La República Saharaui presenta su plan sobre el clima en la COP26 de Glasgow

La República Saharaui presenta su plan sobre el clima en la COP26 de Glasgow

Por Salem Mohamed.

ECS. Glasgow. | Desde uno de los lugares más duros del planeta, los campamentos de refugiados en el desierto del Sáhara, el gobierno de la República Saharaui ha preparado una contribución «orientativa» determinada a nivel nacional (iNDC) para el Sáhara Occidental, para desafiar la injusticia climática, el colonialismo climático y para establecer una visión para la acción climática. El iNDC será lanzado coincidiendo con las negociaciones de la COP26, de las cuales el pueblo saharaui y su gobierno son excluidos como resultado del conflicto, la ocupación y la realpolitik.

Marruecos ocupa las tres cuartas partes del Sáhara Occidental bajo una ocupación militar ilegal. Sus reclamos sobre el territorio han sido refutados por la Corte Internacional de Justicia y otros tribunales de todo el mundo, incluido el Tribunal de Justicia de la UE, así como por la ONU, que considera al Sáhara Occidental como un territorio no autónomo, una colonia. A pesar de esto, Marruecos ha aprovechado los mecanismos de gobernanza y financiación climática para posicionarse como un líder y reforzar su ocupación, incluyendo al Sáhara Occidental en los cálculos de sus emisiones territoriales y acciones planificadas de mitigación y adaptación. Marruecos se ha presentado al Mecanismo de Desarrollo Limpio de la ONU (MDL) para financiar la energía renovable en el Sáhara Occidental ocupado, utilizando financiación privada y presentando acreditación bajo esquemas de compensación para desarrollar infraestructura renovable en las áreas ocupadas.

Mientras viven bajo ocupación o como refugiados expuestos a algunos de los peores impactos del cambio climático, los habitantes del Sáhara Occidental están excluidos de la financiación climática internacional y de los mecanismos de gobernanza de los que se beneficia el ocupante Marruecos. El gobierno electo saharaui no puede acceder a financiamiento internacional para el clima o apoyo técnico que permitiría a su gente adaptarse al empeoramiento de las consecuencias de la crisis climática porque la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) aún no es un estado miembro de la ONU.

 

»No solo se trata de un caso de extrema injusticia climática, es un ejemplo literal de colonialismo climático.»

 

»La gobernanza climática global favorece sistemáticamente a Marruecos y excluye a la RASD, lo que ayuda a Marruecos a fortalecer su ocupación mientras se niega a los saharauis los medios para enfrentar la crisis climática.» dijo Nick Brooks de Garama 3C Ltd, que apoyó el desarrollo del iNDC saharaui. »No solo se trata de un caso de extrema injusticia climática, es un ejemplo literal de colonialismo climático.»

A diferencia de otros países en desarrollo, la RASD no puede acceder a los recursos que necesita para desarrollar energías renovables, adaptar su resiliencia a las tensiones e impactos climáticos, o aclimatarse a los efectos cada vez mayores del cambio climático. La RASD no puede ser parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) ni signatario del Acuerdo de París, lo que significa que los saharauis no tienen voz sobre el cambio climático en el sistema de la ONU.

»Nuestro pueblo no solo está sometido a una ocupación brutal, también está en primera línea de la crisis climática», afirmó Adda Brahim, Ministro de Medio Ambiente y Recursos Hídricos del gobierno saharaui; «No tenemos tiempo que perder. Nuestro iNDC identifica acciones que se pueden tomar en las circunstancias actuales y acciones que se pueden tomar una vez que se complete el proceso de descolonización dirigido por la ONU. Sobre todo, destaca nuestra necesidad de ser capaces de acceder a la financiación climática y participar en los mecanismos de gobernanza climáticos, incluidas las negociaciones, en línea con los principios de justicia climática establecidos en el Acuerdo de París. Pedimos la participación plena en las reuniones del CMNUCC, incluida la presentación de NDC formales, cuyo desarrollo debe ser apoyado a través de los mismos mecanismos de asistencia financiera y técnica abiertos a otros países vulnerables en desarrollo.»

• El iNDC ha sido desarrollado por un equipo de expertos saharauis e internacionales coordinados por Garama 3C Ltd. Todas las partes han contribuido a la realización del iNDC de forma voluntaria.

• Descargar el plan NDC de la República Saharaui.

