanente y estratégica de no tolerar ningún acto que pueda dañar este principio sagrado. Este es el legado del Polisario y del pueblo saharaui durante cinco décadas y, según el testimonio del mundo entero, es irrefutable frente a la confusión, la manipulación o el engaño.”
 
En el mismo sentido, la República Saharaui subrayó el papel negativo del Reino de Marruecos en todo tipo de crimen organizado, al existir pruebas tanto de organizaciones internacionales como de agencias especializadas, de que Marruecos inunda la región con narcotráfico y promueve el establecimiento de alianzas entre contrabandistas y grupos terroristas que operan en la región.
 
Concluyendo el comunicado, la República Saharaui aseveró que el pueblo saharaui continuará su legítima lucha con todas sus fuerzas en el marco de la legalidad internacional que garantiza el derecho a la autodeterminación e independencia, independientemente de la propaganda de Marruecos y su prensa, que solo reproduce las mismas estrategias coloniales antaño usadas por otras potencias ocupantes. El gobierno saharaui insistió en que el régimen marroquí siempre ha intentado en vano la acusación de terrorismo contra el pueblo saharaui con el propósito de incidir en su marcha hacia la liberación e independencia, así como menoscabar y desprestigiar al Frente POLISARIO.
 
Lo cierto es que el terrorismo al igual que las acusaciones de supuestas donaciones de armas iraníes a los saharauis carecen de todo fundamento, incluso España desmintió las conexiones, y solo se basan en la agenda expansionista del régimen marroquí para intentar complacer a sus aliados; EE.UU e Israel. En el mismo sentido, mientras Marruecos intenta a toda costa marroquinizar el Sáhara Occidental mediante una supresión de su identidad, cultura y derechos, ahora pretende saharauizar el terrorismo en el Sahel en lo que es otro acto que muestra su desesperación y confusión ante la inevitabilidad histórica del estado saharaui.
 

Origen: La RASD condena los intentos de Marruecos de relacionarle con el terrorismo y le recuerda sus vínculos probados con el terrorismo y la droga.