• Para obtener más información sobre el iNDC saharaui, ponerse en contacto con el Sr. Saleh Brahim del Ministerio de Medio Ambiente saharaui y Recursos Hídricos. (polisario.sahralibre.polisario@gmail.com)

Antecedentes del iNDC:

• Un NDC es un documento oficial que establece lo que un país pretende hacer para abordar el cambio climático a través de la mitigación (reducir la emisión de gases de efecto invernadero) y adaptación (reducir los riesgos del cambio climático y abordar los impactos). Los países que han firmado el Acuerdo de París deben presentar sus NDC a la Secretaría de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). La RASD no puede firmar el Acuerdo de París porque aún no es un estado miembro de la ONU ni es parte de la CMNUCC. No obstante, este iNDC indica el compromiso del gobierno saharaui en abordar el clima y ser incluido en los mecanismos internacionales correspondientes.

• El iNDC saharaui destaca las medidas que se pueden tomar de inmediato para: abordar los riesgos de inundaciones en los campamentos; hacer llegar energía renovable innovadora a pequeña escala para refugiados y familias nómadas; establecer sistemas de seguimiento de las emisiones, salud ambiental y clima; coordinar el plan de cambio climático con todas las instituciones gubernamentales; y desarrollar más capacidad a través de la formación y la educación sobre el cambio climático.

• Sujeto a la descolonización, el iNDC identifica medidas para: llevar a cabo evaluaciones integrales de riesgo climático para la RASD; revisar y mejorar la planificación de la infraestructura para los riesgos del cambio climático a lo largo de la costa; proteger a las especies vulnerables y ecosistemas costeros; y abordar los impactos del Muro marroquí en los ecosistemas.

• El iNDC destaca la necesidad de que la RASD acceda al financiamiento climático para implementar estas medidas, así como acceder a los mecanismos de gobernanza climática, incluidas las negociaciones climáticas, de conformidad con los principios de justicia climática establecidos en el Acuerdo de París. Estos principios requieren la plena participación de la RASD en los procesos de la CMNUCC, incluida la presentación de los NDC formales, cuyo desarrollo debe ser apoyado a través de los mismos mecanismos de asistencia abiertos a otros países vulnerables en desarrollo.

Información general sobre el Sáhara Occidental:

• El Sáhara Occidental está designado por las Naciones Unidas como un territorio no autónomo, una designación utilizada para territorios en los que el proceso de descolonización es incompleto.

• La Corte Internacional de Justicia concluyó en 1975 que no existían lazos de soberanía entre Marruecos y el Sáhara Occidental, y destacó el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación. Sin tener en cuenta esta decisión, Marruecos invadió el Sáhara Occidental cuando España – potencia colonial de iure en el territorio – se retiró.

• El Frente Polisario – movimiento de liberación nacional saharaui – resistió la ocupación militar de Marruecos y proclamó la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) en febrero de 1976. La ONU reconoce al Frente Polisario como el representante del pueblo del Sáhara Occidental. La RASD tiene todos las estructuras de un estado en pleno funcionamiento. Ha sido reconocido por unos 80 países y es miembro fundador de la Unión Africana.

• La guerra se prolongó en el Sáhara Occidental hasta 1991, cuando la ONU negoció un alto el fuego y prometió un referéndum sobre la autodeterminación. Este referéndum nunca ha tenido lugar. En noviembre de 2020 se rompió el alto el fuego cuando Marruecos invadió una zona de amortiguamiento desmilitarizada para dispersar a civiles saharauis que protestaban por la explotación de Marruecos de los recursos naturales del Sáhara Occidental y su exportación a través de la zona desmilitarizada.

• Hoy, el Sáhara Occidental está dividido entre una zona ocupada por Marruecos y una zona bajo el control de la RASD. Estas dos zonas están físicamente separadas por el Muro marroquí, una barrera física construida por Marruecos que consta de fortificaciones, búnkeres, vallas y campos minados.

• Una proporción considerable de los saharauis vive en campamentos de refugiados en Argelia, donde están expuestos regularmente a inundaciones devastadoras, calor extremo, tormentas de polvo y escasez de alimentos y agua. El resto vive bajo la ocupación marroquí y son sistemáticamente excluidos y discriminados por las autoridades de ocupación marroquíes. Los saharauis del territorio ocupado han informado de un aumento en la represión por parte de las fuerzas de seguridad marroquíes desde la reanudación de las hostilidades armadas, incluidos allanamientos domiciliarios, detenciones, secuestros y torturas. El informe anual de Freedom House de 2021 sobre el estado de los derechos civiles y políticos en el mundo clasifica al Sáhara Occidental junto a Siria y Corea del Norte en términos de libertades políticas.

Origen: La República Saharaui presenta su plan sobre el clima en la COP26 de Glasgow.